Análisis de Evil West: la salvaje combinación entre Doom y God of War acierta en el blanco

Evil West

Evil West es lo nuevo de Flying Wild Hog: un juego de vampiros en el salvaje Oeste que combina lo mejor de Doom y God of War. ¿Demasiado bueno para ser cierto? En este análisis os contamos si merece la pena.

Vampiros en el salvaje Oeste. Honestamente, no tenemos muy claro qué hacemos escribiendo un análisis de Evil West cuando el nuevo juego de Flying Wild Hog Studios ya se vende solo. 

Porque, para quien no los conozca, este estudio polaco es el responsable de las tres últimas entregas de la saga Shadow Warrior; juegos de acción intensa que puede que no sean de lo mejor del género o que no vayan a pasar a la historia... Pero que nos aspen si no son condenadamente divertidos.

VIDEO

Análisis de Evil West

Y si cogemos el "expertise" con los juegos de acción de Flying Wild Hog y lo combinamos con algo con tanto gancho como "vampiros en el salvaje Oeste"... El resultado es tan bueno como estáis imaginando. 

Con las botas llenas de arena, las espuelas tintineando y acompañados por una fragancia de pólvora y sangre (que no es nuestra), hoy estamos aquí para contaros si Evil West merece la pena (spoiler: sí).

El análisis de Evil West para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC de Hobbyconsolas:

Jugabilidad y gameplay de Evil West

Como habréis imaginado por el titular que acompaña a nuestro análisis de Evil West, en lo jugable estamos ante lo que pasaría si Doom y God of War tuviesen un hijo. 

Y no lo decimos nosotros (aunque también): sus responsables han reconocido sin miedo que la perspectiva en tercera persona y cercana al personaje se inspira en la del juego de Sony Santa Monica, mientras que el sistema de combos bebe de las mieles de Devil May Cry

La comparación con Doom sí la hacemos nosotros, pero porque las ejecuciones con las que podemos derrotar a los enemigos cuando les queda poca salud no sólo son brutales, también nos otorgan orbes de salud.

Evil West

El sistema de combate de Evil West mezcla rotundos ataques cuerpo a cuerpo con diferentes tipos de armas a distancia. Además de un combo de cinco golpes, podemos lanzar a los enemigos por los aires para a continuación acribillarlos a balazos (Dante estaría orgulloso).

Los puñetazos también nos permiten lanzar a los enemigos contra trampas o explosivos que suele haber en los escenarios, así como contra otros enemigos. Este aspecto nos ha gustado bastante, pues nos invita a aprovechar bien el terreno de juego y a posicionarnos correctamente durante los enfrentamientos.

A esto se le suma el guantelete, que además de añadir electricidad a los golpes, nos permite tanto acercarnos a la velocidad del rayo a los enemigos, como atraerlos hacia nosotros. Es una herramienta esencial y viene de perlas para controlar el campo de batalla.

Que hablar de "armas a distancia" no os lleve a pensar que estamos ante un juego de tiros sin más; en Evil West, cada arma está asignada a un botón y, en lugar de munición, cuentan con un período de enfriamiento.

Evil West

De esta manera, al presionar el gatillo R2/RT disparamos el siempre fiable revólver, pero si mantenemos pulsado L2/LT, se dispara el rifle. El botón cuadrado/X está asociado a la escopeta y el botón triángulo/Y sirve para deslumbrar a todos los enemigos con un artilugio con forma de crucifijo.

Esto es sólo un pequeño ejemplo, pues a medida que progresamos vamos obteniendo nuevas armas, así como nuevas habilidades que podemos desbloquear con cada subida de nivel. El abanico de opciones a nuestra disposición es francamente elevado, tanto que llega un momento que es fácil olvidar algunos de los cacharros que llevamos encima.

Pero eso es un grave error, pues para sobrevivir a los enfrentamientos hay que sacar partido de todo. Que la gran mayoría de armas tenga un período de enfriamiento nos parece una idea de lo más inteligente, pues nos obliga a aprovechar todos los recursos y a hacerlo de manera inteligente.

Evil West

Ha quedado claro que el sistema de combate de Evil West mola un puñado, pero ¿qué pasa con el resto? Pues que estamos ante un juego de acción con un estilo muy clásico: nada de mundo abierto o escenarios gigantescos por los que perderse. 

Evil West se divide en misiones por las que se avanza de manera lineal y que tienen lugar en escenarios también lineales. El diseño de niveles es bastante simplón, y no sólo porque haya poco o ningún espacio para la exploración, sino también porque es bastante rígido y se puede ver con claridad cuándo toca avanzar y cuándo toca una arena de combate.

Hay coleccionables y mejoras que nos invitan a desviarnos de vez en cuando, pero por lo general todos los niveles de Evil West son simples y directos, tanto para lo bueno como para lo malo.

Estacas y revólveres: la historia de Evil West

La historia de Evil West nos lleva hasta un salvaje Oeste en el que además de forajidos y sheriffs, hay una epidemia de vampiros. Nosotros nos ponemos en el papel de Jesse Rentier, hijo del director y futuro sucesor del Instituto Rentier, una organización que se dedica al exterminio de los sanguisuge y que destaca por haber desarrollado tecnología muy avanzada para derrotarlos.

Como veis, la premisa tampoco plantea nada demasiado original, porque historias sobre organizaciones dedicadas a acabar con vampiros las hay a patadas. El encanto de la de Evil West reside, como es obvio, en que tiene lugar en el salvaje Oeste, con todo lo que ello conlleva: caballos, puestas de sol, ferrocarriles, plantas rodadoras, pueblos abandonados, bancos, etc.

Para nuestro gusto, la historia tiene un pequeño problema y no es el hecho de que sea una historia que ya hemos visto mil veces, o que esté protagonizada por el típico tío duro con menos personalidad que un folio en blanco.

Evil West

El problema es que tiene un tono demasiado serio, o quizás deberíamos decir que se toma las cosas demasiado en serio. Porque seamos honestos: un juego de vaqueros contra vampiros se prestaba a un tono mucho más macarra.

Pese a todo, hay que reconocer que el universo que se han sacado de la manga es bastante interesante (lo suficiente como para que nos hayamos parado a leer todos los coleccionables y fichas de personajes) y que al final la historia aquí es lo de menos; lo que importa son las tortas y ya ha quedado claro que eso Evil West lo clava.

Gráficos del lejano Oeste

Para tratarse de un juego AA (porque, por si no era evidente, estamos hablando de un título que no juega en las grandes ligas) hay que reconocer que Evil West se ve realmente bien

Nosotros hemos jugado a la versión de PC, y si bien de vez en cuando se ve alguna cosa que chirría (como las caras de los NPCs del Saloon), en líneas generales es un título realmente sólido. 

Queremos destacar dos aspectos: el primero es la gran variedad de niveles que visitamos, porque como ya hemos dicho el rollito del Oeste está muy bien aprovechado y tenemos fases que tienen lugar en zonas desérticas y montañosas, bosques, cuevas, pantanos, minas, pueblos, zonas nevadas... Hay de todo.

Evil West

El segundo es que pese a que el diseño de personajes y enemigos tiene la misma sutileza que el Lancer de Gears of War, Evil West ha logrado sorprendernos a nivel artístico y lo ha hecho, de nuevo, con sus escenarios, que en ocasiones nos dejan estampas con un enorme poderío visual.

Los efectos de iluminación se utilizan de una forma bastante exagerada pero que funciona realmente bien a la hora de darle al juego un toque un poco terrorífico. Porque pese a que no lo parezca y aunque en ningún momento se trata de un juego de terror, sí que tiene partes bastante oscuras.

¿Es difícil Evil West?

Evil West nos propone cuatro niveles de dificultad: Historia, que no supone prácticamente ningún reto y permite al jugador centrarse en el argumento; Normal, que es el que los autores diseñaron como experiencia de juego deseada; Difícil, ideal para quienes buscan un reto que superar; y Maligna, el más duro que hay y el menos recomendable para la primera partida.

Nosotros hemos jugado en el nivel de dificultad normal y aunque inicialmente el juego propone un reto bastante asequible, llegado cierto punto nos pone las cosas bastante complicadas, tirándonos distintos tipos de enemigos muy peligrosos en un mismo enfrentamiento. Vamos, que ha habido combates que hemos tenido que repetir unas cuantas veces.

No decimos esto como algo malo, sino todo lo contrario; nos gusta que, fiel a su estilo de juego de acción clásico, Evil West nos planteé algún que otro desafío de esos que nos hacen sudar pero que resultan muy satisfactorios cuando los conquistamos.

¿Cuántas horas dura la historia de Evil West?

El marcador de Evil West indica que hemos tardado unas once horas en completarlo, pero sospechamos que no se tienen en cuenta todos los reintentos tras morir, así que echadle que completar la historia os puede llevar entre diez y quince horas.

Tras superarla, podemos empezar una nueva partida plus, donde conservamos todas las mejoras y la dificultad del juego se incrementa. 

 

Además, podemos repetir los niveles en cualquier momento para buscar cualquier coleccionable que nos hayamos dejado.

En nuestra opinión, se trata de una duración perfecta. De hecho, hay algo que Evil West hace rematadamente bien, y es que se termina cuando se tiene que terminar; cuando ya no hay más tipos de enemigos que presentar ni nuevas armas que conseguir, el juego es consciente de que ha llegado el momento de decir adiós (por todo lo alto, eso sí).

Precio y plataformas disponibles

Evil West estará disponible a partir de mañana, 22 de noviembre de 2022, en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC

Además de en formato digital, Evil West llega a España en formato físico de la mano de PLAION a un precio de 59,95 €. Al hacernos con esta edición nos llevamos de regalo el paquete de objetos cosméticos Wild Wild East.

Veredicto: un juego de los que ya no se hacen

Mientras jugábamos a Evil West, no dejábamos de pensar en todas esas veces que hemos pillado de madrugada una película de vampiros en la tele. Puede que no sean peliculones ni que destaquen por sus actuaciones o efectos especiales, pero anda que no entran bien a esas horas. 

Pues eso es exactamente lo que sucede con el título de Flying Wild Hog: es un juego que no se anda por las ramas y que nos da exactamente lo que promete: acción pura, dura y sin contemplaciones ni rellenos innecesarios.

VIDEO

Evil West - Tráiler del modo cooperativo

Es un tipo de juego que lamentablemente ya no se hace, con cierto sabor a la época de PS3/360. Y que incluso en un fin de año tan atiborrada de juegos de gran calibre, nos ha mantenido pegados a la pantalla de principio a fin. 

Además, pocos juegos pueden presumir de haber conseguido que queramos volver a meternos entre pecho y espalda un maratón de pelis de vampiros.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Evil West tiene el estilo de una película de serie B (en el buen sentido) y la propuesta de un juego de PS3/360 (de nuevo, en el buen sentido): da exactamente lo que promete, va a lo que va, no se entretiene con tonterías, no rellena por rellenar y se acaba cuando se tiene que acabar. Es un juego de los que ya no se hacen; es una pasada.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El sistema de combate: potente, satisfactorio y con muchas opciones. Ambientación muy variada. Una experiencia muy clásica. ¡Y con cooperativo!
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El diseño de niveles es muy simple. La historia se tomalas cosas más en serio de lo que debería; este juego pide a gritos ser más macarra.

Plataformas:

PC,

PS4,

PS5,

Xbox One,

Xbox Series X

Versión comentada: PC

Hobby

85

Muy bueno

Y además

Evil West

Carátula por defecto

Plataformas:

PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento: