Por qué Thanos es morado
Reportaje

Por qué Thanos es morado - El origen del villano de Marvel

Por Jesús Delgado

Thanos es morado y algo deforme. ¿Sabes por qué es así? Si no conoces la respuesta, te explicamos el por qué de su aspecto en el siguiente artículo. Los más comiqueros lo sabrán ya, pero si eres una persona neófita, agradecerás la explicación.

Thanos no va a ganar nunca un concurso de belleza. A menos que se presente a punta de Guantelete del Infinito frente a los jueces, que entonces la cosa cambia. El villano de Marvel Comics, que sirve de principal antagonista a Vengadores: Infinity War y Vengadores: Endgame es, en términos humanos, bastante feote y algo deforme. Algo que, entre los fans más maledicientes, le ha hecho ganarse el mote del "Viejo Caraescroto". 

Thanos es morado o, mejor dicho, tiene la piel morada (o de un color lila enfermizo) y esta está pegada a su rostro dándole un aspecto de pasa arrugada, si no de calavera y, encima, no tiene ni un solo mechón de pelo. Además, sus dimensiones son algo así como mastodónticas. Su complexión es más similar a la de un gorila que a la de un humanoide.... Y, eso, sin olvidar que sus ojos son completamente negros, como pozos sin fondo (aunque en las películas y en algunos cómics se hayan exhibido de color azul eléctrico). 

Aunque no os lo creáis, este aspecto no es el habitual en la especie de Thanos, los titanes. De hecho, Thanos es una desviación, literalmente, del genoma titán habitual, siendo un "monstruo" entre los suyos más allá de los terribles actos que ha cometido a lo largo de su carrera

Thanos debutó en los años 70. Encuentra sus primeras fechorías en los cómics en el tomo de La Saga de Thanos

Si quieres saber por qué Thanos es morado y tiene ese aspecto, sigue leyendo. Seguro que te hace gracia descubrirlo. 

Un paria entre los suyos

No sabemos cómo serían los titanes del planeta Titán en el Universo Cinematográfico de Marvel. Sabemos que Thanos es el último de su especie, la cual sucumbió debido a la sobrepoblación y a un uso bastante negligente de los recursos naturales de su planeta. Ahora bien, los hijos de Titán del Universo Marvel tradicional, el de los cómics, son muy diferentes a Thanos.

Si habéis leído nuestro artículo dedicado a las especies que pueblan el Universo Marvel, recordaréis que mencionamos a los celestiales y a los titanes. A unos, con más detalle, y a los otros, de pasada. Los celestiales eran una raza de ingenieros genéticos o dioses viajeros, que visitaron numerosos mundos. Entre ellos la Tierra, durante la prehistoria. Sus experimentos pasaban por alterar el genoma de las especies, creando una superraza de seres llamados los eternos (una creación de Jack Kirby, por cierto).

Los eternos eran seres que desarrollaban grandes poderes como superfuerza o superresistencia, gran longevidad pero también, en algunos casos, dones únicos. La mutación de su genoma daba lugar, en ocasiones, a una rama deforme, llamada desviantes. En el caso de los humanos, los eternos de la Tierra se convirtieron, principalmente, en una variante apolínea y superpoderosa. En el caso de otras especies, como en el de los skrull, el gen desviante se impuso, dando lugar al fenotipo skrull dominante en la actualidad. 

Pero sigamos hablando de los titanes. Tras una guerra civil, una facción de los eternos se mudó a la luna Titán y durante milenios desarrollaron una cultura de carácter tecnocrático con un líder espiritual e intelectual: Alars, también llamado "El Mentor". Alars y su esposa, Sui-San, tuvieron dos hijos, que habrían estado llamados a sucederlos, si la cosa no se hubiera torcido.

Thanos y su familia

El primero de ellos era Eros, también llamado Starfox, un niño amigable y sano. Y un segundo era un chaval taciturno y ligeramente feote y arrugado. Sí, lo habéis adivinado: era Thanos. El motivo por el que Thanos naciera de este modo se debe a que en el bombo genético le tocaron los genes recesivos desviantes, que todo eterno porta. Dicho de otra manera, aunque tiene el poder y los dones de la mayor parte de los eternos, su aspecto está limitado por una serie de genes viciados. 

Esta explicación de carácter genético sería la que algunos autores y personajes del entorno del villano esgrimirían durante mucho tiempo para justificar sus actos. Vamos, que era malo ya incluso al nacer. Sin embargo, un análisis de su vida ofrece otra perspectiva de la cuestión. 

Creemos que el motivo principal que hizo que Thanos se convirtiera en un monstruo no debería achacarse a su carga genética, sino que podría originarse en su infancia y su juventud. Debido a su aspecto, Thanos habría sido un paria entre los suyos. También tendría que ver que  "Papá y Mamá" pasaran de su hijo más feo, alimentado su conducta antisocial y su desprecio por sus congéneres, además de algunas otras manías raras, como la adoración de la Muerte. Que, además, su madre intentara matarlo al nacer (y otros episodios complejos que alimentan los mommy issues de Thanos), explicaría en buena parte el rumbo que su vida tomaría años después.

Terminamos, eso sí, con una curiosidad que merece aclararse: originalmente todos los titanes fueron coloreados de morado en los comics. Durante las aventuras del Capitán Marvel original y Los Vengadores, en La Saga de Thanos, en los que Alars y Eros debutaron, las primeras apariciones de estos personajes mostrabna su piel de color morado, como el de Thanos. Esto luego se cambiaría, en un intento de enfatizar las hondas diferencias entre el llamado Titán Loco y el resto de su especie. Lee aquí nuestra crítica de Vengadores Endgame.

Y además