analisis inzone m3

Tras casi un mes usando el nuevo monitor de Sony para jugar, te cuento mi opinión del Inzone M3. Se trata de una apuesta inferior al M9 que analizamos hace unos meses y que cuenta con resolución FullHD y un refresco de 240 Hz.

El año pasado parece que Sony, por fin, se dio cuenta de que tenía que mimar el sector del PC. Llevaba unos años lanzando sus juegos para Windows (Horizon Zero Dawn, Death Stranding o God of War) y parece que la estrategia seguirá así en el futuro, pero en el lado de los periféricos… no había nada.

Y era raro, ya que Sony también es una empresa de Hardware, pero bueno, para eso creó la marca Inzone y con sus primeros dispositivos (un Inzone M9 que nos encantó por su pantalla Full Array y los auriculares H9) dejó claro que sí, que el foco, además de en PS5, también estará en PC.

Ahora, bastantes meses después del anuncio, Sony lanza el Inzone M3, un monitor que es bastante extraño porque siento que, precisamente, es más para ordenador que para la propia consola. Y esto es algo que no sentí de igual modo con el M9.

Pero bueno, basta de introducciones. A continuación te cuento qué me ha parecido el Sony Inzone M3 en este análisis tras probarlo durante casi un mes.

La review del Sony Inzone M3: análisis, test y opinión de HobbyConsolas:

Ficha técnica del Inzone M3

Sony Inzone M3
PantallaPanel de 27"
Resolución FullHD
Formato 16:9
Panel IPS
Refresco de 240 Hz
Espacio de color 100%sRGB
Brillo de 400 nits
BrazoRegulable en altura e inclinación del panel
Pasabables
SoporteVESA 100x100
Formatos HDRDisplayHDR 400
Panel 8 bits + FRC
AccesoriosCable DisplayPort
Sonido2 altavoces de 2 W
Conectividad2 x HDMI 2.1
DisplayPort 1.4
USB-B
2 x USB-A
USB-C
Dimensiones61,5 x 47,9 x 24,8 cm
Peso6,2 kg
Precio699 euros

Igualito a su hermano mayor, inspirado en las líneas de PS5

Voy a empezar hablando del diseño, ya que es una de las patas más características del dispositivo. Básicamente, es idéntico a su hermano mayor, el M9 (”mayor” por características técnicas, ya que en tamaño de pulgadas es igualito).

Tiene un diseño que bebe de las líneas, materiales y colores de PS5 y, como puedes ver, casa genial con la consola al lado. El brazo tiene una base tipo “trípode” y necesitarás un destornillador para fijar uno de sus elementos.

Una vez puesto, puedes subir/bajar fácilmente la pantalla, así como inclinarla para encontrar el mejor ángulo de visión, pero sigo echando de menos el poder girar la pantalla sin necesidad de mover el brazo entero.

analisis inzone m3

Esto es algo heredado del M9, así como el método de control con un joystick en la trasera, un pasacables en la zona central del brazo y la trasera de plástico blanco con la rendija de disipación.

En este caso se pierde la iluminación RGB de la trasera que sí, daba su toque a la hora de jugar en ambientes oscuros, pero que realmente no aportaba mucho más al no ser un sistema como el Ambilight de Philips. Sinceramente, creo que es una pérdida menor.

Y el frontal es muy similar, de nuevo, al del M9. Son unos marcos bastante controlados con el logo de Sony en la parte inferior izquierda, bastante elegante, y la pegatina de G-Sync en el lateral derecho.

analisis inzone m3

Pero bueno, vamos a los conectores. Aquí, la verdad, es que bastantes buenas noticias. Tenemos DisplayPort 1.4, jack de 3,5 mm, tres USB-A, un USB-B para convertir el monitor en un dock, un USB-C y dos HDMI 2.1.

Esto es curioso porque sí, nos vamos a poder beneficiar de ciertas características de la tecnología, pero realmente no son necesarios porque el panel es 1.080p y no necesitamos el ancho de banda del HDMI 2.1.

¡Ah! Y algo de lo que me quejé en la review del M9 fue de la no inclusión de cables de cortesía. Aquí tenemos un cable DisplayPort que, oye, algo es algo.

Buen panel con 240 Hz, G-Sync y un enfoque más… ¿hacia el juego en PC?

Pero bueno, vamos al panel que, al final, es el elemento más importante en cualquier monitor. Vamos primero a las características base y luego expandimos.

El panel es 1.080p y cuenta con una diagonal de 27”. Sí, en 27” prefiero 1.440p y creo que debería haber sido la opción para Sony ahora que PS5 también admite esa resolución, pero nos quedamos en 1.080p con un refresco altísimo, eso sí.

Son 240 Hz con un tiempo de respuesta de 1 milisegundo que me hacen pensar, como decía antes, que no es un monitor híbrido como sí era el M9. Su hermano mayor está diseñado para que tengamos un PC y PlayStation 5 en el mismo setup, pero creo que aquí PS5 queda fuera de la ecuación y está más enfocado al PC.

analisis inzone m3

Que traiga un DisplayPort también me hace pensar eso porque, como también comentaba hace unas líneas, en un PC no necesitas HDMI 2.1 para ciertas características, ya que con el DisplayPort 1.4 es más que suficiente.

Yo he jugado tanto en PS5 como en PC -sobre todo en PC- y la verdad es que la experiencia ha sido muy buena. Suelo jugar en un 1.440p también de 27”, así que he notado la pérdida de resolución, pero la respuesta ha sido muy buena.

Creo que tiene unos buenos ángulos de visión, el panel IPS se porta genial a la hora de reproducir colores y el contraste es más que suficiente con la calibración de fábrica (aunque te recomiendo toquetear un poco los ajustes para dejarlo aún mejor).

analisis inzone m3

Tiene un acabado mate y un brillo de 400 nits que es más que suficiente, así como el 100% del espacio sRGB cubierto. Ahora bien, entre las características se dice que es HDR… y no estoy muy de acuerdo.

El panel es de 8 bits + FRC y está dentro del estándar DisplayHDR400, pero las sensaciones es que no es un HDR real, sino simulado. La calidad de imagen es buena, pero prefiero no activar el modo HDR en mi software porque creo que perdemos naturalidad en los colores.

El rendimiento en lo que a flickering y ghosting es excelente, ya que no he observado estos problemas, y la verdad es que, quitando el hecho del HDR, me parece un muy buen panel 1.080p para jugar en PC. 

analisis inzone m3

Soporta VRR y cambio automático para aprovechar las particularidades de imagen de PS5 (como auto HDR Tone Mapping), pero si quieres un monitor tanto para PC como para PS5, no solo para PC, directamente me iría por el M9.

Es bastante superior tanto por la retroiluminación como por la resolución, o directamente a por un televisor de 42” que puedas usar como monitor. El C2 es excelente y lo analicé hace unas semanas.

Buen OSD con unos altavoces que bien podrían quitar de la ecuación

Y algo que me gusta mucho de esos primeros monitores de Sony es el OSD, los menús de configuración del propio monitor. No solo el control me parece muy sencillo gracias al joystick, sino que la navegación por los mismos es clara, los elementos están bien agrupados y hay un montón de idiomas disponibles (entre ellos, el español).

Además de poder configurar los diferentes aspectos de imagen, tienes varios modos (estándar, Cine, FPS, Juego y Juego 2) y tecnologías como el Black Equalizer (que ayuda a levantar sombras, algo bastante útil en shooters competitivos), crosshair o un contador de FPS integrado.

analisis inzone m3

La verdad es que no echo de menos características en este sentido y ya digo que me parece que está bien integrado. Además, en la parte superior tenemos información rápida como los Hz y el modo de juego, que siempre viene bien.

Si lo prefieres, también puedes controlar los apartados del monitor directamente con el software de Inzone en PC, pero ya digo que el OSD me parece bastante completo y el software de PC solo lo instalaría si te haces con unos H9.

analisis inzone m3

Lo que no me gusta, en absoluto, son los altavoces integrados. Es una pareja de 2 W que, la verdad, si no los hubieran incluido no pasadía nada (y a lo mejor se puede bajar el precio un poco, que nunca viene mal).

Incluso al 100 de volumen, suenan extremadamente flojito. Carecen de graves y, básicamente, no ofrecen una experiencia de calidad. Cualquier portátil mediocre tiene unos mejores altavoces, y ya es decir.

Ofertas y precio del Inzone M3

Antes de pasar a las conclusiones, vamos con el precio del Inzone M3, ya que es algo que no deja de ser muy importante en cualquier producto, pero sobre todo en un segmento en el que hay mucha competencia.

Ahora mismo lo puedes encontrar por 699 euros. Y sí, es un precio bastante alto para un monitor FullHD. Hay alternativas muy buenas para jugar en ordenador, como el LG 27GN800 que se puede comprar por 350 euros y que cuenta con 144 Hz, sí, pero también con una resolución mayor.

analisis inzone m3

También está el Asus TUF VG279QM de 27”, FullHD, G-Sync y 280 Hz por 357 euros. Son dos muy buenas alternativas al M3 de Sony, así que te diría, y esto ya es opinión pura y dura, que fueras a por uno de esos o, directamente, ahorraras un par de meses y apuntes al M9.

El M9 es un monitor espectacular por unos 1.000 euros gracias tanto a la resolución como al brillo y su control debido a la retroiluminación Full Array.

Inzone M3, la opinión de HobbyConsolas: ¿merece la pena?

Llegamos al final del análisis del Sony Inzone M3 y la verdad es que es un monitor de contrastes. Por un lado me ha parecido muy bueno en aspectos como el contraste, el refresco y los ángulos de visión.

Para jugar a títulos como Overwatch 2 o Valorant, con una buena GPU que respalde un rendimiento óptimo, es una auténtica gozada. También me gusta el diseño pese a que no se pueda girar la pantalla, el soporte VESA y la cantidad de puertos.

Sin embargo, que sea 1.080p me tira un poco para atrás (debería ser 1.440p por el precio) y hay elementos como los altavoces o el HDR que rinden a un nivel inferior al esperado.

A resolución 1.080p hay alternativas mejores en el mercado, pero lo que me gusta es que Sony está ofreciendo buenas alternativas a los distintos fabricantes más “tradicionales” en PC. 

analisis inzone m3

Estos Inzone tienen tecnologías para aprovechar PS5, ofrecen un buen diseño y creo que hacían falta en el mercado para ir “cerrando” el ecosistema de juegos y hardware de la compañía japonesa.

Pero bueno, pese a que me parece un buen monitor, creo que el precio es elevado y, sinceramente, si tuviera que comprarlo… apuntaría al M9, que me parece un mejor monitor en todos los sentidos.

Lo mejor

  • Calidad de imagen
  • Ángulos de visión y contraste
  • Los 240 Hz y G-Sync son una gozada
  • Diseño y cantidad de puertos
  • OSD claro y fácil de configurar

Y lo peor

  • Resolución FullHD que se puede quedar corta
  • El HDR simulado no es óptimo
  • Calidad de los altavoces
  • El precio

Y además