Division 2 principal
Análisis

Análisis con nota de The Division 2 para PS4, Xbox One y PC

Por David Martinez

Versión comentada: PS4

Para el análisis de The Division 2 hemos tenido que crear a nuestro agente de la SHD y acompañarle en una misión, a vida o muerte, por las calles de Washington DC. Esto es lo que ofrece es el MMO de acción desarrollado por Ubisoft y Massive Entertainment, y ambientado en el universo de Tom Clancy.

Tom Clancy´s The Division fue uno de los lanzamientos más relevantes de 2016. Ubisoft y Massive (el estudio sueco que ya nos brindó World in Conflict) consiguieron una combinación muy equilibrada entre un desarrollo de "shooter" con coberturas, muchos elementos de RPG y el multijugador propio de los MMO, con un mundo persistente -la ciudad de Nueva York- en que los agentes cooperaban para restaurar el orden. Si aquel juego ya nos dejó una estupenda sensación (pese a los problemas iniciales del lanzamiento, como el "downgrade" gráfico y las colas para conectarse a los servidores) con esta secuela asumimos una tarea mucho más ambiciosa. 

The Division 2 es un juego conservador en su planteamiento -se mantiene el desarrollo, el "gunplay" y el sistema de recompensas- pero es mucho más grande y perfeccionado en todos sus aspectos. Siete meses después del estallido del virus en NY (aquel fatídico Viernes Negro), tenemos que trasladarnos a la capital del país, para rescatar a los civiles supervivientes y acabar con las facciones rebeldes. Y como en el juego anterior, nuestro primer paso es crearnos un agente del SHD (Strategic Homeland Division) con un editor bastante cómodo y sencillo. 

the division 2 4

Aunque The Division 2 tiene mucho de RPG, en la creación de personaje no elegimos una clase, ni asignamos valores a las características principales; sólo se trata de seleccionar nuestro aspecto físico. Después, llega el momento de trasladarse a D.C, para descubrir que la ciudad se encuentra al borde del colapso. Los edificios más emblemáticos se encuentran semiderruídos, los animales y la vegetación han tomado las calles, y la basura y los cadáveres se acumulan en las esquinas. Por toda la ciudad hay rastros de dispositivos de emergencia, como los coches de policía y ambulancias abandonados, y diferentes grupos rebeldes se dedican a saquear y torturar a los supervivientes. El Air Force One ha sido derribado frente al Capitolio, y el presidente de los Estados Unidos se encuentra en poder de los rebeldes.

Consejos para jugar a The Division 2

De hecho, hasta la propia The Division atraviesa una situación extrema, y nuestra primera misión consiste en llegar al cuartel general -situado en la Casa Blanca- para iniciar una "reconstrucción" del equipo, de la ciudad y de todo el país. 

the division 2

La civilización está al límite

Como hemos anticipado, todo es más grande en esta secuela. Washington DC no sólo es un mapa más extenso que Manhattan, sino que nos ofrece estilos de juego más variados. Además de las avenidas principales (que recuerdan bastante al juego original) nos encontramos con las explanadas que rodean al Capitolio, Union Station o el museo Smithsonian, que nos obligan a cambiar nuestra estrategia, porque los enemigos se acercan por todos lados. También hay barrios residenciales -la zona que rodea a la universidad- con casas bajas, y entornos de naturaleza exuberante, como la isla Roosevelt.  

Tom Clancy's The Division 2

Si la variedad en los exteriores es notable, lo que nos ha impresionado son los edificios, donde transcurren la mayor parte de las misiones principales. Claro que hay garajes o centros comerciales, pero lo que añade momentos icónicos son los combates en las salas del museo aeroespacial, recorrer los estudios de un canal de TV o los laboratorios donde se investiga una posible cura para el virus. Son estancias que han sido tomadas por tres facciones: los Hienas, que se dedican a saquear recursos, los Parias (supervivientes de una cuarentena) y los Hijos verdaderos; una agrupación paramilitar formada por antiguos miembros de la Joint Task Force. Y a todos ellos les plantamos cara del mismo modo; con un sistema de tiroteos con coberturas en que la estrategia juega un papel importante.

Comparativa Anthem vs The Division 2

Si habéis jugado al juego anterior, no os vais a llevar ninguna sorpresa. El "gunplay" (el comportamiento de las armas, los tiempos de recarga y el sistema de puntería) son muy similares, y los enemigos de mayor nivel siguen teniendo ese efecto "esponja de balas" que nos obligará a vaciar cargadores para abatirlos. En el caso de los antiguos miembros de The Division, incluso tendremos que arrancarles la armadura corporal para conseguir infligirles más daño.

Las habilidades especiales, como el uso de drones, minas buscadoras y torretas, y el uso de explosivos completan nuestro catálogo ofensivo. En esta secuela tenemos hasta 8 de estas habilidades -que podemos desbloquear progresivamente- y que nos proporcionan un apoyo adicional, crítico si jugamos en solitario. Por su parte, las coberturas funcionan tan bien como en el juego de hace dos años, y los enemigos son bastante inteligentes.     

the division 2 2

A medida que avanzamos en la campaña, que supera las 30 horas de duración, nos encontramos con un montón de actividades. Junto a las misiones principales (con un nivel fijo recomendado) y secundarias, que se adaptan al nivel del jugador, nos encontramos con puntos de control que tenemos que conquistar para reforzar nuestra presencia en los diferentes distritos. También tenemos pisos francos que desbloquear, asaltos para conseguir piezas de tecnología SHD... Al final, cuando recuperemos el control de la capital, tendremos que conquistar los cuarteles generales de cada una de las facciones. Y os advertimos que se trata de unas misiones de una dificultad salvaje, casi imposibles de afrontar sin ayuda.

¿Es The Division un juego fascista y racista?

Son un montón de actividades, a las que hay que sumar eventos aleatorios -como las ejecuciones públicas, descarga de suministros, rehenes, convoyes o puestos de propaganda- y la mejora de nuestros asentamientos. Estos refugios de civiles necesitan recursos, y van mejorando de un modo progresivo (unas placas solares, zonas de cultivo, almacenes... e incluso zonas de juego para los niños con consolas en las que juegan a For Honor). Alguno de los refugiados de los asentamientos pueden reclutarse para nuestra causa, y otros nos encargarán misiones secundarias. 

the division 2 3

En general las misiones de la campaña consiguen que tengamos una verdadera sensación de progreso. Poco a poco vamos viendo más aliados sobre el terreno, y además descubrimos una historia más trabajada que la del primer juego, en que están implicados también el gobierno (o lo que queda de él) y la lucha contra el virus mediante una sustancia, el polvo amarillo DC-62, que es una referencia a la guerra de Vietnam. Con todo, su punto fuerte no es la historia. El planteamiento es buenísimo, y la ficción geopolítica es digna de Tom Clancy, pero no terminamos de implicarnos con los personajes. 

The Division 2 saldrá en Epic Games Store

Todas las actividades se pueden disfrutar tanto en solitario como en el modo multijugador online. Cuando un nivel se nos ponga cuesta arriba, podemos solicitar refuerzos de otros agentes de The Division, y así tener ventaja para flanquear a los enemigos. Y la verdad es que la sensación de jugar en compañía mejora aún más los intercambios de fuego. Si jugamos en equipo sí nos sentimos "de verdad" como parte de una fuerza especial, camuflada entre la población civil, que sólo se activa ante una emergencia. 

Habilidades y mejora de los agentes

Como todos los MMO, lo que de verdad nos motiva a seguir avanzando en The Division 2 es la posibilidad de mejorar nuestro personaje y conseguir un botín cada vez más jugoso. La campaña tiene un límite de nivel 30 (que podemos alcanzar con las misiones principales y secundarias), pero lo que más engancha es conseguir un equipo de máximo rango: chaleco táctico, rodilleras, pistolera, guantes y máscara... que mejore nuestros niveles defensivos.

Lo mismo ocurre con el arsenal: podemos llevar hasta tres armas equipadas al mismo tiempo (una vez que hayamos desbloqueado la habilidad correspondiente), que a su vez tienen varios niveles y se pueden modificar. En este caso, cada fusil cuenta con tres valores numéricos que indican daño, cadencia de tiro y capacidad del cargador, y se pueden mejorar con los habituales cargadores extra, miras, empuñaduras y modificadores en el cañón. No son objetos, sino que se consideran habilidades del personaje.

the division 2 3

La clave está en el equilibrio del "loot". Es decir, ¿es justa la recompensa por el tiempo que invertimos? Puede parecer algo menor, pero un error en el ratio de aparición de los objetos o en la rareza de los tesoros puede arruinar nuestra experiencia -como le ha pasado a Anthem y como le ocurrió al primer Destiny con el Ciptarca-. En este caso, nos parece que el sistema está bien equilibrado: las recompensas son frecuentes, y se completan con cajas aleatorias que nos "regalan" cada vez que subimos de nivel.  Algunos jugadores se quejan de que podamos obtener el mismo arma con diferentes estadísticas, pero a nosotros nos parece una solución acertada, ya que nos permite que nos mantengamos con nuestro rifle favorito a medida que avanzamos. 

En los niveles más avanzados podemos transferir las características desmontando un arma y mejorando la que estamos empuñando. Y sobre todo, conseguir planos para construir nuevas piezas (si tenemos los recursos disponibles). 

El progreso se completa con modificadores que se aplican al equipo y con elementos estéticos, como los uniformes, que no afectan directamente a nuestras estadísticas, o los parches, que son un reconocimiento por realizar algunas acciones en particular. Como hemos indicado nada más empezar el análisis de The Division 2 es una avalancha de contenido. Ahora bien, la campaña es sólo un modo de introducirse en el juego, y lo que nos va a llevar más tiempo son las habilidades del "endgame", es decir, las que aparecen al terminar la historia, cuando tengamos el máximo nivel, y que nos dan acceso a los objetos más raros.

Pensado para el endgame

Durante el desarrollo de The Division 2 tuvimos ocasión de visitar los estudios de Massive Entertainment y hablar con lo desarrolladores en distintas ocasiones. Y en todas ellas insistieron en que el juego se había planteado con las actividades del "endgame" en mente. Sobre el papel, esta forma de trabajar es inmejorable. Para empezar, damos la bienvenida a una nueva facción, los Colmillo negros, que invaden la ciudad y que suponen un nuevo reto en localizaciones que ya hemos visitado. Es una especie de "segunda vuelta" con nuevas condiciones, porque cuentan con tecnología tan avanzada como la de la propia Division, incluyendo blindajes, drones -que recuerdan a los de Metal Gear Solid 4- y dispositivos de camuflaje. 

Cuando terminamos la campaña también se desbloquean las especialidades, que esencialmente añaden un arma especial al agente. Podemos escoger entre el francotirador -con un fusil de precisión TAC 50-, el experto en demoliciones (con un lanzagranadas M32A1) y el experto en supervivencia, con una ballesta con munición explosiva. Cada uno de ellos cuenta con modificadores específicos, que se ajustan a nuestra forma de jugar. 

En lugar de encontrarnos con una zona oscura (un lugar sin ley en que se combina el PVE y PVP), el juego nos ofrece tres. No sólo se trata de añadir variedad a esta forma de jugar, sino de la posibilidad de cambiar las reglas. Así, las estadísticas están normalizadas (se suavizan las diferencias entre jugadores de distinto nivel) en las zonas oscuras, pero temporalmente se convertirán en zonas oscuras ocupadas, en que se conservan los valores originales y las diferencias entre jugadores son más extremas (claro que también podemos obtener más recompensas). 

Hay que agradecer que cada una de las zonas oscuras cuenta con un nivel de introducción, adicional, que nos sirve para reconocer el sistema de juego, el modo de extraer los suministros contaminados y la dificultad... A partir del nivel 30, la zona oscura se convierte en el mejor modo de conseguir equipo potente.

the division 2 2

¿Recordáis cómo se actuaba en la zona oscura? Todos los agentes eran "buenos" hasta que disparaban a otro jugador. Entonces se convertía en "renegados" y se indicaba su posición a los demás jugadores para que se enfrentasen a ellos. Pues bien, ese sistema se mantiene, pero ahora nosotros elegimos pasar al lado rebelde desde el menú -para que una bala perdida no nos traicione- y además existe un paso intermedio; el agente renegado que se apropia de los suministros, pero que no elimina a otros miembros de The Division. 

Hay mucho más, incluyendo actividades diarias para los que hayan superado el nivel 30. Conflicto (que viene a ser el modo "versus" tradicional en las modalidades de escaramuza (batalla por equipos) y dominio... y planes de contenido gratis durante un año (empezando por la incursión para 8 jugadores simultáneos). Y con ello, la llegada del equipo exótico, que al fin y al cabo es lo que nos va a mantener jugando durante meses.

La técnica de Snowdrop Engine

Massive Entertainment trabaja con un motor propio, el mismo que utilizó para The Division, y está perfectamente afinado. La recreación de la ciudad es muy fiel, y ofrece una transición completamente fluida entre los exteriores y el interior de los edificios, sin tiempos de carga cuando entramos en las zonas seguras. Además, muestra un ciclo día/noche muy natural y un amplio abanico de efectos climatológicos. También nos parecen perfectas las decisiones artísticas que reflejan el deterioro de la ciudad desde que se expandió el virus. Las armas son modelos reales, perfectamente reconocibles, y los efectos de fuego y explosiones cumplen. Lo único que podemos reprocharle es la repetición en el diseño de los enemigos, problemas de "popping" y carga de texturas,

the division 2 4

 Aunque para ser honestos, en la semana que llevamos invertida en The Division 2 nos hemos encontrado con algunos bugs y problemas de colisiones que nos han "condenado" durante algunos tiroteos. Esto es normal en un juego de estas características, y además no han dejado de lanzarse parches que solucionaban distintos problemas. Ahora mismo, el juego está muy pulido, es perfectamente jugable tanto en solitario como en el modo multijugador (aunque la dificultad de las últimas misiones de la campaña se dispara). 

La banda sonora acompaña a la perfección, y nos ha gustado comprobar cómo los efectos de sonido experimentan con las detonaciones en salas con una geometría especial, como el planetario o el interior del Air Force One. El doblaje al castellano es muy correcto, y en general completa un apartado técnico estupendo. ¿Y respecto al netcode? Cuando se trata de un juego "always online" el hecho de que cuente con un código de red sólido es crucial. En nuestra experiencia sólo hemos tenido un momento en que nuestra conexión con el anfitrión era débil y había un poco de lag, pero fue anecdótico. 

the division 2

El sistema de matchmaking también nos ha funcionado a la perfección. Incluso después de que el juego se haya puesto a la venta y el número de jugadores se dispare. Después de haber terminado la campaña y disfrutado de las actividades del "endgame" seguimos enganchados al juego de Ubisoft y Massive, y cuanto más profundizamos, más opciones se abren frente a nosotros. A primera vista, puede parecer "más de lo mismo", pero creednos, la expresión correcta es "mejor de lo mismo". Al contrario de lo que nos ha ocurrido con otros lanzamientos similares, se trata de un juego "muy acabado"... y eso que aún no hemos jugado la raid Horas Oscuras para 8 jugadores, que promete ser el contenido más cuidado y desafiante de todo el juego. 

Valoración

Una mezcla perfecta entre "shooter", juego de rol y MMO, que nos ha conquistado por su enorme contenido y una estupenda ambientación en la ciudad de Washington DC. El hecho de que se haya diseñado pensando en el "endgame" es un punto a favor -es donde vamos a pasar más tiempo- al igual que el sistema de niveles y "loot" que nos invita a avanzar.

Hobby

91

Excelente

Lo mejor

Cargado de contenido: campaña de más de 30 horas, actividades de "endgame" y expansiones gratis durante un año. El sistema de progreso y el gunplay.

Lo peor

Enemigos que se comportan como "esponjas de balas". Las modificaciones de las armas mediante habilidades son algo complicadas. El argumento se diluye.