Pokémon GO análisis Android iOS
Análisis

Pokémon GO - Análisis para Android e iOS

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: Móvil

No voy a perder ni un segundo explicando qué es Pokémon GO porque, a estas alturas, incluso el criogenizado Walt Disney tiene que estar hasta las narices de oír hablar del  último éxito de Nintendo. Tras una semana de sufrimiento, viendo cómo el juego se lanzaba en otros países y la locura se iba apoderando de los usuarios allí donde llegaba, por fin se puede descargar Pokémon GO para iOS y Android en España... De forma oficial.

Porque para qué engañaros: mis amigos, mis vecinos y hasta mi abuela han estado capturando Pikachus desde el instante que la APK apareció en la red. Supongo que tanto Nintendo como Niantic tendrán un buen motivo que justifique este lanzamiento "escalonado", pero a simple vista no parece un movimiento demasiado inteligente... Porque imagino que todas las descargas de la APK no computan dentro de las tiendas oficiales, y a ellos les interesa que lo hagan para colocarse en lo más alto de las listas de cada país ¿no? En realidad no tengo ni idea de cómo va eso, si hay algún experto en la sala, ¡yo te invoco!

Pero lo importante es que Pokémon para móviles ya está aquí, y, de una manera o de otra, he viajado a cualquier lugar y he llegado a cualquier rincón para poder desentrañar el poder que hay en Pok... para traeros el análisis de Pokémon GO. Es el momento decisivo, el combate final, el último enfrentamiento de la Liga Pokémon: ¿merece la pena fundir la batería y quedarse sin datos para atrapar Pokémon?

¿Así que quieres convertirte en maestro Pokémon?

Antes de entrar en materia, hay que dejar muy claro que al tratarse de una aplicación para móviles, la experiencia puede variar enormemente de un terminal a otro. En mi caso, he jugado utilizando un Xiaomi MI3, dispositivo bastante potente, pero que se aleja de los estándares actuales de la gama alta.

Y la experiencia ha sido bastante irregular. El teléfono se sobrecalienta que da gusto y chupa batería al mismo ritmo que un Lickitung (existe una opción para ahorrar energía dentro del propio juego, pero no he notado diferencia alguna). En muchas ocasiones, la aplicación es incapaz de detectar el GPS o se queda "pillada"... Y casi siempre en el momento "idóneo", justo cuando estás a punto de atrapar un Pokémon al que llevabas media hora siguiéndo la pista.

He tenido que cerrar por completo la app en incontables ocasiones para poder seguir jugando, y he detectado cosas bastante extrañas, como que presenta menos errores cuando el GPS está desactivado... Aunque, por otro lado, el consumo de datos es bastante reducido. Por poner un ejemplo, hoy he estado fuera aproximadamente una hora y Pokémon GO ha consumido 6,7MB.

Pokémon GO

Pero más allá de todos estos fallos que, insisto, pueden deberse al propio teléfono (e incluso aunque sean generales, se podrían solucionar en el futuro con una actualización), son más preocupantes los problemas que afectan directamente al gameplay. He estado en zonas de hierba esperado hasta diez minutos sin que ninguna criatura asomase la cabeza.

Y, sin embargo, al iniciar la aplicación siempre (SIEMPRE) me aparece algún Pokémon salvaje, esté donde esté. El problema es especialmente molesto, sobre todo cuando te pegas una buena caminata en busca de un Dragonite de la lista de Pokémon cercanos, y, a pesar de estar en el lugar correcto, no aparece en pantalla (o peor aún, APARECE UN RATTATA).

Pokémon GO

Después del impacto inicial que causa andar por la calle y capturar Pokémon en realidad aumentada (característica que desactivé al momento porque afectaba gravísimamente al rendimiento), Pokémon GO deja bastante que desear en todos sus aspectos. El sistema de captura es extremadamente sencillo, y prima más el nivel y tipo de Poké Ball que la habilidad lanzando.

Por otro lado, el sistema de combate (al que se accede desde los gimnasios, al alcanzar el nivel cinco) también deja muchísimo que desear. Hubiera funcionado mejor algo similar a los juegos principales, con turnos de toda la vida en lugar de recurrir al combate introducido por Infinity Blade y que tantos juegos han copiado (una pulsación para atacar, mantener para especial y deslizar hacia los lados para esquivar).

He leído que es posible abusar de este sistema y derrotar a rivales con un PC muy superior, eliminado el poco factor estratégico que hay... Mis combates, sin embargo, han resultado catastróficos (ralentizaciones, parones...) e incluso estando por encima del Pokémon enemigo, he sido vapuleado. Sin duda, es uno de los aspectos que necesitan pulir cuanto antes, pues el factor competitivo es uno de los pilares principales en cualquier juego de Pokémon.

Pokémon GO

Otro tema preocupante es la omisión de información de gran importancia en los tutoriales. Vale que es divertido descubrir las cosas por uno mismo o con ayuda de amigos, pero elementos fundamentales, como que se pueda esquivar ataques en los combates o girar las Poké Balls para obtener más puntos al lanzarlas, deberían explicarse de alguna forma, aunque sea accediendo a una guía dentro del propio juego.

De hecho, muchos todavía estamos intentando descubrir de qué manera afecta el peso de los Pokémon al combate. Por suerte, tenéis dos magníficos tutoriales con consejos de todo tipo para resolver vuestras dudas y, de paso, convertiros en grandes entrenadores.

Y luego está el tema de las microtransacciones... (Porque de alguna manera tendrán que sacar beneficio con una aplicación gratis). Pero lo cierto es que no resultan intrusivas y en ningún momento da la sensación de que se pueda "pagar para ganar". En todo caso, la impresión es la de que para llegar más lejos, y conseguir más criaturas... lo que hay que hacer es andar (¡ejercicio, mi mayor enemigo!). De hecho, de momento sólo me he gastado 0,99€ para comprar 20 Poké Balls, y me sentí bastante mal conmigo mismo porque podría haberlas conseguido saliendo a la calle unos minutos.

El mejor que habrá jamás

Si los planetas se han alineado para hacer que Pokémon GO no corra en vuestro dispositivo, estas palabras que acabáis de leer deben haberos sentado como un jarro de agua fría. Pero más allá del gameplay soso y los innumerables problemas técnicos... existe un factor nostálgico que es imposible ignorar. La sensación de recorrer las calles DE VERDAD, tratando de dar caza a una criatura escurridiza, que se muestra en la pantalla del teléfono como si estuviera ahí de verdad... No tiene precio, especialmente si en su día jugasteis a Pokémon Rojo, Azul y Amarillo.

Pokémon GO

Pero mi parte favorita de Pokémon GO es el impacto que está causando en la sociedad. Muchos ya lo odian por el simple hecho de que no se hable de otra cosa (vaya panda de vinagres) y otros se burlan de que personas con pelo en las Poké Balls estén enganchadas a un juego "infantil".

Por otro lado, el impacto en redes sociales ha sido meteórico, las acciones de Nintendo han crecido un 86% y ya se ha convertido en la aplicación más descargada de todos los tiempos en algunos países (¿alguien se atreve a apostar que también lo conseguirá en España?). Guste o no, Pokémon GO es un éxito imparable, incluso aunque dentro de unos meses muchos lo hayan borrado de sus teléfonos (cosa que dudo).

Pero cuando digo que mi parte favorita es el impacto social, me refiero, específicamente, a mi alrededor. No dejan de escribirme amigos y familiares (a los que apenas les interesan los videojuegos) preguntándome cómo pueden descargar Pokémon GO. Tampoco dejan de llegarme informes de avistamientos; pero no de criaturas, sino de personas de todas las edades y de lo más variopintas, jugando en los sitios más insospechados (conduciendo no, ¿eh?).

Pokémon GO

Las calles son ahora mismo un hervidero de entrenadores Pokémon... Y eso es maravilloso. Encontrarse con gente que va con la vista pegada a sus teléfonos. Cruzar una mirada y media sonrisa que lo dicen todo. Coincidir con alguien que está tratando de capturar a la misma criatura que tú, o retar un gimnasio con la ayuda de un completo desconocido. 

Ver a niños correteando de aquí para allá, gritando los nombres de cualquiera de los 151 Pokémon disponibles por el momento. Es como si me hubiera metido en una máquina del tiempo y hubiese viajado hasta el patio del colegio, en 1998, cuando la fiebre Pokémon nos pilló a todos con las defensas bajas. Es la locura Pokémon, repitiéndose gracias al fenómeno Pokémon GO.

E incluso aunque hayáis vivido 25 años sin saber lo que es un Charmander y decidáis darle una oportunidad debido a la presión social, el síndrome coleccionista se apoderará de vosotros hasta haceros con todos. Vais a contener la respiración al ver cómo una Poké Ball se balancea de un lado a otro, y soltar todo el aire al escuchar el sonido característico que avisa de la captura. Vais a engancharos a la emoción de caminar por una zona desconocida y descubrir a una criatura que no habías visto nunca antes. Es la magia de Pokémon... y ha vuelto para quedarse.

Pokémon GO

Valoración

Como juego, Pokémon GO flojea en demasiados aspectos. Pero como fenómeno social, no tiene límites. Nos han hecho creer que debemos hacernos con todos... pero son ellos los que nos han atrapado a nosotros.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Su habilidad para unir a personas de todo el mundo. La sensación al encontrar y capturar a un nuevo Pokémon. 151 criaturas diferentes, eventos...

Lo peor

Sistema de combate y captura, características que no se explican, errores de GPS y rendimiento... Demasiados apartados necesitan una revisión ya.

Lecturas recomendadas