Logo Hobbyconsolas.com
Logo HobbyCine

Crítica de Servant temporada 4 en Apple TV+: vade retro, satanás

Crítica de Servant temporada 4
Foto del redactor Alberto LloretFoto del redactor Alberto Lloret

Redactor jefe

En nuestra crítica de Servant temporada 4 os contamos si el cierre de la serie de Shyamalan para Apple TV+ la convierte en una obra digna de su padre, o si por el contrario mejor invertir el tiempo en otra ficción...

Han pasado cuatro años desde que Apple TV+ diera el pistoletazo de salida a una de sus apuestas más atractivas de cara al lanzamiento de su plataforma, al amparo, ni más ni menos, que de M. Shyamalan, también conocido como el maestro del "girito". 

Cuatro años en los que la serie ha ido mutando con cada nueva temporada. Así, tras un arranque repleto de misterio que solventó con buena nota, la serie soltó el volante y empezó con serios zig-zags en la segunda temporada y perdió el norte temporada 3. ¿Consigue la cuarta temporada remediar el desastre? Eso es lo que vamos a ver en esta crítica de Servant temporada 4.

Tras un primer episodio que apenas servía para ver cómo conectaba con el cliffhanger final de la temporada 3, la serie ha seguido con sus habituales bandazos, dejando una nueva decena de capítulos con una nota en común: la irregularidad.

Irregularidad en el fondo, en los diálogos, en la dirección, en la progresión de los personajes... El final de Servant no ha sabido remontar el largo viaje hacia la deriva que empezó en 2021, con la segunda temporada.

Y eso que la serie partía de unos mimbres muy buenos en la primera temporada, en los que sí se pudo paladear un Shymalan en estado puro, concentrado y sin aguar, con escenas inquietantes.

Películas y series por los que merece la pena darle una oportunidad de Apple TV+

Películas y series por los que merece la pena darle una oportunidad de Apple TV+

¿Has pensado en suscribirte a Apple TV+, pero no sabes qué te encontrarás? Hacemos un repaso por algunas de las mejores películas y series disponibles en la plataforma de streaming de Apple.

Descúbrelas

Del muñeco reborn que cobraba vida sólo queda el recuerdo y del caserón, que ríete tú de los que aparecen en los clásicos del terror, no se han terminado de explicar algunas cosas. 

A finales de la primera temporada, ya por entonces había incoherencias, pero el espectador podía hacer la vista gorda, y esperar una explicación posterior, incluso en escenas que se caían por su propio peso. 

Ahora, con la serie ya cerrada, algunas explicaciones no han llegado a suceder (han dado la matraca con el agujero inundado del sótano para quedar como una anécdota). 

Servant Temporada 4, crítica y opinión

Siguiendo con el símil del mimbre, las "pajitas" argumentales y personajes se han ido retorciendo y enrevesando hasta tejer un cesto sin pies ni cabeza, ni tapa, ni capacidad para meter un calcetín. 

Todos los personajes han ido sufriendo transformaciones que les han convertido en "otra cosa" y casi siempre de una manera bastante torpe, atropellada y sin mucho sentido.

Desde el sufrido padre y cocinero de éxito sin escrúpulos que encuentra consuelo en la fe, a la niñera, Leanne, que apenas hace un año era una temerosa joven que ni pisaba la calle por miedo y ha acabado impartiendo justicia y rompiendo brazos (y esto último es literal), todos los personajes mutan sin mucho sentido y menos trasfondo.

Otro personaje como Julian, interpretado por Rupert Grint (Ron en Harry Potter), ha dejado de ser un tío pasado de rosca a "mascotita obediente", en un proceso que ni queda claro, ni convence. Y así absolutamente todo... De un episodio a otro, los personajes dejan de ser coherentes y no tienen continuidad.

Valoración Servant

Y eso por no hablar de los nuevos fichajes. Se han introducido personajes que casi parecen un insulto a la inteligencia del espectador de lo tontorrones que resultan, como las cuidadoras de Dorothy que se instalan en la casa para ayudar con su recuperación tras el accidente.

En apenas dos episodios están interfiriendo en la vida de la familia, la pareja las reconoce casi como si fueran un miembro más de la familia y, oh sorpresa, se alojan en una zona nunca antes vista de la casa, y que parece sacada de las primeras temporadas de Cuéntame, para generar un poco más de mal rollo con sabor añejo.

Porque esa es otra: espérate que la casa sigue teniendo anexos, túneles y zonas que después de tres años ni se habían nombrado y que aparecen así, por arte de magia y, de nuevo, introducidas de manera bastante zafia. Hay que comulgar con ruedas de molino hasta el final.

Es esa la sensación que deja prácticamente todo, que es un engendro en el que varias cabezas han metido mano, dando algo totalmente inconexo y sin mucho sentido, bastante torpe introduciendo las novedades, con giros poco interesantes y como si fueran una colección de geniales ideas que en la mente de algún guionista, o director de algún episodio, eran la caña. 

Pasa hasta en el episodio final, el desenlace, donde todo acaba de una manera que justo en el episodio anterior la propia Leanne negaba. Es el mejor ejemplo de los bandazos que ha ido dando la serie.

Donde sí que no puedo poner ni una queja es que la parte técnica, donde la serie ha seguido fiel a su estilo e imponente fotografía, en la que ha brillado con luz propia, y a veces sin ella, el lúgubre caserón.

Critica Servant temporada 4

Hemos recorrido sus pasillos, habitaciones y escondrijos desde todas las perspectivas posibles, y ha sido una de las estrellas de la serie, junto con un apartado sonoro que también ha sido clave en los momentos de tensión (y con un buen puñado de temas licenciados).

Tampoco se pueden infravalorar las interpretaciones de los actores principales, que han hecho maravillas con las pocas certezas que tenían sus personajes, y donde han brillado especialmente Lauren Ambrose (la desequilibrada madre) o el mencionado Rupert Grint.

Como decíamos, una pena que la serie no haya dado más de sí, porque podía haber ido por otros derroteros muy distintos y haber terminado siendo una de las imprescindibles de Apple TV+. Habiéndola visto de principio a fin, no se la recomendaría ni a los fans más acérrimos de Shyamalan. 

Si has visto las tres temporadas anteriores, haz el esfuerzo y termínala por saber qué pasa con la familia Turner... pero para el resto, para quienes no hayan visto ni un capítulo, mejor gritadle a vuestro televisor: ¡vade retro, satanás!

VALORACIÓN:

Si has visto las tres temporadas anteriores, haz el esfuerzo y termínala para saber qué pasa. El resto, mejor invertir el tiempo en otra cosa. Y es una pena, porque la serie empezó muy bien, ha termino algunos momentos intersantes... pero ha dado demasiados bandazos y sin un rumbo fijo hasta el final. Una verdadera pena.

LO MEJOR:

Fotografía, interpretaciones, apartado técnico... Servant es una serie que cuida más la forma que el fondo, y se nota.

LO PEOR:

Los últimos 10 episodios han sido una nueva colección de bandazos sin mucho sentido, incluido el propio desenlace.
Hobby

65

Aceptable

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Hobbyconsolas.