Ir al contenido principal
Nintendo Labo Kit Variado Opinion 2
Reportaje

Impresiones finales Nintendo Labo Kit Toy-Con 01: Kit Variado

Os contamos nuestras impresiones finales sobre Nintendo Labo Toy Con 01 Kit Variado, la propuesta "do it yourself" o hazlo tú mismo, en el que construimos desde un piano completamente funcional a una caña de pescar, que cobran gracias al software de Nintendo Switch. Una original propuesta que añade otra capa más al videojuego... y eso es sólo el principio.

Desde que la gran N anunció Nintendo Labo a principios de año, fuimos muchos los que aplaudimos la idea por muchas razones. La primera, al menos en mi caso, es la osadía de Nintendo para intentar hacer algo distinto a los demás y abrir aún más el espectro del videojuego con nuevas ideas... que pueden gustar o no, pero al menos ofrece algo distinto.

La segunda, ya como usuario y padre, porque sabía que era una propuesta que iba a triunfar en casa. Y así ha sido. O así está siendo, porque esto no ha hecho más que empezar y seguimos descubriendo un montón de cosas nuevas.

Entiendo que una parte de los jugadores no lo vea nada claro, y más si sólo te llaman los juegos "de toda la vida". Yo tampoco me veía fabricando piezas de cartón... y al final he he pasado por el aro. Pero, como padre de un niño de seis años, al que le atraen los videojuegos, las manualidades y probar "cosas nuevas", tenía más que claro que Nintendo Labo reunía todos los ingredientes para gustar en casa.

La duda era... ¿gustaría por mucho tiempo o sería la curiosidad de una tarde? ¿Sería asequible para los más pequeños? Después de haber pasado todo el fin de semana montando los cinco, creo que ya tengo todas las respuestas y una opinión bastante formada.

Nintendo Labo Menu Jugar

Primeros análisis de Nintendo Labo

Nintendo Labo: crear

Como ya ha adelantado mi compañero David en sus impresiones finales sobre Nintendo Labo Toy-Con 02: Robot Kit, ambos kits comparten, presentación, espíritu y algunas opciones. Nada más abrir la caja, un primer cartón sobresale. Es el que sostiene el software, y unas escuetas instrucciones: saca la tarjeta del juego, métela en tu Nintendo Switch y sigue las instrucciones.

Es, en cierto sentido, el concepto Ikea (de "móntalo tu mismo"), pero llevado al extremo. La presentación es sencilla, útil y pensada para que cualquiera pueda usarlo. Todo se maneja con la pantalla táctil o los botones de los Joy-Con, y ofrece opciones como rebobinar o adelantar para que no te pierdas en ningún paso.

Nintendo Labo Creacion 3

Ya desde estas presentación inicial, se nota un cuidadísimo diseño y estética, en el que cada pieza de cartón, e incluso la propia consola o los Joy-Con, están modelados en 3D y podemos rotarlos y ampliarlos para no perder detalle en el proceso de construcción.

Superadas las instrucciones generales, el interfaz distingue entre tres áreas distintas: crear, jugar y descubrir. Como su nombre adelanta, en "Crear", encontramos las instrucciones para dar forma a los cinco kits principales: el antenauta (una especie de "coche" por control remoto), la caña de pescar, la casa, la moto y el piano.

Nintendo Labo Creacion 2

El propio software nos alerta de los arcos de tiempo que requiere construir cada uno de estos objetos (desde los 10 minutos del antenauta a los los 150-210 del piano). Lógicamente, cuanta más experiencia tengas con Nintendo Labo, menos tiempo te llevará construir cada set. El piano nos ha llevado en casa unos 160 minutos... con un niño ayudando.

Sobra decir que ni todos son igual de sencillos, ni todos son igual de asequibles para los pequeños. Hay pegatinas, gomas elásticas y otros componentes que sin la supervisión de un adulto pueden terminar deteriorados. Es por eso que es recomendable que los niños experimenten con Nintendo Labo con un adulto al lado, al menos en el caso de los más pequeños.

Nintendo Labo Toy Con 01

Dicho esto, si la presentación del software de Nintendo Labo es uno de sus aciertos, la de la parte "física", no se queda atrás. Dentro de la caja de Nintendo Labo Toy-Con 01: Kit variado  encontramos un total de 28 planchas (o láminas) de cartón, con las piezas necesarias para construir cada uno de estos objetos perfectamente troqueladas, lo que facilita su separación y manipulación.

Reconoceremos las planchas de cada kit fácilmente, no sólo por los colores del cartón impreso, sino porque en una de las esquinas aparece un dibujo del kit al que pertenece (caña, casa...), y una letra. Esto nos permite identificar la lámina según lo vaya indicando el software, lo que agiliza localizar y extraer las piezas (parpadean en pantalla, para que nos sea todavía más fácil identificarlas) según vayamos construyendo. Casi todos los sets nos invitan a plegar las piezas por las partes indicadas (tienen marcas y pre-dobleces). Construirlo no suele entrañar gran dificultad: sólo hay que prestar atención y seguir los pasos.

Nintendo Labo Conclusiones 2

Además, a excepción del antenauta, todas las demás construcciones están divididas en varias fases o pasos (la moto, por ejemplo, en cinco pasos, el piano en seis), por lo que podemos iniciar la construcción de uno de estos objetos y dejarla a medias para retomarla en otro momento.

Personaliza tu Nintendo Labo con estas pegatinas, plantillas y cintas adhesivas 

Eso sí, a pesar de lo bien explicado que está todo, y de ofrecer opciones como rebobinado o avanzado rápido, hemos echado en falta otras opciones, como por ejemplo, un modo de reproducción automático, que vaya pasando "sólo" los pasos, si necesidad de estar tocando los mandos o la pantalla.

Nintendo Labo Toy Con 04

También hemos echado de menos que cada una de las fases o pasos para construir un Toy-Con estuviera a su vez dividida en subpasos, y que pudiéramos saltar o retroceder a uno en concreto si dejamos la creación para otro momento. Si haces algo mal y tienes que volver atrás, las opciones que ofrece el interfaz no son tan ágiles como para volver a un punto exacto rápidamente.

Nintendo Labo Toy Con 02

Como reza la caja, un niño de 6 años puede realizar prácticamente todos los pasos con la supervisión de un adulto. Algunos, como pegar determinadas pegatinas o colocar correctamente las gomas elásticas en el manillar de la moto, pueden resultar algo más complejas... de ahí que la intervención de un adulto sea recomendable. También depende de la habilidad del niño, claro.

Descarga gratis los PDF de Nintendo Labo

Nintendo Labo: jugar

Una vez terminado el proceso de crear un kit, inmediatamente podemos empezar a probar su juego. Aquí, como en todo, hay para todos los gustos, aunque casi todos suelen ofrecer algún giro imprevisto que suele sorprender. Por ejemplo, pulsando un botón en la pantalla del control el antenauta accedemos a un panel avanzado, en el que vemos lo que pasa por delante de la cámara infrarroja o podemos ajustar los niveles de vibración (con algunos, el "antenauta" va más rápido).

Es sólo un detalle y con la construcción más sencilla de todas... pero en todas encontramos eso mismo: Nintendo no esconde "la magia" con la que funciona el Toy-Con, sino que da pistas y muestra cómo utiliza cada uno de sus componentes. Las explicaciones más a fondo las da en "Descubrir", opción de la que hablaremos más adelante.

Nintendo Labo Toy Con Juego Pesca 0

Si conseguimos juntar varios antenautas podemos disputar carreras o cualquier otro tipo de juego que se nos ocurra, como empujar un objeto hasta la meta. Es el único Toy-Con que no cuenta con un "juego propio", con unas mecánicas y reglas propias, sino que ofrece un concepto más "abierto", que disfrutamos más fuera de la pantalla de Switch que dentro. 

La caña, que es el segundo Toy-Con, cuenta con un juego de pesca que, a pesar de las apariencias, es bastante más profundo de lo que pueda parecer. Con la caña de cartón podemos soltar y recoger carrete y tirar en cualquier dirección (la caña cuenta con cuerda y un sistema de gomas que ofrece una mínima resistencia y ofrece el efecto de recogida del sedal), algo que se traslada en la pantalla de juego con una fidelidad y precisión sobresalientes, sin retardo de ningún tipo.

Nintendo Labo Toy Con Juego Pesca 1

¿Esto que quiere decir? Pues que con los peces pequeños, no habrá mucha lucha... pero con los más grandes (hasta tiburones), tendremos que pelear "de verdad" para que no se rompa el sedal y seamos capaces de llevarlo hasta la superficie. Es tan sencillo, y la vez tan preciso y divertido, que te verás diciendo eso de "venga, una captura más y lo dejo". 

A título personal, el tercer Toy-Con, la casa, es para mí es el menos entretenido de todos. De él os hablamos en nuestras primeras impresiones de Nintendo Labo, así que me centraré en los dos restantes: la moto y el piano.

Nintendo Labo Toy Con Moto Juego 1

El Toy-Con de la moto es otro que es divertido montar, porque vamos claramente que vamos formando: el manillar con sus empuñaduras (el efecto y la resistencia del acelerador está genialmente recreado), el freno, el botón de encendido del motor...

Todas estas acciones se trasladan al juego, que es un sencillo arcade en el que debemos ganar en tres copas con tres circuitos cada uno (podemos ajustar la duración de las vueltas, la cilindrada de la moto...). Además, podemos crear nuestros propios circuitos de forma muy sencilla y disputar una cuarta copa con tres trazados creados por nosotros.

Nintendo Labo Toy Con Moto Juego 2

Hay rampas, saltos, botellas de turbo, rampas, curvas cerradas... Es divertido de jugar y la inclinación del Toy-Con para ajustar los giros funciona francamente bien. Como el Toy-Con de la caña, cuenta con el respaldo de un juego divertido, aunque no es menos cierto que resulta algo escueto en opciones, pese al super sencillo editor de circuitos.

Y llegamos a la verdadera estrella del Nintendo Labo Toy-Con 01: Kit variado: el piano. La primera vez que se mostró el piano, con tan sólo 13 teclas, pensé que estaría bastante limitado y que no pasaría de ser una simple curiosidad. Craso error. No, enorme error por mi parte.

Nintendo Labo Toy Con 03

No me cabe la menor duda de que si tuviera que elegir un solo kit de toda la caja, me quedaría con el piano. No sólo por la cantidad de ideas que encierra (Nintendo Switch detecta las notas que estamos tocando gracias a la cámara infrarroja y un sistema de pegatinas y posiciones), sino también por su funcionalidad.

Este Toy-Con con forma de piano tiene más trucos bajo la manga de los que pueda parecer. Por un lado, cuenta con algunas canciones básicas, como el cumpleaños feliz, y el propio software nos enseña a tocarlas (en pantalla aparece el orden en el que debemos ir pulsando las notas). Mi hijo ha aprendido hoy a tocar así el cumpleaños feliz, que no se la sabía.

Nintendo Labo Toy Con Piano Estudio 4

Además cuenta con diversas piezas e interruptores que nos permiten modular el sonido del teclado. Por ejemplo, contamos con 4 "tornillos" intercambiables que cambian por completo el sonido de las teclas (por sonidos de gatos, un viejo gruñón, un coro de voces o la vibración de los Joy-Con). Con la palanca del lateral izquierdo podemos hacer efecto "vibrato"... y hay más.

Es sin duda el Toy-Con más sorprendente de todos, porque se comporta como un piano de verdad... aunque para explotarlo al máximo, es recomendable tener unas nociones mínimas de música, o tener ganas de aprender a tocarlo.

Nintendo Labo: descubrir

La tercera opción del menú principal de Nintendo Labo, "descubrir", es otro elemento que refuerza la capacidad para asombrar del último invento de Nintendo. Si durante el proceso de creación se explican algunos de los trucos que hacen que la magia surja, en "descubrir" se nos cuenta de forma bastante amena, y con pelos y señales, cómo funciona todo.

Cada Toy-Con cuenta con su propio apartado en la opción descubrir, y en ella, a través de diversos diálogos con un equipo un tanto dispar (con una especialista en software, otro en probar los juegos y un "maestro") aprenderemos mucho más sobre los Toy-Con que acabamos de construir y todas las opciones que ofrecen, algunas no explicadas hasta entrar en esta opción.

Nintendo Labo Toy Con Moto Escaneo Cara

Así, por ejemplo, con el Toy-Con de la moto, es posible realizar caballitos, derrapar (para obtener turbo extra) o utilizar la cámara infrarroja del Joy-Con para generar terrenos para nuestros circuitos en el modo Estadio, el segundo en que podemos jugar con este Toy-Con. ¿Os suenan las gafas de arriba? Sí, mi cara también forma ya parte de un trazado.

Todos los Toy-Con tienen muchas sorpresas y curiosidades que, probablemente, ni habrás visto hasta que te adentres en "Descubrir". Así, por poner algún ejemplo más, todas las capturas en el juego de pesca van a un acuario que podemos visitar, y en que podemos soltar nuevas creaciones. Tan sólo tenemos que crear una tarjeta de "pez" y escanearla con el piano (sí, tiene una opción de escaneo, como contaremos un poco más adelante), para luego modificar colores, añadirle ojos...

Nintendo Labo Toy Con Piano Estudio 2

¿Y con el piano? ¿Recordáis que antes dije que estaba equivocado por completo con este Toy-Con? El piano cuenta con un modo estudio, en el que podemos cambiar de octava (y acceder a 5 octavas distintas, 65 notas en total), además de poder grabar nuestra interpretación, marcar el tempo con una batuta (usando otro Joy-Con) o incluso utilizar el "escaner" para meter una tarjeta troquelada para añadir un ritmo de batería y platillos totalmente personalizable. 

Son sólo algunos ejemplos, pero hay más, y todos los Toy-Con encierran sorpresas de este tipo. Además, el propio Nintendo Labo Toy-Con 01: Kit variado incluye piezas para realizar otros Toy-Con "menores", como una pistola. Después de tres días a tope con este kit, sigo descubriendo cosas. Y todavía queda más...

Nintendo Labo Toy Con Piano Estudio 1

Por si todo esto fuera poco, la sección "descubre" tiene otro pequeño desafío más: si revisas todos y cada uno de los apartados relacionados con un Toy-Con, te espera un examen final con preguntas sobre ese Toy-Con. Responde a todas las preguntas correctamente y ganarás una medalla. ¿Pasará algo por tenerlas todas? Eso os toca descubrirlo a vosotros...

Nintendo Labo Toy Con Piano Estudio 3

Nintendo Labo: Taller Toy-Con

Como en kit del robot, Nintendo Labo Toy-Con 01: Kit variado también incluye el Taller Toy-Con, una herramienta de utilizar para programar por bloques. Puedes crear botones, y unir causas y efectos, que van desde tocar la pantalla para que suene una nota de música o que vibre un Joy-Con.

Son una serie de instrucciones lógicas cerradas (pulsar tal botón, que la cámara infrarroja detecte un movimiento...), como las respuestas, pero que invita a ser creativo y pensar en otros usos, lo que lleva parejo inventar nuevos modelos de cartón y crear nuestros propios juegos.

Toy Con Garage 01

¿Es algo al alcance de todo el mundo? Pues... aunque su manejo es sencillo y está bastante acotado, quizá no sea para todo el mundo. O al menos no, si no tienes paciencia. Puedes empezar creando funciones sencillas, como crear una guitarra, y poco a poco ir pensando en cosas más complejas. 

Pero lo que está claro es que puede llegar a complicarse bastante, tanto, como para llegar a crear una Game & Watch completamente funcional con ayuda de una hoja o cartulina para tapar la pantalla y cientos de causas y efectos por detrás... Puede complicarse considerablemente.

Toy Con Garage 02

10 cosas increíbles construidas con Nintendo LABO

¿Se puede crear cualquier cosa? Pues no, tampoco. Las herramientas están limitadas y en ningún caso podrás añadir gráficos como los que incorporan los juegos creados por Nintendo para los Toy-Con. En esta opción, la pantalla de Switch hace más las funciones de un panel de control que otra cosa, ya sea para crear botones para tocar una guitarra o el control de una catapulta.

Pero, quizá, lo "peor" del Taller Toy-Con es que no ha nacido con vocación de plataforma en la que los usuarios puedan subir y compartir sus diseños para que otros los vean y aprendan, o jueguen con lo que otros han creado. Todo lo que crees en esta función, no sale de tu consola... y lo mismo es aplicable para el resto de jugadores.

Toy Con Garage 03

Hubiera estado bien que, como en Super Mario Maker de Wii U, también se hubiera podido compartir online, y que pudieramos descargar los juegos de otros. Crear, a lo largo de la historia, se ha basado en, primero, imitar lo que otros han hecho antes. Sin ningún tipo de duda, es lo que más he echado de menos en esta opción.

Nintendo Labo Toy-Con 01: Conclusiones finales

Como ya ha comentado mi compañero David en sus impresiones sobre el Kit del Robot de Nintendo Labo, no hemos puntuado ninguno de los dos kits porque no se trata de juegos convencionales, y ambos ponen el foco en aspectos totalmente distintos al de los juegos "de toda la vida". Aquí, más que el juego en sí, es el proceso, la creación y el aprendizaje que se pueda sacar de ello.

Los juegos que incluye, al menos la mayoría, son limitados (sigo flipando con el piano), pero resultan amenos gracias al uso de los sensores y los componentes de cartón que creamos. Para capturar las imágenes que veis en este artículo, en ciertos juegos he capturado con los mandos en la mano, replicando la posición que tendrían los Joy-Con en los Toy-Con... por lo que los accesorios de cartón no son imprescindibles al 100% en todos los juegos (aunque ayudan a meternos en ellos, eso es innegable).

Nintendo Labo Conclusiones 4

Hechas estas aclaraciones iniciales, ¿es Nintendo Labo una propuesta para todo el mundo? Pues como la gran mayoría de los videojuegos, no. Lo entenderán y lo disfrutarán más aquellos que gusten de probar cosas nuevas, distintas, alejadas de los géneros y arquetipos de siempre y que, además, quieran o agradezcan un elemento de aprendizaje, de entender porqué las cosas funcionan. Y con el plus de las manualidades y la personalización (podemos pintar los kits, adornarlos con pegatinas... si te va eso, lo gozarás).

Pero, sobre todo, creo que es especialmente recomendado para quienes tienen niños en casa, con seis o más años. Honestamente, creo que es una manera infinitamente menos "agresiva" que muchos kits de robótica para introducirles en conceptos y herramientas básicas de creación y programación, en enseñarles porqué las cosas funcionan como funcionan. Mostrarles el "porqué". 

Nintendo Labo Conclusiones 3

Si tienes un hijo medianamente curioso, que preste atención y no se distraiga con una mosca, y que además le gusten las manualidades, vas a pasar unas horas super entretenidas con él. Y si encima le gustan los videojuegos, más. Mi hijo está aprendiendo a tocar el piano, y la cara que ha puesto al terminar de montar el Toy-Con del piano y empezar a tocarlo no se la he visto cuando sacó de la caja su primer instrumento "de verdad".

Creo que es la mejor forma de resumir lo que puede suponer Nintendo Labo para un niño. Es entusiasmo, es curiosidad, es juego, es aprendizaje... es un poco todo. Eso sí: el software que ofrece para crear es súper, súper, súper cerrado... por lo que no esperes formar a un nuevo Bill Gates que programe un nuevo sistema operativo.

Nintendo Labo Conclusiones 1

Pero, como piedra de toque, como primera prueba para aprender conceptos básicos, cumple de sobra gracias a su super sencillo sistema de cajas y conectores que crean causas y efectos. Si toco, vibra. Si muevo la cámara infrarroja, suena. Operaciones lógicas sencillas para que aprendan lo básico, y despierten su imaginación, y la nuestra, para crear nuevos usos.

A mi me ha servido de excusa para que mi hijo de seis años entienda conceptos como hardware, software y tenga ganas de seguir probando y experimentando... y eso que es pequeño y aspectos de Nintendo Labo como el Taller aún le resultan ásperos, aunque todo es cuestión de tiempo.

Nintendo Labo Creacion 1

Por último, después de haber pasado un primer fin de semana intensivo con Nintendo Labo Toy-Con 01: Kit variado, y a pesar de algunas de sus carencias (la mencionada imposibilidad de compartir online nuestras creaciones en el Taller Toy Con), no me cabe la menor duda de que Nintendo Labo es una propuesta única, interesante, con una presentación impecable y con unas posibilidades que seguro seguirán creciendo con el tiempo.

Algunos esgrimirán argumentos como "buah, cartón", "es caro" y otras variables que llevo leyendo desde enero. Lo llevamos viendo meses. Pero, como siempre digo, no todo es para todos. Y no hay nada como probarlo "in situ" y pasar unas cuantas tardes, al menos con este kit, para ver sus enormes posibilidades. Bravo, Nintendo, una vez más.

Y además