Spider-man Un nuevo universo
Análisis

Crítica sin spoilers de Spider-man: Un nuevo universo

Por Jesús Delgado Manzano

Spider-man: Un nuevo universo es la nueva película de animación de Sony Pictures Animation, que además es la primera basada en el superhéroe arácnido de Marvel y en sus diversas versiones alternativas. ¡Vamos con la crítica de este Spider-verso!

El 21 de diciembre llega a nuestros cines una asombrosa y espectacular película, que va a ser la sorpresa navideña en materia de superhéroes. Nos referimos a Spider-man: Un nuevo universo (Spider-man: Into de Spider-verse), la nueva película de animación digital que nos propone Sony Pictures Animation sobre Marvel Comics y que nos brinda no solo un Spidey, sino, al menos, 6 versiones alternativas del héroe.

Esta película es un popurri que adapta diversos cómics de Marvel sobre Spidey y sus otros yo de diferentes mundos. A saber, Universo Spider-man (Spider-verse), Spider-Men, Ultimate Spider-man, Spider-Gwen, Spider-man Noir, etc...

La trama sigue los pasos del Miles Morales, un joven afrolatino que recibe los poderes de Spider-man, el más destacado héroe de su Nueva York. Un trágico suceso, aunado a una serie de casualidades, inspirarán a Miles a imitar al vigilante y convertirse en un nuevo Spidey para su ciudad. Sin embargo, Miles pronto descubrirá que ni él ni Peter Parker (nombre real de Spider-man) son los únicos arácnidos que hay por ahí. 

Hazte ya con las mejores ediciones de las anteriores películas de Spider-man

Hasta su mundo ha llegado un quinteto de versiones alternativas de Spider-man, provenientes de distintas realidades en las que todo es muy parecido, pero no del todo igual: Un Spider-man veterano y cascado por los años y los reveses; una Spider-woman cínica pero valerosa, que no quiere volver a perder a nadie; una joven piloto de un Spider-dron, venida de un mundo manganime; un justiciero Spider-man que proviene de un mundo noir, en el que solo existe el blanco y el negro; y un Spider-ham, una versión cartoon del héroe que puede tener un mano a mano con Bugs Bunny y el Pájaro Loco sin sudar ni una gota de tinta. 

Todos ellos buscan su camino a casa, pero el tiempo se acaba. Miles tendrá que encontrar el coraje suficiente para ayudar a todos a regresar al lugar al que pertenecen en el Spider-verso y demostrarse a sí mismo que está listo para convertirse en el Ultimate (definitivo) Spider-man.

Y hasta aquí la sinopsis. No os vamos a revelar nada más sobre la trama, sus giros y reveses, para que lleguéis en blanco al cine. Porque, ya os adelantamos, la promoción de la película ha sido muy inteligente y "tramposa", guardándose lo mejor de Spider-man: Un nuevo universo para su visionado en cines. Luego nos agradeceréis que seamos tan escuetos en detalles sobre la trama, palabra.

¿El mejor Spidey del Multiverso?

Pues, hombre, quizá decir tanto sea meternos hasta la cintura en el cenagal. Lo que sí podemos afirmar, casi sin margen de error, es que Spider-man: Un nuevo universo es posiblemente la mejor película de Spider-man en el cine hasta la fecha. Motivos no faltan, desde luego Y es que las primeras críticas sobre el filme que se conocieron no iban muy erradas.

Peter Parker en Spider-man: Un nuevo universo

En primer lugar, porque aunque es una historia de origen, no podemos decir que tópica en ese sentido. Únicamente, y para ponernos al día, utiliza la manoseada mitología de Spider-man, repasando rápidamente esta y explicando sus pormenores. La idea central gira entorno a que ya hay un Spider-man veterano y con callo heroico actuando en las calles.

¿Quieres conocer más sobre Miles Morales? Aquí te ponemos al día

Pero, también propone el ascenso en paralelo de Miles Morales, un nuevo Spidey, que aún ha de ganarse las redes. Este encuentro entre lo viejo y lo nuevo es un leit motiv recurrente en la película, por cierto. Además, su excelente BSO, de Daniel Pemberton, y los distintos temas funk y hiphop que contiene enfantizan esta dualidad. Así, se potencia este discurso que hace sentir a los espectadores más jóvenes que ellos también pueden ser héroes, ya que hila con la moda imperante en la actualidad entre el sector adolescente.

Por otro lado, es una película arriesgada, ya que juega con la idea de "muchas realidades", un concepto que no siempre es fácil de trasladar al cine, sobre todo si salimos de la ciencia ficción dura. Pero, en este caso, ejecuta este recurso narrativo de manera magistral, con un planteamiento a prueba de obtusos y que hasta un crío de ocho años entenderá. Y, lejos de complicarlo, lo simplifica, con seis ejemplos, que muestran cómo funciona eso del Multiverso y de las realidades alternativas

Paralelamente, la propia trama de la película es, en esencia, para todos los públicos. Sin embargo, lo deseable sería llevar a menores a partir de ocho años a verla, ya que ciertas cuestiones pueden requerir explicaciones por parte de sus mayores. Pero, en general, un logro parejo que hemos de señalar es precisamente cómo logra presentar hechos crudos o complejos, con una simplicidad apabullante y una naturalidad fresca y sincera. Y, lo mejor, no es nada condescendiente ni con niños ni con mayores, y su ritmo dista mucho de aburrir. 

Quizá una de las (pocas) flaquezas de la película sea que se nota mucho el humor y ciertos enfoques propios de Phil Lord (La LEGO Película), co-guionista en este proyecto y uno de sus productores junto a su eterno compañero Christopher C. Miller. Su tipo de comedia y de gags no son un plato de gusto para cierta parte del público, en el que desdeña el humor americano, principalmente. Sin embargo, en su descargo se ha de señalar que el humor de Spider-man: Un nuevo universo tiene el punto sobrado de inteligencia para jugar tanto con situaciones como con estereotipos, sin ser aburrido, reiterativo ni tampoco estomagante.

Spider-man un nuevo universo

Otra cuestión a tener en cuenta de esta cinta es la ingente cantidad de guiños que contiene. Los fans de Spider-man, sobre todos aquellos doctos en la materia, reconocerán decenas de referencias y homenajes. Más allá del típico y casi obligado cameo de este tipo de películas, por cierto. De hecho, un detalle muy bonito, es que Spider-man: Un nuevo universo no solo reconoce la autoría a Stan Lee y a Steve Ditko, sino que también acredita durante el metraje a los creadores de Miles Morales, Spider-Gwen y otros personajes en portadas de cómic y otras referencias más sutiles.

De hecho, el aluvión de referencias es enorme. Desde detalles de la Edad de Plata de Marvel y productos (casi olvidados) del Trepamuros, hasta algunos de sus momentos más bochornosos y épicos en el cine, pasando por sus trajes alternativos más conocidos, entre los que se cuenta precisamente el traje del videojuego Marvel's Spider-man de PS4. En este aspecto, casi os recomendamos que vayáis a verla con un bloc de notas para tomar apuntes. A nosotros nos faltó hacerlo. Por desgracia, este acierto puede hacer que los profanos, o los menos familiarizados con los aspectos menos conocidos de los mitos del héroe, se pierdan entre tanto easter egg.

Un punto, además, que hemos de tener en cuenta, es el reparto. En el momento que escribimos esta crítica no podemos hablar de su doblaje español, ya que únicamente hemos podido ver la cinta en VO, a pelo. Dicho esto, recomendaríamos un segundo visionado de la cinta. Uno con su doblaje y, quien no tenga problemas con el inglés, que pruebe a verla en versión original. El trabajo de los intérpretes de la película es magnífico. Aunque Nicolas Cage (Spider-man Noir) es el gran atractivo, no debéis perderos tampoco las voces de Liev Schreiber (Kingpin), Mahershala Ali (Aaron Davis), John Mulaney (Peter Porker: Spider-Ham) o Hailee Steinfeld (Gwen Stacy).

Lo más parecido a un cómic hecho película

Hemos de hablar también de la narración, la animación y el color de la película. A nivel narrativo, Spider-man: Un nuevo universo presenta un paradigma muy novedoso, poco habitual en la gran pantalla, pues discurre con unos planteamientos de narración propios del cómic, con diversas secuencias que se montan como una aventura en viñetas.

Hace unos meses tanteamos la idea de que Spider-man: Un nuevo universo fuera la gran sorpresa del año. ¿Erramos el tiro o acertamos?

De esta forma, la acción, en algunas escenas, se llega a dividir en viñetas, y usa bocadillos para plasmar los pensamientos, onomatopeyas y expresiones de algunos personajes. Este tipo de narración, propia de videoclips o vista en alguna oscura película, no es nuevo, pero con esta cinta alcanza un grado de refinamiento superior. Tanto, que podemos decir que es el matrimonio perfecto entre cómic y cine. 

Respecto a la animación, un pilar que dejamos para casi el final, hemos de señalar que es sencillamente magistral. De la mejor animación que hemos podido ver en cine, tratándose de tú a tú con Pixar, Dreamworks y otras de las grandes. No en vano, Sony Pictures Animation ya cuenta con una dilatada carrera en este campo, en donde Hotel Transilvania es, posiblemente, uno de sus hitos. 

Esta mención, por cierto, viene que ni pintada, porque hereda muchos postulados del trabajo de Genndy Tartakovsky en las películas del Drácula hostelero y su familia. El lenguaje cartoon, el "Falso 2D" y el uso de ciertas expresiones y movimientos propios del dibujo animado clásico se encuentran en el desarrollo de la animación digital de esta película.

Dicha elección estética, aunada a la impresionante paleta de color, hace que la película sea un espectáculo visual asombroso, espectacular y superior. Su única pega, quizá, llega a ser algunos desenfoques, que a ratos pueden ser un poco mareantes. Pero esta decisión estética parece haber sido buscada, en aras de acrecentar una sensación de vértigo en el espectador.

Por todo lo dicho, nos reiteramos. Spider-man: Un nuevo universo se lleva muchas papeletas para convertirse en la película de superhéroes de 2018. Aunque no podremos afirmarlo de manera concluyente hasta que veamos Aquaman, cuyas primeras críticas nos aseguran unas trepidantes vacaciones submarinas.

Habremos de esperar al 21 de diciembre, fecha en las que las dos películas se estrenan para poder realizar un juicio definitivo a este aspecto. Aun así, podemos ir adelantando, sin mucho riesgo a equivocarnos, que posiblemente estas navidades sean arácnidas y que 2018 sea el gran año de Spider-man, gracias a esta película, el estreno de Venom y el lanzamiento del impresionante videojuego de Spider-Man de PS4. Y oye, si ya han confirmado una secuela para esta película y hasta un spin-off, nos da que desde Sony también son optimistas con el tema...

¡Hay más superhéroes ahí fuera!

Si queréis conocer nuestra opinión sobre las otras películas de Spider-man (y la del resto de paladines en pijama, ya que estamos), recordad visitar nuestro especial Cine de superhéroes, donde repasamos todos los grandes clásicos del género.

Valoración

Excelente película de animación, basada en el gran superhéroe de Marvel Comics. Un hito del género, que enganchará tanto a espectadores jóvenes como adultos. Posiblemente, la película de superhéroes del año y la mejor película de Spider-man hasta la fecha.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

La animación, el desarrollo de la historia y el aire fresco del planteamiento. El diseño de los personajes. El uso inteligente de los mitos Marvel.

Lo peor

Muchos guiños pasarán desapercibidos al neofito o al profano. Se nota demasiado la influencia de Phil Lord como guionista.