Martha is Dead

El otro día me preguntaban si me gustaría que lanzaran una remasterización de Silent Hill, porque siempre he dicho que uno de los juegos que más me impactó, y eso que suelo huir de los juegos de terror, porque soy público muy agradecido y me acongojo con las letras… 

Este artículo se forma parte de nuestra newsletter exclusiva, si quieres recibirlo en tu correo electrónico antes que nadie solo tienes que suscribirte... ¡Es gratis!

Mi primera reacción es siempre un “sí, claro, encantada”. Pero luego me lo pienso bien… y no, no me gustaría una remasterización de Silent Hill. Entre otras cosas, porque un juego como ése, hoy día, no funcionaría.

Niebla por doquier, pocos enemigos y menos personajes, un control robótico, un combate limitado, escenarios medio ocultos, criaturas a medio cocinar, puzles retorcidos… Todo lo que en su día hacía que te temblara el pulso al atravesar una puerta hoy aterrorizaría por otros motivos. 

¿Un remake, entonces? Claro, ¿por qué no? Pero siempre teniendo en cuenta que ya no sería el mismo juego ni transmitiría las mismas sensaciones. Algo así como el remake de Resident Evil 2, que es un juegazo, pero no es Resident Evil 2. Al menos, no es el Resident Evil 2 que me jugué, ojiplática, en la primera PlayStation. 

VIDEO

Resident Evil 2 - Tráiler del licker

Si adecuamos el juego a los tiempos actuales, si le metemos trazado de rayos y texturas 4K al hospital y hacemos que las enfermeras parezcan algo más que un amasijo de horrores, quizá ya no sea el mismo juego. 

Si ya no arrastro mi linterna por la mugre pixelada y la deslizo a 60 fps por reflejos ultrarrealista, a lo peor ya no me asusta tanto… Seguramente lo disfrutaría, pero no sería lo mismo. Seguramente habría mucha gente que lo aplaudiría, pero, en cierto modo, sería un poco como traicionar al original. 

Y no me entendáis mal, no estoy en contra de que devuelvan a la vida juegos de hace 20 años. De hecho, me parece bien que las nuevas generaciones conozcan de dónde vienen los juegos actuales… pero, seamos sinceros, no es lo mismo. Y nunca lo va a ser. Nosotros tampoco somos los mismos de hace 20 años.

VIDEO

Infoclip Silent Hill (HD) en HobbyConsolas.com

Cuando pienso en este hipotético remake-remasterización (llámalo X) de Silent Hill me pregunto si no molaría mucho, pero muchísimo más, que se hiciera un juego de terror nuevo que consiguiera lo que consiguió aquel: hacerme sentir algo diferente (¿Quizá Silent Hills?).

Quizá porque ya no tengo tan buena vista como hace 20 años, a mí lo de las 4K como que no me impresiona tanto. Hace varias generaciones que lo que busco en los juegos no es que sean más bonitos, es que me inviten a jugar distinto. Es que me sorprendan. 

Cuando jugué a Silent Hill en su día tenía que hacer pausas cada media hora, porque el corazón me iba a mil. Encendía todas las luces de casa para ir al baño. Incluso jugando en redacción, rodeada de gente, paraba a entablar alguna charla intrascendente para que me dejaran de temblar las manos… 

Silent Hill: Homecoming

No creo que un remake me hiciera sentir lo mismo. ¿Un reborn? Pues podría ser la solución. El Tomb Raider de 2013 me congració con una saga que siempre me había encantado, pero que había perdido el rumbo. No era el Tomb Raider que yo recordaba (aquí lo cuento), pero me lo pasé bien…

No sé si jugaría ese reborn de Silent Hill, os soy sincera. Los juegos de miedo me dan mucho miedo. Lo que me hizo jugar al original y disfrutarlo tanto es que era distinto. También disfruté mucho de Coolboarders y no me gustan los juegos deportivos. Solo que, en aquel momento, era novedoso.

A lo peor, echamos tanto la vista atrás, y reclamamos tantos remakes porque hoy encontramos pocos juegos que nos hagan sentir como antes, sorprendidos, y queremos recuperar esa sensación de asombro. 

Dónde renovar PS Plus al mejor precio

Dónde renovar PS Plus al mejor precio

Si tienes PS Plus y quieres renovar tu suscripción, te contamos dónde puedes hacerlo al precio más bajo de todos.

Ver dónde renovar

Ahora que el videojuego es un negocio millonario, nadie quiere arriesgar. Lo explicó muy bien Alberto en esta misma tribuna. Pero también creo que muchísimos jugadores se han vuelto comodones y tampoco quieren arriesgar. 

Al final, incluso cuando se desarrolla una nueva IP, se la vende asociada a una “marca”. Elden Ring, el Dark Souls de mundo abierto. Cyberpunk 2077, el The Witcher futurista… ¿Es la industria la que no arriesga o el usuario el que no quiere salir del sota, caballo, rey? 

Cuando una cadena de televisión solo programa realities… ¿es porque no saben hacer otra cosa o es porque les funciona? ¿Los ves porque es lo que echan o porque te gustan? 

Pues debe de haber un poco de todo. Es más fácil no arriesgar con un producto nuevo si tienes en cartera una licencia que te puede funcionar… Y es probable que al jugador le dé menos reparo dejarse los cuartos en un Silent Hill que en un Slitterhead

Poniendo un ejemplo más de verdad, puede que estés más predispuesto a invertir en el remake de Dead Space que en The Callisto Protocol… ¿Quién desmembrará más carteras? La respuesta a esa pregunta podría ser muy ilustrativa… 

Cuando más grande se hace una industria, más necesita comer. Le pasó al cine, le está pasando al videojuego. Y quién da de comer es el usuario. El usuario esporádico, el de jugar de cuando en cuando, se ha convertido en más numeroso y, por tanto, en más poderoso que el usuario fiel

Pero que no “panda el cúnico” entre los fieles. Yo, cuando quiero jugar cosas nuevas, cuando quiero que me sorprendan, me acerco al territorio indie que, además, tampoco es que me exija tecnologías punteras. 

¿Quieres recibir esta artículos como este antes que nadie? Suscríbete a nuestra Newsletter

¿Quieres recibir esta artículos como este antes que nadie? Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe todas las semanas antes que nadie los mejores artículos de opinión de los expertos de Hobbyconsolas.com.

¡Suscríbete!

Pasaos por las tiendas digitales, aprovechad los juegos “gratis” de PS Plus y de Game Pass… Ahí vais a encontrar esas experiencias sorprendentes que quizá no tengan títulos conocidos, pero que probablemente os congracien con vuestro yo del pasado. Ese que disfrutaba descubriendo…

Puede que un remake o un remaster os deje con cara de tontos, porque en el fondo, no es lo que estabais buscando. La sensación de descubrimiento se siente una vez, al avanzar, pocas veces se descubre lo mismo dos veces...

Y además