Principal RIME
Análisis

Análisis de RIME para Switch, el juego español llega a Nintendo

Por David Martínez
-

Versión comentada: Nintendo Switch

Llegamos a nuestro análisis de Rime para Nintendo Switch, para descubrir que retiene toda la magia del original (que apareció en PS4, Xbox One y PC el pasado mes de mayo), pero que también arrastra importantes carencias técnicas.

Desde que supimos que Rime iba a aparecer en Nintendo Switch (por el momento en formato digital y más adelante en cartucho físico) nos pareció que la plataforma era perfecta para esta aventura. El juego de Tequila Works (desarrolladores de Sexy Brutale y The Invisible Hours este mismo año) fue todo un fenómeno en el lanzamiento original, para PS4, PC y Xbox One el pasado mes de mayo.

Los motivos eran muy numerosos, un desarrollo que recordaba a los juegos de Team Ico (en particular Ico y The Last Guardian), con una dirección artística impecable y, sobre todo, una historia conmovedora que trataba sobre la pérdida, la soledad y el destino. Y además había que celebrar que Rime se trataba de un desarrollo español (y que no lo parecía).

Rime es una aventura inolvidable

Los primeros compases de Rime son un poco desconcertantes. El comienzo del juego, en un entorno abierto, nos hace sentirnos tan perdidos como el personaje protagonista; un niño que recobra el conocimiento en un playa, tras un naufragio. Entonces es cuando comenzamos a empaparnos de la magia del juego. Los puzles y las secciones de plataformas se desenvuelven frente al jugador de un modo muy orgánico, mientras exploramos unos entornos de inconfundible inspiración mediterránea, salpicados de pinares, construcciones encaladas y formaciones rocosas. 

Estos momentos conducen a un tramo final (podemos terminar el juego en algo más de tres horas) más lineal, en que ya nos hemos familiarizado con nuestras habilidades, básicamente trepar y cantar, y disfrutamos de mayor carga argumental. El diseño de los niveles es ingenioso, así como los escasos enfrentamientos, y consigue que nunca termine nuestra sensación de descubrimiento.   

Porque el juego de Tequila Works está construido con mimo, y con un ritmo suave pero que va "in crescendo". Es un juego fácil, pero cuya historia se queda grabada en nuestra memoria, como la sensacional banda sonora. Este juego independiente (desarrollado con el motor Unreal Engine) puede enamorarnos en pantalla grande, y gracias a la consola de Nintendo, también en modo portátil. 

rime switch 2

Pero nuestros temores se han hecho realidad. Pese a que no era un juego con una carga gráfica demasiado exigente, Rime ya nos pareció mal optimizado en las otras consolas (aquí podéis leer nuestro análisis de Rime para PS4) y tenía algunos problemas con la estabilidad de los FPS, así como la detección de colisiones o la respuesta en el control. 

Diferencias técnicas 

Ahora que lo hemos jugado en una consola con especificaciones más limitadas, nos encontramos con otras carencias que hacen que se trate de la peor versión de todas, aunque siga pareciéndonos un buen juego. Es un caso similar a lo que nos ha ocurrido recientemente con Doom para Nintendo Switch.  

Las diferencias entre el juego de Switch y el de las otras máquinas son más evidentes en modo TV. Las sombras son menos detalladas (o en algún caso inexistentes) y la vegetación es menos espesa, y se mantiene inmóvil. Las texturas han perdido definición y algunos detalles desaparecen. Además, los efectos de distorsión en el agua también se han perdido con la conversión.    

rime switch 11

Lo más grave es, seguramente, la inestabilidad del "frame rate", que hace que el juego se mueva bruscamente, incluso en las secuencias de vídeo, realizadas con el mismo motor del juego. Si no habéis probado la primera versión, muchos de estos detalles os pueden pasar desapercibidos, y el mundo de Rime os parecerá igualmente bello.

El arte de Rime

Parece mentira lo que pueden dar de sí pequeños detalles como un jirón de tela de color rojo, un pequeño zorro o un cielo estrellado.  Ahí está la magia del juego: en contar cosas grandes con pinceladas breves. El lenguaje de Rime es el lenguaje del color, del viento y la luz. No necesitamos un HUD que nos indique energía ni objetos recogidos... es un juego muy medido en toda su expresividad (otra cosa que nos recuerda a las creaciones de Fumito Ueda). Y su estilo animado hace que los momentos dramáticos calen aún más en el jugador. 

rime switch 6

Merece la pena dedicar un apartado independiente a la banda sonora. En un juego sin apenas voces ni efectos de sonido, la música cobra un protagonismo especial. Las composiciones de David García Díaz (que también ha trabajado en el apartado sonoro de Hellblade Senua´s Sacrifice) tienen un estilo muy parecido al de Joe Hishaishi en la banda sonora de La princesa Mononoke, y nos ponen los pelos de punta. El colofón a este estupendo trabajo lo pone el tema final, "La canción del mar" interpretado por Mirella Díez Morán (y después de acabar el juego seguro que le encontráis un significado muy especial).

Los 20 mejores juegos de Nintendo Switch

Nuestras consideraciones finales son que Rime sigue siendo una gran experiencia, capaz de dejar huella en nuestro corazoncito de jugones. Si no habéis probado las versiones anteriores (o si sólo tenéis Nintendo Switch) es un juego muy recomendable, pero si podéis elegir, esta versión es la que consigue un menor rendimiento, y en ocasiones hace que nos perdamos parte de la magia que tenía el original.

Valoración

Una experiencia única. Íntima conmovedora y de dirección artística impecable (con mención especial para la música) pero que arrastra algunos fallos técnicos, mucho más evidentes en esta versión de Nintendo Switch.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Una historia conmovedora y en general, todo lo tocante a la dirección artística del juego. La banda sonora es sencillamente perfecta.

Lo peor

El apartado técnico tiene muchas carencia respecto a otras versiones: caídas en la tasa de frames, vegetación estática, texturas borrosas.

Lecturas recomendadas