Análisis de God of War Ragnarok: la secuela poderosa y despiadada que merece un dios

God of War Ragnarok

El análisis de God of War Ragnarok nos enfrenta a algo mucho más grande que un videojuego; una historia que reescribe la mitología nórdica con la sangre de los héroes y la pluma de la mejor tecnología. 

En God of War Ragnarok, Kratos no sólo se enfrenta a los dioses de Asgard. La batalla del Fantasma de Esparta es mucho más épica, lucha contra el destino. Cada uno de los momentos de su vida, desde la Grecia clásica a Midgard, conduce a este momento. 

Santa Monica Studios había puesto el listón muy alto con la entrega anterior: el God of War de 2018 se cuenta entre los mejores juegos de PS4, tanto a nivel de historia y desarrollo como en el apartado técnico. Pero lo que consigue Ragnarok es pulverizar esta marca.

VIDEO

Análisis God of War Ragnarok SIN SPOILER

Habrá quienes discutan si nos encontramos ante el GOTY de 2022 (el mejor juego del año) o incluso el mejor juego de PS5 hasta la fecha. Pero para mí, esto es menospreciarlo, casi como si nos ponemos a debatir si la Capilla Sixtina debería considerarse "el mejor grafitti de la historia".

Según hacía el análisis de God of War Ragnarok, me he encontrado una obra de arte. Una historia violenta que te sacude, y es capaz de hacerte apretar los dientes con los combates más sangrientos, o saltarte las lágrimas con momentos dramáticos. Porque, como corresponde a una historia mitológica, Ragnarok es una tragedia. 

God of War EMBARGO 3 de noviembre

¿Hace falta haber jugado a God of War para disfrutar de su secuela? Pues en esta ocasión, si. La historia de Ragnarok funciona por si misma, y el juego incluye un breve resumen de todo lo que ocurrió antes, para refrescarnos la memoria. Pero el impacto es mucho mayor si conocemos cómo ha evolucionado la relación de Kratos y Atreus, o qué pasó con Freya.

En cierto modo es algo parecido a lo que ocurre con The Last of Us parte II, hay momentos que sólo cobran un significado completo si conocemos bien a los personajes. En este análisis de Ragnarok os vamos a contar todas sus virtudes, sin entrar en "spoilers" sobre la historia. 

Análisis, review y opinión de God of War Ragnarok, sin spoilers:

Antes de seguir leyendo, os adelantamos que hemos hecho este análisis con 37 horas de juego, es decir, habiendo superado la historia principal y las misiones secundarias, pero aún nos queda muchísimo por explorar. 

Tenemos la sensación de que el mundo de God of War Ragnarok, ambientado en los Nueve Reinos de la mitología nórdica,  aún nos guarda mucho más; pequeñas historias, coleccionables y los combates más duros (los bersherker, que ocupan el papel de las valquirias del juego anterior). 

He aquí que veo a mi padre: la historia de God of War Ragnarok

Si el primer God of War representaba el viaje de Kratos por aceptar su destino, en Ragnarok es Atreus quien debe asumir su papel en el orden del universo. Una parte fundamental de la historia gira en torno a la revelación de quién es el "chico" y cómo interviene en el fin del mundo de la mitología nórdica. 

La evolución de los personajes y la relación entre ambos es brillante. Kratos sigue aprendiendo a ser padre, pero esta vez tiene que hacer frente a un adolescente, capaz de enfrentarse por si mismo a las situaciones que se presentan. 

De nuevo, la tensión entre ambos está plasmada de una forma inmejorable, y consigue que nos impliquemos en cada una de sus conversaciones (y son unas charlas magníficamente interpretadas). A su alrededor, nos encontramos con un puñado de personajes muy bien construidos. 

God of War EMBARGO 3 de noviembre

Mimir, el hombre más listo del mundo (mejor dicho, la cabeza de Mimir), Freya, y los enanos Brock y Sindri se ganan mucho más peso en la historia, y ofrecen una nueva visión del conflicto entre los dioses. Pero estos personajes que regresan son sólo una parte de la narrativa.

God of War Ragnarok es una obra mucho más coral: se incorporan otros secundarios, como Tyr (el dios de la guerra nórdico) o la gigante Angrboda, y nos gusta especialmente el tratamiento de los rivales de Kratos. Vamos a conocer a fondo a Thor u Odín, dioses asgardianos que tienen un papel importante. 

Además de esta historia central, que adapta los mitos nórdicos de una forma bastante coherente, nos encontramos con un "lore" riquísimo. Las armas, las localizaciones o las misiones secundarias están perfectamente integrados en la historia. Y volvemos a disfrutar de la narración de Mimir, cada vez que nos desplazamos, que también profundiza sobre el pasado de Kratos. 

Si tuviéramos que poner un ejemplo para  reflejar lo que significa esta historia, sería un equivalente a Vengadores Endgame es el punto álgido en que se reúne todo aquello que se ha ido construyendo en la saga.

Os garantizamos que tiene numerosos momentos que ponen los pelos de punta, y no sólo nos referimos a las batallas.  

He aquí que veo a mi madre: Un juego mucho más grande

Cuando jugamos las cinco primeras horas para ofreceros las primeras impresiones de God of War Ragnarok tuvimos la sensación de que era un juego continuista. El arranque en Midgard y los primeros enfrentamientos parecían un reflejo del juego anterior.

Pero estas condiciones que nos impuso Santa Monica Studios tenían truco. Porque es a partir de ese momento cuando Ragnarok muestra todo su potencial. Y nos encontramos ante un juego titánico. Como ya se adelantó vamos a visitar los Nueve Reinos: Midgard, Muspelheim, Helheim, Alfheim, Nilfheim, Jotunheim, Vanaheim, Svartalfheim  y Asgard. 

Cada uno de estos reinos cuenta con una dirección artística única, y aquellos que ya visitamos en el primer juego se han transformado por el Fimbulwinter, el invierno que precede al Ragnarok. Y para que os hagáis una idea de sus dimensiones, muchos de ellos son entornos abiertos, que podemos recorrer a bordo de distintos vehículos.

Se trata de escenarios tipo "sandbox", que exploramos en barca o sobre un trineo tirado por lobos, y que esconden una enorme densidad de lugares relevantes y misiones. A medida que crecen las habilidades de Kratos, ganamos acceso a nuevas zonas, en que se alternan enfrentamientos y pequeños puzles. 

God of War EMBARGO 3 de noviembre

Estos puzles están integrados en los niveles, y nos han resultado muy ingeniosos. Le sacan el máximo partido a las armas de Kratos y las diferentes flechas de Atreus, combinados con multitud de mecanismos. 

El diseño abierto se combina con momentos épicos y "setpieces" en zonas más lineales. Y el resultado es un ritmo espectacular. Por fin, el juego nos ofrece aquello que echamos de menos en el anterior: los combates contra criaturas gigantescas, que están en el ADN de la saga. 

He aquí que veo a mis hermanos y hermanas: el combate

Tratándose de un juego que se llama "el dios de la guerra" está claro que los enfrentamientos son el eje central del juego. Es verdad que la cámara situada a los hombros del protagonista no es tan versátil como una vista más alejada, pero tenemos la sensación de que los ataques se han vuelto más dinámicos, sin perder la "contundencia". 

Desde el arranque, contamos con el Hacha Leviatán y las Espadas del Caos, que cuentan con un abanico de combos muy profundo. El esquema de controles del juego original añade nuevas funciones para el botón triángulo, que generan ataques más largos.

La sensación es que se parece un poco más al estilo de combate de los God of War clásicos de la primera trilogía, más ofensivo. Pero no se han perdido los aspectos estratégicos de parada con el escudo y esquiva en el momento oportuno, sobre todo en los combates contra jefes finales. 

Si jugamos en PS5 hay que puntualizar que God of War Ragnarok no usa los gatillos adaptativos del mando durante el combate, porque resultaría una desventaja. Esta resistencia progresiva se reserva para otros momentos. 

ATENCIÓN SPOILER: Bien entrado el desarrollo encontramos un tercer arma, la Lanza Espartana. Aunque al principio no tengamos esta conexión emocional con el dorus (que es su nombre real), nos permite ampliar el rango de alcance y la cantidad de especiales. 

El contar con tres armas en el arsenal permite encontrar rivales que sólo son vulnerables a una de ellas, o que reciben mayor daño con ataques de fuego o de hielo. Esto, unido a la posibilidad de desbloquear nuevos movimientos o mejorar las armas, lo convierten en un sistema muy sólido. FIN DEL SPOILER.

God of War EMBARGO 3 de noviembre

Pero sobre todo, por encima de las mecánicas, God of War Ragnarok tiene uno de los esquemas de combate que más se disfruta. También uno de los más salvajes, que no escatima en decapitaciones y otros "finisher" brutales.

Ya lo he comentado algunas veces, pero desatar la furia espartana y destrozar a un enemigo con los puños desnudos es una experiencia insuperable y tremendamente visceral. 

He aquí que me llaman: El apartado técnico de God of War Ragnarok

Quizá el elemento más controvertido de God of War Ragnarok sea su realización técnica, y por eso merece la pena que nos explayemos. Santa Monica Studios ha tomado la versión de PS4 como plataforma  base para el desarrollo. 

Por una parte significa que el juego corre de maravilla en la plataforma actual, con un motor evolucionado sobre el primero y muy bien optimizado. Es algo que ya vimos en TLOU II, los desarrollos first party sacan un rendimiento increíble de la veterana consola. 

God of War EMBARGO 3 de noviembre

Pero ¿cómo afecta esto a la versión de PS5? Pues la verdad es que el juego se ve de escándalo, y se beneficia de una resolución 4K y tasa de 60 FPS en los modos fidelidad y rendimiento. Con VRR, también podemos disfrutar de un modo 4K a 40 FPS y 120 FPS. 

Disfrutamos de más detalles, más distancia de dibujado y animaciones más fluidas. A nivel visual está muy por encima de otros juegos "next gen", un caso similar a Horizon II Forbidden West, ahora bien, no introduce nada que aproveche PlayStation 5 al máximo. 

Eso es sólo en lo que se refiere al aspecto visual, claro. Porque lo que sí se ha aprovechado muy bien son otras mejoras del hardware. Es un juego, como God of War 2018, que se desarrolla en plano secuencia, sin cortes, el uso del SSD para eliminar los tiempos de carga es una gozada. 

Además, se aprovechan todas las funciones del Dualsense. Tenemos feedback háptico en numerosas acciones (por ejemplo, la recogida del hacha se siente diferente dependiendo de la dirección en que venga), y los gatillos adaptativos, como hemos adelantado, se han reservado para acciones especiales (especialmente épicas). 

God of War EMBARGO 3 de noviembre

Incluso se utiliza el altavoz del mando y el panel táctil, no sólo como botón adicional para desplegar el menú, sino para realizar pequeñas acciones contextuales. 

El sonido 3D también es un elemento exclusivo de la consola. Y nunca había tenido una experiencia tan cuidada jugando con los auriculares Pulse. Hasta ahora ya hemos disfrutado de juegos que nos indican la localización de los enemigos por el sonido, algo que Ragnarok hace muy bien, pero hay en particular una secuencia, con visiones del juego anterior que os dejará helados.

Igualmente brillante nos parece el doblaje de Rafael de Azcárraga como Kratos, y la banda sonora compuesta por Bear McCreary que desarrolla los temas previos (sobre todo los movimientos de Kratos y Fey)

Con todos estos datos sobre la mesa, ¿qué opinión nos deja la versión de PS5 de God of War: Ragnarok? Pues que no se nota en absoluto "lastrada" por otras versiones, del mismo modo que le ocurría a Horizon II Forbidden West.

Es uno de los juegos que mejor se ve en las nuevas consolas, pero tampoco define la "next gen" con nada que no hubiésemos visto antes..

¿Nos hubiera gustado una versión exclusiva que ofreciese aún más? Por supuesto. Pero también nos gusta que lo puedan disfrutar los más de 117 millones de usuarios de PS4, es una decisión complicada. 

Si quieres saber más del apartado técnico no dejes de echarle un ojo al análisis técnico de God of War Ragnarok en PS5 y PS4 Pro de nuestros compañeros de Computer Hoy.

Para ocupar mi lugar: ¿Cuántas horas dura God of War Ragnarok?

Antes os hemos dicho que habíamos cerrado el análisis (porque en algún momento hay que ponerse a escribir) con 37 horas de juego. Pero la duración total está por encima de las 40 horas, y podemos alcanzar nivel 7 con Kratos.

Sin embargo, si vamos sólo a las misiones de historia y no se nos atasca ningún combate (tenemos disponibles cinco niveles de dificultad, y en la experiencia equilibrada resulta bastante asequible) podemos llegar a los créditos finales en algo más de 20 horas

El final verdadero de God of War Ragnarok aparece después de cumplir una de las misiones que aparecen al terminar el último combate. Sólo entonces podremos escuchar el tema musical cantado y ver la secuencia de créditos completa.

Pero en ese punto veremos que todos los mapas muestran nuevas tareas, lo que nos obliga a visitar de nuevo los Nueve Reinos y así conseguir el 100% del juego.

Junto a ellos: Precio, plataformas disponibles y cuándo sale God of War Ragnarok

God of War Ragnarok sale el próximo 9 de noviembre en PlayStation 4 y PS5. El precio de las diferentes versiones (de lanzamiento) es de 69,99 euros en la consola actual y 79,99 euros en "next gen".

Si poseemos la versión de PS4 podemos realizar un "upgrade" a la versión superior, pero no será de manera gratuita, sino que tendremos que pagar 10 euros, como ya ha ocurrido con otros juegos de Sony. La versión de PS5 incluye el juego de PS4.

En el Valhalla: Valoración final

Sigo jugando a God of War: Ragnarok después de haberlo terminado y haber escrito este análisis. Y no sólo me parece una auténtica obra de arte, sino que se ha convertido en mi favorito, tanto en PS4 como en PS5

La historia, el diseño de niveles, el gameplay y el apartado técnico están perfectamente equilibrados, no se le puede poner ni una pega. Y además, ha conseguido emocionarme tanto en lo épico como en la parte más sentimental.

Auriculares inalámbricos PULSE 3D Midnight Black para PS5

Auriculares inalámbricos PULSE 3D Midnight Black para PS5

Auriculares totalmente inalámbricos con adaptador USB para PS5. Compatible con audio 3D de la nueva consola, se carga mediante USB-C y cuenta con doble micrófono para conversaciones cristalinas. Y ahora, en un precioso color negro medianoche.

Consíguelos al mejor precio

En mi opinión es un GOTY indiscutible (y eso que éste es el año de Elden Ring) y uno de esos motivos que colocan a los videojuegos por encima de otras formas de contar historias como el cine, la TV o la literatura.

Si el personaje de Kratos ya era extraordinario, no ha hecho sino mejorar, y junto a él han crecido un montón de secundarios, algunos tomados de la mitología nórdica y otros diseñados en particular para el juego. 

Es verdad que se discutirá si Ragnarok podía haber llegado más lejos aún de tratarse de un juego exclusivo de PS5, pero desde que comenzamos a jugar se nos quita esa idea de la cabeza.

God of War Ragnarok EMBARGO 21 de octubre

Ahora sólo me queda esperar a que se lancen el Nuevo Juego + y el modo foto (que no estaban disponibles en la versión de análisis) para volver a empezarlo de nuevo. 

Y, como cierre de este análisis de God of War Ragnarok, quiero recuperar una frase que ya puse en mis primeras impresiones, y que define la escala del juego. Odín le susurró a Kratos "no tienes fuerzas para enfrentarte al Ragnarok", y Kratos le respondió "yo soy el Ragnarok".

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una obra de arte, tanto en los aspectos narrativos como en la construcción de los Nueve Reinos y todas las mejoras que se incorporan en el sistema de combate. Es una secuela a la altura de un dios, capaz de emocionarnos y hacernos temblar con la furia de Kratos.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Historia, mejoras en el combate, los mundos abiertos y la escala de los enemigos. El uso del plano secuencia.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El apartado técnico es mejor, pero no supone un salto dramático respecto al anterior God of War ni exprime al máximo las posibilidades de PS5.

Plataformas:

PS4,

PS5

Versión comentada: PS5

Hobby

97

Obra maestra

Y además

God of War Ragnarok

God of War Ragnarok cartel

Plataformas:

PS4, PS5

Lanzamiento: