Bill Skarsgard y Lily-Rose Depp podrían protagonizar el remake de Nosferatu de Robert Eggers

Nosferatu (1922)

La hija de Johnny Depp sería la sustituta de Anya Taylor-Joy después de que esta se desvinculase del proyecto por problemas de agenda.

El pequeño de los hermanos Skarsgard, Bill Skarsgard, continúa sumando remakes a su filmografía, y después de haber dado vida al payaso Pennywise de It y haber terminado de rodar la nueva película de El Cuervo, su próximo proyecto sería protagonizar el remake del clásico de terror de los años 20, Nosferatu, que prepara Robert Eggers.

Tal como ha publicado The Hollywood Reporter, Skarsgard estaría en conversaciones para protagonizar el remake de Nosferatu que ha escrito y va a dirigir Robert Eggers, junto a Lily-Rose Depp que se haría con el papel protagonista femenino después de la que la actriz Anya Taylor-Joy se haya visto obligada a desvincularse del proyecto por problemas de agenda.

VIDEO

Tráiler final de El hombre del norte, la odisea vikinga de Robbert Eggers

El remake de Nosferatu es uno de los proyectos que más han obsesionado al director Robert Eggers a lo largo de los años. En 2015 parecía que por fin iba  poder sacarlo adelante con Anya Taylor-Joy y Harry Styles como protagonistas, pero los problemas de agenda de los dos actores y la falta de financiación hizo que Eggers se centrase en El hombre del norte.

Tras estrenar esta cinta sobre la mitología vikinga protagonizada por el mayor de los hermanos Skarsgard, Alexander, Eggers parece que ya ha conseguido la financiación suficiente como para sacar adelante su proyecto amado: una nueva película sobre la historia del Conde Drácula. 

Las mejores adaptaciones de Drácula, el clásico de Bram Stoker, al cine y la televisión

Christopher Lee como Drácula

El segundo remake después de Werner Herzog 

Si finalmente Eggers consigue sacar adelante esta nueva cinta sobre Nosferatu, esta será el segundo remake de la película original de 1922 dirigida por F.W. Murnau. Pues ya en 1979, el director alemán Werner Herzog hizo la primera adaptación al cine moderno de Nosferatu, con el actor Klaus Kinski como el vampiro Drácula. 

Siendo una versión de la historia del vampiro Drácula, la primera película de Nosferatu se tomó ciertas licencias con respecto a la novela original de Bram Stoker, como por ejemplo, que el vampiro moría cuando era alcanzado por la luz del sol o que no tenía la capacidad de convertir a sus víctimas en chupasangres. 

Y además