Cómo la nueva plataforma de Disney planea combatir a Netflix

Impuesto Netflix

Durante mucho tiempo, Netflix ha sido la única plataforma de streaming relevante. Claro que estaba el servicio de HBO, Hulu y tantas otras. Pero prácticamente Netflix tenia poca competencia y podía orgullecerse de contar con un catálogo amplio y variado para contentar a sus millones de subscriptores. Hasta ahora.

¿Quieres ver Netflix en tu vieja TV? Aquí tienes los Android TV mejor valorados en Amazon

Cuando Netflix comenzó su aventura como servicio de streaming, allá por 2010 la plataforma consiguió numerosos contratos con diferentes productoras por los que, a cambio de una pequeña tasa, Netflix tendría derecho para contar con bombazos como las películas de los Vengadores y Friends en su catálogo. Sin embargo en los últimos años le han salido varias piedras en el camino a Netflix, como que Amazon Prime Video venga pisando fuerte, y especialmente el anuncio de que Disney planea lanzar muy pronto su propio servicio de streaming, Disney+.

Y no es la única, ya que varias productoras tienen planes para sus propios servicios de streaming y una a una van retirando su contenido de Netflix. Warner Bros. retirará Friends del catálogo estadounidense de Netflix, NBC Universal también lanzará su propia plataforma y quiere recuperar The Office, así que los subscriptores estadounidenses se tendrán que despedir de Michael Scott. Perder estas dos series son un golpe duro para Netflix, pero de nuevo, su mayor competidor es la anteriormente mencionada Disney+.

Netflix puede permitirse perder varias series, pero ahora mismo The Walt Disney Company controla todos los contenidos producidos por Disney Studios, ABC, Blue Sky Studios (Ice Age, Ferdinand), Lucasfilm y Star Wars, Marvel Entertainment con todo el Universo Cinemático de Marvel...y más recientemente 20th Century Fox y sus licencias. Así que si toda esta cantidad de producciones abandonan Netflix, la plataforma podría despedirse de una buena parte de su catálogo y quedarse tiritando.

Esto no tendría ni mucho menos que ser el fin para Netflix. La plataforma ya tiene casi 150 millones de subscriptores y está apostando cada vez más por series y películas de producción propia o co-producciones con otros medios, que sus clientes no podrían encontrar en ninguna otra plataforma. También, frente a quedarse sin la animación de Disney, Netflix parece estar introduciendo más anime y animación asiática en general en su catálogo para desmarcarse de otros servicios de streaming, e incluso produciendo sus propios dibujos animados (como la nueva serie de Cuphead).

Y vosotros, ¿pensáis quedaros en Netflix un tiempo más o ya estáis pensando a qué plataforma pasaros?

Y además