Análisis de Need for Speed Unbound: mucha calle, acelerones en la buena dirección y algún que otro derrape

Need for Speed Unbound

Ya hemos jugado a Need for Speed Unbound, el nuevo juego de la mítica saga de conducción, que llega esgrimiendo un estilo radicalmente diferente. PS5, Xbox Series X|S y PC reciben hoy al nuevo acelerón de una franquicia que por fin comienza a trazar en la buena dirección. Te lo contamos todo en nuestro análisis.

En un momento en donde los juegos de conducción gozan de una calidad extraordinaria gracias a recientes joyas como Gran Turismo 7 o Forza Horizon 5, Need for Speed Unbound llega con la intención de dejar de ir a rebufo y competir en los grandes premios. 

La saga Need for Speed lleva ya unos cuantos años vagando de un lado a otro sin poder alcanzar la gloria que llegó a atesorar con algunas de sus grandes obras maestras como fueron NFS Most Wanted, NFS Underground, Carbono o Hot Pursuit.

VIDEO

Análisis de Need for Speed Unbound para PS5, Xbox Series X|S y PC

Payback y Heat pasaron sin pena ni gloria, pero Need for Speed Unbound quiere llamar la atención y lo cierto es que lo ha conseguido. El primer NFS exclusivo de la nueva generación de consolas ya está aquí y antes de que te hagas con él, queremos aclararte todas tus dudas.

¿Propone Unbound algo nuevo y diferente? ¿Ha vuelto la saga de Electronic Arts a sus mejores momentos? ¿Criterion Games consigue reflejar el espíritu de sus antiguos juegos? ¿Te falta calle si no juegas a esta nueva entrega? Metemos el nitro y... ¡dentro análisis!

Análisis de Need for Speed Unbound para PS5, Xbox Series X|S y PC de Hobbyconsolas:

Jugabilidad y gameplay de Need for Speed Unbound

Aquí no hay sorpresas. Need for Speed Ubound es un juego de conducción y carreras callejeras arcade que pone especial énfasis en todo lo relacionado con la cultura automovilística del tunning y lo visto en aquellos años dorados a mediados de la década de los 2000.

Criterion nos hace trasladarnos a Lakeshore, una recreación bastante libre de la ciudad de Chicago que acaba formando un mundo abierto de unas considerables proporciones donde las calles, carreteras, túneles, caminos y puentes son nuestro patio de recreo.

Need for Speed Unbound

El diseño del mapeado cumple, pero le falta bastante personalidad. No hay mucho que destacar. Nos habría gustado que la propia urbe fuese más grande y pese a que la presencia de NPC hace que se sienta más viva, lo de traspasarles en plena carrera tampoco es algo que se pueda defender.

Pero bueno, a Need for Speed Unbound hemos venido a "liarla parda" y es precisamente eso lo que nos dan los creadores de la saga Burnout o de entregas como Need for Speed: Hot Pursuit (2010). Toca ganar carreras, escapar de la policía y personalizar nuestros coches a un nivel casi enfermizo.

En cuanto al apartado jugable, no encontramos muchas sorpresas, pero sí cambios y sistemas redefinidos que logran un resultado más que destacable. Básicamente, lo visto en Heat ha sido reconstruido para traernos una fórmula muy divertida, aunque no tan variada como nos habría gustado.

Need for Speed Unbound

La conducción orbita en torno al derrape. Y sí, ya lo dejamos claro desde un principio, hay brake 2 drift (frenar para derrapar), aunque esta opción se puede descartar en cada uno de nuestros vehículos para buscar un sistema de curvas por agarre o para recurrir al freno de mano de toda la vida.

No obstante, el derrape es prioritario si deseamos conseguir nitro por ráfagas para salir como un tiro después de las curvas y además, es un elemento estrechamente ligado al nuevo estilo visual de NFS Unbound, del que hablaremos más tarde. 

Y cambiamos de carril, porque toca hablar del sistema de progresión; el punto que más nos ha gustado del juego. ¿Os acordáis de los ciclos de día-noche de Heat? Pues aquí esto se ha remodelado. Cada jornada en Unbound se divide en dos: el día y la noche.

Need for Speed Unbound

Solamente pasamos de una a otra si paramos en nuestro taller y es un proceso importantísimo. El día presenta una serie de eventos y la noche otros. Cuando salgamos de nuestra base de operaciones podremos participar en unos y otros.

Sin embargo, para algunas carreras tendremos que pagar si queremos llevarnos el premio gordo, otras nos pedirán una categoría determinada de coche y... aquí está la clave de todo, tendremos repeticiones limitadas. 

Cada día o cada noche dan al jugador cuatro intentos. Si nos damos el guarrazo en plena carrera y nos da por pausar y repetir desde el principio, ojito, porque únicamente podremos hacerlo 4 veces por sesión. 

Need for Speed Unbound

Es decir, si se nos da mal la carrera incluso perderemos dinero y más si tenemos en cuenta que podemos apostar con los rivales unos cuantos dólares extra que serán para el que quede por delante del otro.

¿Y a dónde va ese dinero? Pues a nuestra cartera, pero cuidado, porque no estará a salvo hasta que lo llevemos al taller. Si nos captura la policía (algo que nos ha pasado) perderemos toda esa "pasta" que hemos conseguido durante la sesión. 

Esta mecánica es idéntica a lo que hemos visto en shooters de extracción como DMZ de Call of Duty o Escape from Tarkov y nos parece una idea fantástica. La relación riesgo/recompensas es ahora fundamental.

Need for Speed Unbound

La progresión se siente dura, pero sumamente gratificante. Conseguir dinero no será sencillo, por eso, una vez que lo tenemos a salvo, no veas lo bien que sienta invertirlo en la INGENTE cantidad de pinturas, piezas, vinilos, diseños, motores y coches disponibles. 

El nivel de personalización de Need for Speed Unbound es enorme y bien podría convertirse en un juego por sí mismo. Vuestro garaje se va a convertir en el Jardín de las Delicias de cualquier aficionado al deporte de motor.

Otra manera de conseguir dinero es explorar el mapa del juego en busca de coleccionables o tratando de superar desafíos como saltarnos radares o hacer drift por las calles. Aquí echamos en falta más profundidad y opciones. La exploración pincha en Unbound, especialmente si lo comparamos con juegos como Forza Horizon 5.

Campaña y multijugador: recorriendo las calles de Lakeshore

Unbound se divide en dos modos: campaña en solitario y Lakeshore Online (multijugador). Lo más destacado del juego es el primero de los dos, ya que es aquí donde más novedades se han introducido en comparación con otras entregas.

La historia presenta a un o una piloto a nuestra libre elección y nos sumerge en el mundo de las carreras callejeras y la cultura underground de la ciudad. Sin embargo, el guion es extremadamente simple y apenas genera interés. Una historia de venganza y traición que podría haberse aprovechado mejor y que fracasa intentando introducir elementos como la corrupción política.

Need for Speed Unbound

Sin embargo, pese a que la narrativa no acompaña, el propio diseño de la campaña a nivel jugable nos ha parecido muy acertado. Tras superar el prólogo tendremos cuatro semanas para darle en los morros a la traidora de nuestra antigua colega.

En ese mes, cada día será una jornada en la que tocará trabajar duro para lograr hacernos con un coche que aspire a ganar el Grand, la gran carrera de Lakeshore. Partiremos con una tartana con la que apenas optaremos a podios, pero poco a poco el dinero irá llegando y con él nuevas bestias motorizadas.

Es aquí donde entra tooodo el sistema de progresión del que os hemos hablado antes, que en nuestra humilde opinión, es uno de los grandes puntos que hablan bien del juego. 

Need for Speed Unbound

En cuanto al modo multijugador, tampoco es que haya que decir mucho al respecto. Lakeshore Online es tal y como os lo estáis imaginando, un sandbox con 16 jugadores por servidor en el que se puede participar en infinidad de carreras y disciplinas para hasta 8 usuarios.

Aquí encontramos el mismo mapa, incluso el progreso de los coleccionables se comparte; no así el de los coches y personajes. Las actividades son similares, pero aquí se enfocan en desafíos de tres carreras agrupadas, para hacer más largas las competiciones.

Siempre que un jugador entre a un desafío recibiremos un mensaje con el que podremos aceptar la invitación, algo que agiliza mucho el sistema. En el online tendremos que conseguir nuestros coches de nuevo, pero la obtención de dinerito es mucho más sencilla y menos arriesgada.

Nos quedamos con ganas de ver algo que diferenciase o hiciese que Lakeshore Online tuviera más identidad, pese a que es un modo resultón, eterno, al que puedes jugar con amigos y cuyo crossplay o funcionamiento apenas nos ha dado problemas.

¿Cuántas horas dura Need for Speed Unbound?

Al tratarse de un título con modo multijugador bien podríamos decir que Need for Speed Unbound es un juego infinito, pero si sois de los que prefieren únicamente la experiencia para un solo jugador aclaramos que el modo historia tiene una duración de entre 12 y 15 horas.

Obviamente, aquí hay que tener en cuenta una buena cantidad de factores como la propia habilidad del jugador o lo mucho que nos enrollemos buscando coleccionables. Si vamos a completar el juego al 100% esa duración puede duplicarse, por lo menos.

Need for Speed Unbound

¿Es difícil Need for Speed Unbound?

Nosotros hemos jugado en dificultad normal a este título, pero consta de tres opciones de desafío diferentes. Obviamente, cada una es más exigente que la anterior, pero la estándar nos ha parecido bastante bien equilibrada.

La IA de competidores y policía está bien llevada y en los primeros compases de la campaña no te resultará fácil ganar, a no ser que seas un super veterano de la saga. Los rivales saben tomar buenas decisiones en plena carrera.

Las huidas de la "pasma" se complican cada vez más y ya sabéis lo que toca si alcanzamos las cinco estrellas: vehículos mucho más voluminosos y rápidos, bandas de clavos, helicópteros... vamos, que ya podéis correr de lo lindo.

Apartado visual renovado, marcas, iconos y cultura callejera

La gran novedad de NFS Unbound es el apartado visual, esos efectos que tanto se han vinculado al estilo anime, pero que a nosotros nos recuerdan a lo visto en la excelente Spider-Man Un Nuevo Universo.

Es imperativo señalar que no todo el juego presenta esos efectos. Estos se aplican únicamente a los derrapes, acelerones, saltos y movimientos especiales que realicemos con nuestro coche. El resto, la ciudad de Lakeshore y alrededores, recoge un estilo fotorrealista.

Need for Speed Unbound

Fusión que pese a que puede llegar a desentonar, sí casa muy bien con el toque cel shading y animado de los personajes de la historia. Es algo que no solemos ver mucho y que nos ha gustado, aunque entendemos que este apartado es sumamente divisivo. El gusto artístico es como un culo, cada uno tiene el suyo.

Sea como fuere, esta renovación visual conecta directamente con la identidad más callejera y moderna del juego, que se aprecia especialmente en la amplia variedad de prendas de ropa que podemos vestir y que pertenecen a marcas reales.

Need for Speed Unbound

Versace, Puma, Namilia... hay cantidad de marcas que ahora mismo son la moda "hype beast", que se renueva en lo que respecta a tendencias... ¡No es cuestión de vestir como cuando Underground era el referente! ¡No hay que pasarse! 

La banda sonora consta de temas muy bien seleccionados liderados por A$AP Rocky, los ritmos estadounidenses urbanos y el trap. Aunque nuestra debilidad es Villano Antillano y su sesión con Bizarrap. Este temazo a 300 km/h sienta como anillo al dedo.

Gráficos y aspectos técnicos: así luce NFS Unbound en PS5, Xbox Series X|S y PC

Y de lo visual artístico pasamos a lo visual técnico. Need for Speed Unbound se ve de fábula en PS5, Xbox Series X|S y PC a 4K 60 fps. Se trata de un título exclusivo de nueva generación y se nota (en parte), aunque es cierto que bien podría haberse lanzado en pasadas consolas bajando un poco el nivel.

El rendimiento de esta entrega en este apartado busca rivalizar con los colosos que mencionábamos al principio del análisis. Los efectos de iluminación y el clima dinámico generan reflejos en los propios diseños de los coches, que son realmente espectaculares.

Need for Speed Unbound

Los modelados de los 143 coches disponibles (aquí la lista completa) hacen gozar a cualquier apasionado del automovilismo. Solamente ponemos alguna pega en lo que respecta a los efectos de destrucción, especialmente en los vehículos. Se nos quedan cortos.

Un modo foto algo más completo tampoco habría estado nada mal y como apunte final... hemos notado el truquillo de meter muchos charcos en el suelo para que todo luzca mejor. Funciona, pero hay demasiados. A Chicago se le apoda "The Windy City" no "The Rainy City".

No nos vamos de este apartado sin dejar claro que a nivel sonoro, Need for Speed Unbound es todo un portento. A los temazos antes mencionados se les suman los efectos de sonido de los coches, el retumbar de las altas cilindradas, los derrapes, etc. Una pena que el doblaje al castellano se quede algo por detrás.

Need for Speed Unbound

Precio y plataformas disponibles

Need for Speed Unbound ya está disponible en PS5, Xbox Series X|S y PC (Steam y Epic Games Store). Electronic Arts y Criterion Games no han hablado de ninguna versión para PS4 o Xbox One, por lo que nos encontramos ante un juego exclusivo de la "nueva" generación de consolas.

En cuanto a las versiones físicas de NFS Unbound, estas rondan un precio de entre 79,99 y 69,99 euros en consola y PC (dependiendo del establecimiento). También se puede encontrar en digital en PS Store, Microsoft Store, Steam o Epic Games Store.

Además, si sois de los que entráis al circuito con todo, EA ha lanzado la Palace Edition, una edición deluxe que incluye diseños de coches, ropa, vinilos y más cosméticos elaborados por la conocida marca de moda. En estos momentos, tiene un precio de 89,99 euros.

Estilo, diversión y un pequeño giro hacia la buena dirección

Muchas opiniones se van a escuchar acerca del juego estos días y serán realmente diversas. La nuestra la tenemos clara: Need for Speed Unbound es una experiencia francamente divertida que, pese a tener fallos, es un paso correcto en la buena dirección.

Criterion Games vuelve a coger el volante de la saga y lo hace con bastante buen tino, (mejor de lo esperado) para brindarnos el que puede ser el NFS más interesante en los últimos años. Si hay que empezar una reconstrucción, Unbound es el punto del que partir.

Need for Speed Unbound

El sistema de progresión aporta un valor único a la fórmula riesgo/recompensa, la personalización es completa a más no poder, el estilo artístico y underground nos ha convencido sobradamente y a nivel técnico sobresale en muchos apartados.

A pesar de que el diseño de su mundo sea muy del montón, que la historia tropiece y que en cuanto a propuestas, Unbound, no redefine el género ni mucho menos, sí hay algo que no se puede negar: el genuino placer de conducir sigue estando ahí.

A un juego como Need for Speed Unbound le pedíamos que fuera divertido y en eso cumple de forma sobresaliente. Ponte un alerón como un rascacielos, da un par de trompos y que huela a goma quemada. ¡Conduce o muere! ¡Nosotros nos vamos a ver Tokyo Drift!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Need for Speed Unbound no reinventa la rueda, pero si la tunea. Criterion Games ha querido destacar con su nuevo estilo artístico y un poderío técnico más que notable y lo ha conseguido. No estamos ante el mejor juego de conducción del año, pero sí vemos un NFS que quiere que la saga regrese a las categorías más altas. Divertido, rápido y furioso.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Estilo artístico y cultura underground pura. Sistema de progresión y estructura de la campaña. Variedad de coches y opciones de personalización.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La historia. Lakeshore no destaca como mundo abierto. Falta variedad en las secundarias. No nos dan reggaeton duro en la BSO.

Plataformas:

PC,

PS4,

PS5,

Xbox One,

Xbox Series X

Versión comentada: PS5

Hobby

78

Bueno

Y además

Need for Speed Unbound

Need for Speed Unbound Ficha

Plataformas:

PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento: