Reportaje

Las mejores mascotas manganime (III)

Por Thais Valdivia
-

En esta nueva entrega no hemos podido evitar mencionar algunos de los animalillos de esos animes que marcaron la infancia de muchos.

Nuestro reportaje de manga y anime vuelve una semana más con otras diez mascotas que se merecen una pequeña mención dentro de la categoría de "las mejores". Aparte de tener que aguantar a unos protagonistas un tanto peculiares, todos ellos destacan por despertar el lado sensible de todos tanto por su forma de ser como por los actos que realizan a lo largo de su serie. En esta ocasión tenemos una pequeña selección que reúne a algunas de las mascotas manganime muy conocidas por haber sido de las primeras en verse en España y otros animales de obras algo más modernas.

¿Quieres ver de quiénes se trata esta vez? Pues no lo dudes más y sigue leyendo:

Niebla (Heidi)

Este San Bernardo amigo de Heidi puede presumir de ser un bonachón desde el hocico hasta la punta de la cola. También destaca su gran capacidad de relajarse en cualquier lugar (capacidad que más de uno querría poseer). Eso sí, no le hagas enfadar porque te puede dejar tumbado con sólo uno de sus potentes ladridos.

Cuando no está tranquilamente tumbado, Niebla no duda en acompañar a Pedro y a Heidi en sus tareas de pastores y para vigilarles en sus muchas aventuras. Como habréis adivinado, aunque llegue a la pradera de turno y lo primero que haga es echarse, siempre tiene un ojo encima de los niños por si acaso les ocurre algo.

Niebla, que en la versión original se llama Joseph, no es el único animal que aparece en Heidi. En nuestra memoria siempre estarán el pequeño Copo de Nieve, el pajarito Pichi, Miau (el gato que Heidi lleva a casa de Clara) y el Gavilán entre muchos otros.

Amedio (Marco)

"Mi mono Amedio y yo viajamos con la esperanza de ver a mí mamá" Ese es el inicio de una de las canciones más tarareadas por las personas que disfrutaron (y sufrieron) con las aventuras de un pequeño que sólo quería estar con su querida madre. Pero ese niño de nombre Marco no estaba solo, sino que contaba con la inestimable compañía de Amedio, un mono con mucha personalidad que tenía un sexto sentido para el peligro.

Durante todo el largo periplo de Marco, esta mascota siempre permaneció a su lado e intentó animarle y cuidarle en los peores momentos. Sin duda, Amedio demostró que no hay que ser un humano para ser un gran amigo.

Bobby (Chicho Terremoto)

El que dijo que el perro es el mejor amigo del hombre seguro que no se topó con Bobby (Seiichiro en la versión nipona). Desde el primer episodio hasta el final, el pobre Chicho tiene que lidiar con el mal carácter y la agresividad de este perro que sólo deseaba estar con su adorada Rosita a pesar de ese pequeño problema que era que uno era un animal y la otra humana. Tanto Chicho como Bobby bien podían cantar eso de "Dos hombres y un destino". Bueno, en este caso habría que cambiar el título por "Un humano, un perro y un destino".

Fuera de los líos amorosos, todos los que hemos visto Chicho Terremoto siempre recordaremos las indicaciones que Bobby daba en cada uno de los partidos para que no nos quedáramos con ninguna duda. ¡Tres puntos, colega!

Tama (Fushigi Yūgi)

Dentro del mágico mundo de Fushigi Yūgi no podía faltar esa mascota que con sus ocurrencias te consigue sacar una sonrisa. Aunque en el caso de esta serie es muy difícil que algo no te haga reír, puesto que si hay una cosa de la que puede presumir este manganime es de su buen sentido del humor.

El gatito Tama, fiel compañero de Mitsukake, recibe su nombre de Tamahome, una de las siete estrellas de Suzaku que adora con toda su alma el dinero. A lo largo de la serie, vemos como el resto de compañeros de Tamahome crían a este pequeño igual que a su homólogo humano, lo que da pie a mil y una situaciones cómicas. Por si fuera poco, el carácter felino de Tasuki y Chichiri consiguen que Tama se sienta como pez en el agua.

Kuroneko (Trigun)

Kuroneko, como su nombre indica, es un simple gato negro que hace compañía a los protagonistas.  Y nada más. No tiene poderes y no posee gran relevancia en la trama original de Trigun. Únicamente tiene una pequeña participación en el episodio en que detiene las trampas de Wolfwood durante una partida de ajedrez. A pesar esto, Kuroneko también merece un pequeño reconocimiento.

Como curiosidad, este felino aparece en cada episodio de la adaptación animada, aunque en el manga lo hace muy de vez en cuando. Asimismo, en Trigun Maximum, el nivel de apariciones de esta criatura disminuye drásticamente. Bueno, siempre nos quedarán esos grandes ojos que parece que te vayan a absorber a otra dimensión.

Kuro (Ao no Exorcist)

Después de un duro pasado, y una noticia que le marcará para siempre, este gato negro de dos colas pasa a formar parte de la vida de Rin. Con un carácter sensible, Kuro posee la capacidad de cambiar su forma hasta convertirse en un animal mucho más grande y poderoso.

Juguetón y muy alegre, Kuro está constantemente pidiéndole a Rin que juegue con él. Le tiene tanto aprecio al propio Rin que incluso duerme en su espalda. Debido a un doloroso suceso que le ocurrió, Kuro no quiere estar solo y cada vez que recuerda lo que le ocurrió unas tímidas lágrimas aparecen en sus ojos. ¿Quién no querría darle un abrazo y cuidarle?

Wiz (D.N.Angel)

La mascota de la familia Niwa es una de esas criaturas que consigue tener más protagonismo que incluso los dos personajes principales: Dark y Daisuke. Desde que esta familia de ladrones que se reencarnan en Dark nació, Wiz estuvo con ellos para poderle sacar las castañas del fuego al ladrón de turno. Cuando la situación lo exige, Wiz se transforma en las oscuras alas de Dark Mousy y le ayuda a escapar de la policía. Además, puede hacerse pasar tanto por el propio Dark como por Daisuke. Es una copia perfecta hasta el instante en que abre la boca. Y es que al principio no sabe hablar, sólo decir "kyu" y "daisuki" ("me gustas" en japonés). Este inconveniente provoca más de un momento incómodo y muy gracioso.

A pesar de que parece una mascota valiente y decidida, Wiz tiene su lado oscuro: le aterran las películas de miedo. Tanto pánico les tiene que se desmaya después de hiperventilar, sudar y temblar durante unos minutos. Para poderle volver a tener al pie del cañón es recomendable darle unas fresas. Le encantan.

Botan (Clannad)

Tras ver animales de compañía tales como perros, gatos, monos, etc. le llega el turno a un animal muy especial: el jabalí. Botan es un jabalí hembra que ama con locura a su dueña, Kyou, y teme a Ryou, la hermana gemela de la joven. Su miedo viene desde que Ryou se quiso bañar con ella y Botan pensó que la quería cocinar. La pobre no vio qué intenciones llevaba la humana.

Dejando de lado este terrible incidente, Botan siempre intenta de todas las maneras colarse en el instituto de su querida Kyou. Al ser pequeña logra pasar desapercibida, pero muchas veces es vista por los compañeros de la joven. Estos en más de una ocasión han bromeado con comerse al animal, pero menos mal que ahí ha estado Kyou para defender a su mascota de esos salvajes.

Para sorpresa de todos, Botan posee siete habilidades secretas que va mostrando a lo largo de la obra. ¿Quieres ver cuáles son? Pues no tienes más que echarle un vistazo a Clannad.

Boota (Tengen Toppa Gurren Lagann)

Sin saber hablar, la mascota de la Brigada Gurren puede presumir de tener una personalidad arrolladora que compite con su inteligencia capaz de dejar mal a cualquier humano. Además, esas gafas de sol le dan un "toque guay" que ya quisieran muchas mascotas y muchos humanos.

Entregado a la causa de la Brigada Gurren, uno de los lugares donde Boota está más a gusto es entre los pechos de Yoko (no es listo ni nada el pequeñín). También le gusta estar en los hombros de Simon, pero no es lo mismo, por supuesto.

A lo largo de la serie vemos de todo lo que es capaz Boota y conocemos de primera mano su sueño y sus inquietudes. Esos son algunos de los muchos momentos que nos deja la serie Tengen Toppa Gurren Lagann. Y es que no hay que ser grande de tamaño para hacer grandes cosas.

Nyanko-sensei (Natsume Yujin-Cho)

El pobre Natsume nunca pensó que deshacer todo lo que su abuela hizo antes de morir iba a ser una tarea tan complicada. Por si no fuera suficiente, tiene a un espíritu junto a él en todo momento que le tiene que indicar e instruir. Nyanko-sensei parece un gatito muy tranquilo a simple vista, pero también puede adoptar la forma de un lobo gigante.

Nyanko-sensei, alias Madara (no confundir con el de Naruto), poco a poco comienza a sentir cierto cariño por Natsume, con quien tiene un acuerdo que podemos definir como "comcercial". Hasta el final de la historia no sabremos lo que ocurre entre ellos.


Tenemos muchas otras recopilaciones de mangas y animes. Aquí las tenéis todas:

Lecturas recomendadas