análisis sony inzone m9

Tras casi dos semanas usando el monitor para jugar y trabajar, te cuento mi opinión del Sony Inzone M9 en este análisis en el que repasamos lo bueno y lo malo de esta pantalla 4K con Full Array LED y dos HDMI 2.1.

Sony lleva tiempo con una nueva estrategia en lo que a lanzamiento de videojuegos y enfoque de la marca PlayStation se refiere. Ya hemos visto lanzamientos de juegos de PlayStation en PC (y los que quedan, como Spider-Man o algunos que se han filtrado), pero ahora parece que terminan de perfilar su estrategia para ordenador.

Y es que, al software se une el hardware en forma de la nueva familia Inzone que, de momento, está compuesta por tres modelos de auriculares y dos monitores, todo ello compatible tanto con PS5 como con PC.

Ya hemos analizado los Inzone H9, los auriculares de alta gama de Sony para esta nueva estrategia y, ahora, vamos con la review del Inzone M9, un monitor con HDMI 2.1 y un panel excelente para jugar.

Características Inzone M9

Apartados del análisis del Sony Inzone M9:

Diseño a lo PS5 con un trípode bastante curioso

Hablar de diseño en un monitor es curioso porque la mayoría de las veces no vas a ver el elemento "de diseño", ya que queda pegado a la pared y por delante prácticamente todos son iguales. 

Pero bueno, hay que decir que, en este sentido, Sony ha querido dotar de una identidad, de una homogeneidad, a este monitor con un diseño que nos recuerda a PS5

VIDEO

Diseño Sony Inzone M9

Por la parte trasera es blanco con una rendija de disipación que sirve para colocar una tira LED RGB que podemos personalizar y que, si lo pegas a una pared y tienes una iluminación tenue en la habitación, da algo de ambiente.

Sin embargo, lo que más vas a ver es la pata central del trípode que sujeta el conjunto. Esta tiene un diseño muy similar al de la consola de los japoneses con esa banda negra central y los laterales en plástico blanco.

Esta base, y el brazo, son algo extraños. Y es que, básicamente es un trípode que tiene la pata central en la parte más adelantada con las otras dos de apoyo en la trasera. 

análisis sony inzone m9

Según Sony, esto es así para que pongas el teclado y el ratón en oblicuo bajo el monitor, como juegan algunos 'pros', pero yo juego normal, así que me importa poco el diseño de este trípode.

El brazo está inclinado, no es totalmente vertical, y cuenta con un soporte que permite subir o bajar fácilmente el monitor, así como inclinarlo para encontrar el mejor ángulo. Es un sistema fiable, pero creo que por 1.100 euros deberían haber dado la opción de girar la pantalla.

En el frontal tenemos unos marcos bastante delgaditos con una barbilla en la que leemos el nombre de Sony en el lateral izquierdo y el logo de G-Sync en el derecho.

galería review sony inzone m9

Pero si volvemos a la trasera, tenemos un botón de encendido, un joystick de control que sirve para bastante (te contaré más en el apartado del software) y los puertos. Junto a la calidad del panel, los puertos son la joya de la corona de este monitor.

Y es que, tiene dos HDMI 2.1, lo que significa que puedes conectar tus consolas de nueva generación (tanto PS5 como Xbox Series) para disfrutar del juego a 4K120 y con tecnologías como VRR.

Además, tiene un DisplayPort 1.4, un USB-C y tres USB-A (el monitor puede funcionar como hub para hasta dos PC compartiendo teclado y ratón), puerto de auriculares y un USB-C que me ha encantado.

análisis sony inzone m9

Si usas el monitor para jugar y trabajar y tienes un portátil que se cargue por USB-C y también emita datos por ese puerto (un MacBook, por ejemplo), al conectarlo al monitor de este modo tienes, con un solo cable, señal de vídeo en la pantalla y carga en el portátil.

Es comodísimo llegar a casa, conectar el portátil con solo un cable y tener eso ya que, además, te ahorra espacio en la mesa y te ayuda a gestionar mejor los cables.

La iluminación Full Array se hace notar en un panel excelente para juegos

Pero bueno, aquí estamos para jugar (sobre todo) y tengo que decirte que este monitor es una auténtica bestia en juegos. 

El panel es 4K, tiene un refresco de 144 Hz y cuenta con un brillo máximo de 600 nits. Sí, no es tanto como en los televisores, pero tenemos certificación DisplayHDR 600 y ya deberías saber que el brillo en los monitores va bastante por detrás del de los televisores.

VIDEO

Pantalla y sonido Inzone M9

Aun así, tienes juego en HDR y una de las características de este monitor es que, al conectar una PS5, tiene un modo de autoHDR que ajusta esta iluminación de forma automática en juegos y pelis en Blu-ray.

Es bastante útil este automatismo para PlayStation 5 y lo cierto es que, por nuestras pruebas, funciona a la perfección en títulos como Ratchet & Clank Una dimensión aparte, Spider-Man Miles Morales o en Horizon Forbidden West.

Además, tenemos VRR para consolas y, si juegas en PC; tienes G-Sync para tarjetas Nvidia, aunque echo en falta FreeSync para AMD, pero bueno.

análisis sony inzone m9

Lo que más me ha gustado es que el panel es de 10 bits y cuenta con una calibración muy buena que vas a poder toquetear tanto en el firmware como en la app de PC, pero si por algo se distingue del monitor Inzone M3 y de muchos otros monitores gaming del mercado es por la retroiluminación.

Y es que, Sony ha introducido una retro Full Array Local Dimming, lo que significa que el panel trasero de luz no ilumina toda la zona por igual independientemente de lo que se esté dibujando en pantalla, sino que hay 96 zonas independientes 

Esto permite que las imágenes tengan más contraste porque, por ejemplo, en una imagen con luces y sombras, estas últimas son más oscuras mientras que las luces brillan. Sumado a los buenos colores de este IPS, ya te digo que marca la diferencia en juegos.

galería review sony inzone m9

Además, no he tenido problema alguno con fugas de luz, siendo una iluminación bastante buena en este sentido, pero lo que sí he tenido es una zona en la que da la sensación de que la retoiluminación tiene un poco más de brillo, contaminando mínimamente parte de la imagen cuando el contenido que se muestra es oscuro. 

Puede ser, perfectamente, un fallo de mi unidad de review, pero tenía que comentarlo.

Inzone Hub se estrena con buen pie

Tal y como viene de fábrica, el M9 me parece un monitor excelente para jugar gracias a una colorimetría estupenda. Los juegos brillan en esta pantalla, pero lo bueno es que vas a poder dejarla prácticamente como quieras gracias tanto a las opciones de los menús del propio monitor como a las de Inzone Hub.

En el monitor tienes varias opciones tanto de perfiles de imagen como de calibración más "fina", pero al final te recomiendo que, si quieres trastear, vayas al software de PC. Es la misma herramienta que para los nuevos auriculares Inzone y tienes un montón de opciones.

galería review sony inzone m9

Vas a poder hacer prácticamente lo mismo que con las opciones del monitor, pero a golpe de ratón cambiando ajustes de la imagen, parámetros de juego como el tiempo de respuesta o activar opciones como el Black Equalizer o los distintos puntos de mira en el propio monitor.

Esta app está, de momento, solo disponible para PC y sí, entiendo por qué no está en Mac, ya que todavía no es un entorno de juego muy explotado ni extendido, pero si quieres usar el monitor para jugar en PS5 y, por ejemplo, trabajar en un Mac, habría estado bien el software para calibrar el panel.

Es caro, pero para jugar es una delicia en PC y consola

Llegamos al final del análisis del Inzone M9 y lo que hemos podido probar durante estas últimas semanas es un monitor que es perfecto para un espacio híbrido. Aquí cada usuario es un mundo, pero yo lo he estado compartiendo entre un MacBook, un PC una PS5 y, la verdad, la experiencia ha sido muy buena.

El panel es espectacular gracias a una gran gestión de color, al HDR para juegos y a los automatismos en PS5, pero también gracias a VRR en consolas o G-Sync en el PC. Me gustan las opciones que da Sony para personalizar el color y el brillo Full Array es una gran noticia en monitores.

Es cierto que no es perfecto, ya que por el precio creo que debería permitir girar el panel, tener unos altavoces de mejor calidad o cables de cortesía. En la caja solo tenemos la fuente y... para de contar.

galería review sony inzone m9

Entiendo que no venga un cable HDMI 2.1 porque es el que Sony supone que tienes por haber comprado PS5, pero habría estado bien un DisplayPort y un USB-C, como hacen prácticamente todas las compañías.

Y también el precio puede ser exagerado para un monitor de 27" pero, al final, es el que hay que pagar si quieres un monitor con este panel y, sobre todo, con la conexión HDMI 2.1.

Dicho esto, creo que tanto con los nuevos auriculares como con estos monitores, Sony está dando un muy buen primer paso en el hardware de PC. Veremos cuáles son los próximos dispositivos que nos entregan.

Y además