Ir al contenido principal
Death Stranding PC
Análisis

Análisis Death Stranding en PC - la personal aventura de Kojima luce mejor que nunca

Por Alejandro Alcolea Huertos

Versión comentada: PC

Volvemos a la creación de Kojima Productions para contaros nuestra opinión de Death Stranding en el análisis para PC. Y es que, uno de los grandes juegos de PS4 de estos últimos años se estrena en compatibles en una versión con algunos extras y que lleva el formidable apartado visual original un paso más allá.

Antes de empezar con el análisis de Death Stranding en PC, vamos a avisar de algo: aunque el juego realmente salió en noviembre del año pasado en la consola de Sony, en las líneas que encontraréis a continuación no habrá ningún tipo de spoiler ni del juego original ni del nuevo contenido relacionado con Half Life. Es posible que muchos que tengáis PS4 aprovechéis a jugarlo en esta versión para disfrutar de los 60 fps o mejor apartado visual... o simplemente estéis aquí como jugadores de PC que no leísteis el juego original. Dicho esto, vamos al lío.

Hay quien dice que esta ha sido la peor generación de consolas, pero esto es algo bastante discutible. Hemos tenido lanzamientos enormes casi cada mes y, aunque el primer año puede que fuera algo flojo, desde 2015 estamos viviendo lanzamientos de gran calidad cada muy poco tiempo. 

Lo que sí es cierto es que, aunque en el terreno independiente se ha tirado de originalidad a espuertas, las grandes producciones no han arriesgado lo que deberían. En cierto modo se entiende, ya que los juegos AAA cuestan muchísimo dinero y las productoras van a lo seguro para conseguir ventas, pero es precisamente a esos estudios llenos de talento a quienes se les piden cosas diferentes o, aun siendo blockbusters, apostar por temas no convencionales (ahí está The Last of Us Parte 2, por ejemplo).

Por eso, el lanzamiento de Death Stranding causó tanto revuelo. Y es que, solo alguien del corte de Kojima puede lanzar un juego “independiente” con el presupuesto, equipo, marketing y apartado audiovisual de un triple A. Death Stranding es una obra sumamente personal en la que somos un repartidor que se recorre Estados Unidos de costa a costa conectando ciudades y campamentos a internet mientras huimos de la lluvia. Básicamente es eso, pero bajo la superficie se esconde una obra... única.

Tras cosechar elogios, generar confusión y hacer que ciertos jugadores alimenten aún más el ego de Kojima, el juego llega a compatibles, y tras unas semanas con él, os traemos nuestro análisis de Death Stranding en PC.

La importancia de crear puentes

Aunque vamos a hablar de la jugabilidad y parte de la historia, os recordamos el análisis que realizamos en su día con el lanzamiento del juego para PS4. En el, detallamos de manera más profunda tanto las mecánicas como la historia, por lo que os emplazamos a ese texto para una lectura diferente.

Death Stranding, como es dicho, es fácil de explicar. Es un juego que va sobre la unión, sobre tender puentes literal y metafóricamente. La unión entre personajes, la unión entre puntos del mapa gracias a puentes, escaleras o cuerdas que dejamos en puntos clave para sortear el terreno, la unión de los asentamientos a la red quiral de alta velocidad, incluso la unión entre unos jugadores de diferentes partes del mundo que nunca llegan a verse, pero que pueden ayudarse entre ellos con un sistema de construcciones y mensajes al más puro estilo Dark Souls.

Análisis Death Stranding PC

Esas conexiones se realizan para garantizar un futuro, pero también para descubrir el pasado de nuestro protagonista, la motivación para mover sus piernas cuando tiene paquetes que suman 100 kg a sus espaldas. Sam Porter Bridges, o Norman Reedus, es un porteador, una persona que trabaja para la corporación Bridges que se encarga de entregar paquetes por unos Estados Unidos que cayeron en desgracia tras el Death Stranding.

Esto, que da nombre al juego, fue una catástrofe que provocó una extinción masiva que, además, tuvo consecuencias: las personas no mueren del todo y hay una lluvia ácida que envejece al instante todo lo que toca. Es el declive y está perfectamente representada en el juego, ya que al ir llevando paquetes nos toparemos con esta lluvia ácida que no solo daña nuestro equipo, sino también los paquetes que llevamos a nuestras espaldas.

Death Stranding PC

La historia de Sam es la de recorrer Estados Unidos de este a oeste para encontrar a la única persona que puede restablecer el orden y... bueno, los Estados Unidos. Para lograrlo, debemos ir conectando ciudades y asentamientos a la red quiral, que básicamente es como la fibra óptica (de hecho, cada vez que llegamos a un asentamiento sale a recibirnos un 'holograma' en baja definición que pasa a HD cuando conectamos el lugar a la red).

De esta forma, vamos dotando de suministros a los lugares, pero también contamos con ventajas como lugares de descanso, algunos suministros para nosotros y, en definitiva, encontramos un remanso de paz en un mundo hostil en el que nuestro BB es el mejor aliado.

Vídeo de la versión de PS4 para mostrar a BB

Y es que, en la cápsula que tenemos acoplada al pecho tenemos, literalmente, un bebé, o BB. Sam es una persona especial per sé, ya que no puede morir (cada vez que muere va a una especie de inframundo del que podemos escapar acabando con un gran enemigo) y que, además, siente a los EV -entes varados o 'no muertos'- gracias a los DOOMs. Hay varios niveles de esta especie de sensibilidad especial y nosotros no los vemos de forma perfecta, pero sí los sentimos.

BB es un invento que consigue conectar a los humanos al otro lado para sortear ciertas zonas y a nosotros, desde luego, también nos ayuda (él y nuestro sonar) para evitar con acierto las zonas de entes varados que aparecen cuando llueve. A nivel de historia, podéis esperar un juego en el que os enteraréis de poco en las primeras horas, pero que llegado a cierto punto 'explota' y os atrapa como pocos juegos esta generación. 

Es un juego especial en lo narrativo (a Kojima le encanta el cine y se nota, plasmando esa pasión en cada píxel), pero en lo jugable... también tenemos algo muy singular. Metal Gear Solid 5 -análisis- fue un poco desastre por muchos motivos, pero desde luego al creativo japonés no se le puede reprochar que el combate es de lo mejor que hemos tenido esta generación. Snake era ágíl, tenía un montón de animaciones de combate y tanto los tiroteos como las fases de sigilo eran un auténtico espectáculo.

Análisis Death Stranding PC

Con Death Stranding vuelve a hacer algo similar gracias a las físicas y a unos controles que representan las diferentes extremidades de Sam y que, además, nos dan un control total y perfecto del personaje. Tenemos los gatillos del mando (o los botones del ratón) para agarrar las cinchas de la mochila de Sam para hacer equilibrio, tenemos un botón para aguantar la respiración por un tiempo en las fases en las que hay enemigos sobrenaturales, hay que tener en cuenta a BB (no podemos ir a lo loco en las fases de sigilo porque, si lo hacemos, se altera y empieza a llorar, alertando al personal) y tampoco podemos perder de vista nuestros paquetes, su estado y su posible reparación para cumplir los encargos de manera satisfactoria

Otro de los pilares del título es la física. Hay muchísimos juegos divertidísimos y que se ven genial, pero en los que notamos que con un apartado visual un par de escalones por debajo, sería igual de divertido. Aquí el apartado visual y las físicas juegan un papel fundamental.

Vídeo de la versión de PS4 para mostrar la inercia

Que se nos caiga un paquete por una ladera es un drama, pero también el ir bajando con Sam por una montaña, con cuidado, pero despistarnos un momento y ver que Sam tropieza, encadena una serie de pasos mal dados y, al final, cae colina abajo. Los paquetes se desperdigan por ahí y se dañan, y si eso ocurre mientras llueve, la cosa es aún peor.

Death Stranding es uno de esos juegos en los que notamos que el personaje y el mundo se han creado con sentido. Una de las mejores cosas de GTA IV, que tiene muchas, es que Niko se sentía como un personaje que pisaba el mundo en el que estaba, y no como un personaje que ‘flota’ sobre la Nueva York ficticia.

Cualquier piedra en el camino puede hacernos tropezar, una corriente de agua en una zona de paso en la que la profundidad es acentuada puede llevarse a Sam rio abajo. La moto eléctrica consume más subiendo una montaña que bajando... todo el escenario está construido con sentido, y eso es maravilloso para potenciar la inmersión. Es algo “visual”, pero también jugable. 

Eso sí, no todo iba a ser bueno. Y es que, los enfrentamientos con enemigos humanos no son lo ágiles que nos gustarían. Llegado el momento, podemos utilizar armas tanto contra los EV como contra los humanos que están por ahí y que buscan robar nuestros paquetes (nos asaltan, nos los quitan y los llevan a su campamento, de donde los podemos recuperar). Debido a la naturaleza complicada de sus menús, si decidimos combatir puede que la escena se nos atragante.

Análisis Death Stranding PC

Y es que, los menús son extensos y, hasta que los dominas, algo complicados. Además, hay muchísimo texto que nos cuenta historias del mundo y que no entendemos por qué no se han locutado. Habría estado genial que nos cuenten toda la historia en formato podcast mientras andamos, y no teniendo que parar el paseo para leer.

También hay escenas de acción que me han gustado, incluso algunas que coquetean con el terror que están realmente bien ejecutadas y el "multijugador" también me parece una buena idea. Ya os hemos contado que podemos dejar mensajes para otros jugadores, pero también podemos crear edificios y que otros jugadores los aprovechen, y viceversa.

No, no es que cuando empecéis el juego tengáis todos los puentes construidos gracias a otros jugadores que ya se han pasado la zona. Cuando entramos en un territorio por primera vez, tenemos que buscarnos la vida descubriendo las mejores rutas para ir de A a B. Una vez conectamos el puesto a la red quiral, el propio juego se "conecta a la red" para descargar las creaciones de otros jugadores.

Vemos los mensajes de ánimo o de ayuda, los puentes y creaciones de otros jugadores y también compartimos lo que hayamos creado. El juego va de conectar, de crear puentes, y eso que se hace dentro de la coherencia del propio juego, también aparece en el multijugador. Nunca vemos a ningún otro usuario, pero sí sus construcciones y sabemos que lo que dejemos atrás ayudará en algún momento a alguien que nos lo agradecerá con un "like" que aparece cada vez que iniciamos partida.

Análisis Death Stranding PC

Y, sobre las novedades de PC, además del mejorado apartado visual y técnico, tenemos seis misiones secundarias que suponen una colaboración con Half Life. Además de encontrarnos por el mapa a los trípodes de HL en forma de holograma (igual que a los dinosaurios de Horizon Zero Dawn), tenemos misiones completas que nos recompensan con ítems basados en el juego de Valve.

Algunos no valen para nada, como el gorro de headcrap, pero otros como los guantes de Alyx de Half Life Alyx -aquí nuestro análisis- son más útiles. Podemos completar el juego sin estas misiones, pero bueno, son un buen guiño.

Por momentos, alcanzando el fotorrealismo

Una de las claves de Death Stranding es su portentoso apartado visual y las físicas, como ya hemos comentado. Kojima se tiró unos meses de viaje por el mundo para encontrar el mejor motor para dar vida a sus ideas. Es algo que se vivió como una gira tanto porque Sony lo promocionó como porque los estudios que el genio japonés visitó se sintieron muy orgullosos.

Al final, Decima, el motor de Guerrilla, fue el elegido. Es el motor de Horizon Zero Dawn, un motor que cuenta con tres características clave para el juego de Hideo: potente, hecho para el mundo abierto... y que ya estaba desarrollado. Esto permitió que Kojima Productions ahorrara mucho tiempo de desarrollo de un motor propio.

Death Stranding PC

Dentro de unas semanas tendremos Horizon Zero Dawn en PC, juego que llegará con un montón de parámetros visuales que podremos personalizar para lograr una mejor experiencia que en PS4 Pro y, sobre todo, para adaptar el juego a una amplia variedad de equipos, pero antes, tenemos un adelanto de Decima en PC gracias a Death Stranding.

En este caso, Kojima Productions ha optado por una táctica diferente, disminuyendo las opciones que podemos toquetear en lo visual, pero ofreciendo una paleta de opciones que se adaptan a ordenadores con una GTX 1050 de mínimo hasta las nuevas RTX para jugar a 4K, más de 60 fps y soportando tecnologías como el DLSS.

El abanico de ordenadores que pueden mover el juego es bastante amplio y en todos los niveles de detalle en resolución 1.080p tenemos un apartado visual que llama la atención. Es cierto que la paleta de colores no es ni la más amplia ni la más saturada, pero tenemos un nivel de partículas, sombras volumétricas, texturas, LOD, teselado, físicas, iluminación y modelado que están genial en cualquier nivel de detalle, pero que brilla con luz propia en los equipos más potentes.

Death Stranding PC

Lo hemos jugado en una configuración bastante top con un Intel Core i7-9700K, 16 GB de memoria RAM y una RTX 2080 y, en resolución 2K con todo al máximo y DLSS, tenemos 60 fps constantes con sincronización vertical. A 60 fps, el juego evidentemente se juega mucho mejor. Sí, en PS4 a 30 fps es sólido, pero a 60 fps los enfrentamientos, obviamente, son mejores.

La latencia es mínima, la fluidez se aprecia muchísimo y es muy cómodo jugar tanto con mando como con teclado y ratón. En ocasiones, como decimos, rozamos el fotorrealismo gracias a la decisión de diseño, a las texturas 3D de las rocas cercanas y a una distancia de dibujado generosa.

En un artículo que publicaremos dentro de unas horas (aún no podemos por embargo), compararemos la tecnología DLSS de Nvidia con la solución de nitidez de AMD y los diferentes filtros AA, pero os avanzamos que el rendimiento tanto con AA como con DLSS es muy bueno.

En cuanto al sonido, no hay sorpresas, ya que tenemos las mismas opciones que en PS4, con las interpretaciones originales y unos subtítulos cuyo tamaño podemos configurar... o unas voces en castellano que tienen un gran nivel. Es cierto que hay matices que se pierden en el doblaje y en algunas líneas concretas, pero los actores y actrices implicadas hacen un trabajo magnífico a nivel general. Además, se mantiene eso de nombrar a los actores y actrices de cada país cuando aparece un nuevo personaje.

La banda sonora, por su parte, es muy interesante gracias tanto a composiciones originales como a las de artistas “invitados” y, de hecho, la música es una gran amiga para lograr una inmersión excepcional en este título. Desde el primer tema de Low Roar en cuanto buscamos completar el primer pedido, nos pasamos el juego esperando esos momentos en los que el sonido ambiental baja un par de puntos, la música se sube, aparece el nombre de la canción... y caminamos.

Death Stranding, y lo hemos dicho alguna vez a lo largo de este análisis, es un juego especial, y gran parte de eso que lo hace especial es tanto la temática como la paz que nos produce la música al sonar. En esos momentos, en casi todos, sabemos que tenemos por delante unos minutos en los que no tenemos que preocuparnos por la lluvia, por los EV o por nada más. Simplemente es como ponerse los cascos mientras suena un temazo y... caminamos.

Death Stranding PC

Y si tenéis un monitor 21:9, ese afán cinematográfico de Kojima se acentúa aún más. No todos los juegos 'pegan' en ese formato, pero Death Strandign ha sido adaptado a monitores ultrapanorámicos, y la verdad es que es una experiencia sobresaliente... y más envolvente si tenemos un ultrawide curvo.

El manido “no es para todos, es especial”

Al final, jugamos a muchos videojuegos y, aunque no dudamos que la inmensa mayoría están hechos con amor, es indiscutible que no todos son especiales. Eso es un privilegio que solo unas decenas de títulos a lo largo de la historia del medio pueden ostentar, y estoy convencido de que Death Stranding es uno de esos juegos especiales.

Death Stranding PC

Cuando salió el juego, pensé que no era un juego para todo el mundo, y no porque sea tan “intelectual” que no todos van a poder entenderlo. Ese pensamiento es bastante simplista, de hecho, y si considero que no es un juego para todos es porque se sale de lo habitual y puede que, al jugarlo, no nos pille en el momento oportuno para ello.

De hecho, en su lanzamiento en PS4 lo dejé a medias. No hizo ese ‘clic’ en mi cabeza. Tenía curiosidad por ver cómo avanzaba la historia, pero la mecánica, aunque me apasionó al principio, me acabó aburriendo. Ahora, las cosas han cambiado y sí ha conseguido enamorarme. He visto eso especial que se esconde pasadas unas horas y puede que por la situación de la pandemia, por la corriente de odio en redes sociales o por el motivo que sea, el juego me ha llegado más.

Ese mensaje de “conectar personas en lugar de separarlas” ha calado más y “entiendo” el metamensaje de Kojima. Me ha gustado considerablemente más que en su día, pero sigo pensando que es un juego que disfrutaréis si os pilla en el momento oportuno. Si no, y teniendo en cuenta la brutal oferta de títulos en este momento, y lo que está por llegar, lo más seguro es que lo dejéis pasar.

Death Stranding PC

Al final, tras el discurso más personal, vamos con lo importante del análisis de Death Stranding. La adaptación a PC es fantástica con un abanico de requisitos que permite que muchos jugadores puedan disfrutar de la obra de Kojima y que en equipos modestos se ve genial, pero también en equipos más potentes. ¿Nos falta ray tracing? Sí, aunque los propios reflejos que permite Decima son muy satisfactorios.

Jugar a 60 fps es una auténtica gozada, el audio es excelente y si la propuesta e historia os entra, disfrutaréis de más de 35 horas de un juego que se nota que está pensado al milímetro, que es original y que, además, es diferente. Kojima despierta odio y amor a partes iguales, pero lo que está claro es que es alguien necesario en este mundillo, como otros creativos que se descubren en cada una de sus obras.

Valoración

Death Stranding es uno de esos juegos especiales y, por tanto, de esos que amas... u “odias”. Está claro que no deja indiferente a ningún jugador debido a su historia y, sobre todo, a sus innovadoras mecánicas de juego. Si te atrapa, querrás perderte y sumergirte en ese mundo apocalíptico para repartir paquetes mientras en tu iPod suenan temazos.

Hobby

93

Excelente

Lo mejor

La historia y el tratamiento de personajes. Está cerca del fotorrealismo y en lo sonoro es sobresaliente. Las mecánicas de “sigilo” y las físicas. 

Lo peor

Te tiene que calar para que te guste. Echamos en falta más personalización de ajustes. Los tiroteos contra humanos siguen siendo flojos.

Y además