Lost in Space
Análisis

Crítica de Lost in Space temporada 1, ya en Netflix

Por Jesús Delgado Manzano

Lost in Space es el remake de Netflix de la serie clásica y de la película de ciencia ficción de Perdidos en el Espacio de los años 90. Analizamos la temporada 1. Así es el reboot de la serie de culto de los años 60 para el siglo XXI.

Lost in Space finalmente puede verse al completo en Netflix. La temporada 1 del reboot de la serie clásica de los años 60 ha aterrizado en la plataforma de video bajo demanda para contar una nueva versión de los personajes basados en los cómics de Space Family Robinson. Y lo hace adaptando su formato al de las series de Netflix, con una duración en torno a diez episodios de una hora por temporada. 

La nueva serie de Perdidos en el espacio plantea un aciago porvenir para la Tierra en un futuro no muy lejano. Debido a problemas medioambientales, de superpoblación y de constantes guerras, los gobiernos del planeta organizan un proyecto colonial para repoblar Alpha Centauri. Sí, al más puro estilo Sid Meier's Civilization - Beyond Earth, lanzan una nave llamada Resolute al espacio, cargada de cientos de personas.

Pero no todo va como se esperaba. A pocas horas de iniciar el vuelo, el enorme navío que transporta la cápsulas con las familias de colonos, conocidas como Júpiter, es atacado. Los viajeros se ven obligados a hacer "una paradita" en un mundo inhóspito en espera de que la nave les recoja. Cinco de estos náufragos especiales forman precisamente la familia Robinson, un grupo disfuncional de genios, que tendrá que superar sus diferencias para sobrevivir al aterrizaje si quieren regresar vivos al Resolute.

Y hasta aquí os contamos de la trama principal. A continuación, compartimos con vosotros lo que nos ha parecido esta temporada 1 de Lost in Space.

Una versión para el siglo XXI

Lo primero que hemos de decir es que esta nueva serie de Lost in Space va a recibir críticas, sí o sí. Sobre todo por parte de los puristas que la acusarán de "no respetar" el formato original, ni el género y raza de los personajes originales y otras cuestiones que, en opinión del autor de estas líneas, huelen un tanto rancio.

Ciertamente, el nuevo enfoque de Perdidos en el espacio innova planteando mayor diversidad en sus personajes. Propone no solo un nuevo escenario, sino también una sociedad en la conviven anglosajones con asiáticos o africanos en unos porcentajes que permiten mayor exposición de las llamadas minorías étnicas. Atiende a las dinámicas sociales actuales, en donde la diversidad racial en los medios de comunicación está llamada a establecerse, mostrando también una realidad demográfica en donde los caucásicos no son predominantes. 

¿Ha cambiado mucho nuestra opinión después la serie entera? Así fue nuestra reseña del episodio 1 de Lost in Space

Por otro lado, el papel de la mujer también está más desarrollado. Los personajes femeninos tienen mayor presencia en esta serie de Netflix, pero también importancia. Además, el rol de la mujer no se juzga únicamente en función de su agresividad ni de actividad. Se nos presentan personajes que siendo madres, no dejan de ser fuertes. Y a la vez, mujeres solteras, en roles tradicionalmente masculinos, que no están desprovistas de feminidad. Estos planteamientos son óptimos y muy certeros, proponiendo modelos positivos y funcionales, que se imbrican en la historia de manera muy fluida. 

Por otro lado, también hay una actualización importante de temas. La polución y la sobrepoblación, junto a otros factores que parecen estar destinados a acabar con nuestro mundo fuera de la ficción son temas que se exponen. Pero también las contradicciones culturales y sociales. 

En este tapiz también hay lugar para los grises, un lugar en donde nadie es del todo malo ni del todo bueno, sino que hay matices. Esto afecta, precisamente al personaje de Parker Posey, quien encarna a la retorcida versión femenina del Doctor Smith, antagonista principal de las series.

Esta versión de Smith es muy rica, ya que ofrece un personaje con motivaciones. Trasciende más allá del papel de malo de pega que realizara Gary Oldman en los 90 y el de alivio cómico de Jonathan Harris en la serie de los 60. Sus motivos son complejos y también su papel en la dinámica de la familia. Además, el trabajo de la actriz sobre el guión, nos demuestran que ellas también pueden ser grandes villanos, con complejidades morales. 

¡Peligro, Will Robinson!

Trascendiendo estas consideraciones acerca de cómo la serie se adapta al público actual, hemos de referirnos a ella como una digna sucesora de la primera Lost in Space, pues mejora con diferencia respecto a la película de 1997. Eso sí, su planteamiento parte de la idea de la colonización galáctica in situ, antes que la de los viajes por el cosmos.

Como ya os dijimos en la crítica del episodio 1 de Lost in Space, la serie recuerda en muchos elementos a Mass Effect Andromeda. El drama de los colonos en un nuevo mundo y la necesidad de adaptarse a los ritmos del nuevo mundo son dos temas frecuentes a lo largo de la temporada 1. Pero, como en la película de Marte, también se expone cómo estos deben hacer uso de su ingenio y de la tecnología para sobrellevar "accidentes" y catástrofes y así sobrevivir. 

En Amazon puedes encontrar la serie original y la película de Lost in Space

Esto último quizás esté sobreexplotado. De hecho, la recurrencia con la que se llega a abusar de los fallos en el equipo, problemas con la fauna local o sencillamente la climatología del nuevo mundo lastran un poquito el ritmo de la serie. Como también lo hace el cliché de la familia disfuncional que tiene que pasarlas canutas para volver a estrechar lazos. Pero hay que reconocer que, si privamos de eso a la serie, también le quitaríamos algo de salsa al asunto. 

A pesar de estos tópicos, a nivel argumental esta serie de ciencia ficción funciona bastante bien en lineas generales. Y eso que, a veces, se dilata y recrea demasiado entre flashbacks y tiempo presente en aras de dibujar mejor la personalidad de los personajes. En cierto sentido, esto se entiende desde el punto de vista que toda la temporada 1 pretende abarcar un génesis similar al piloto de la serie original de Lost in Space, desarrollando a todos los personajes que volverán en la temporada 2. 

Lo malo es que la dosificación no se hace atendiendo a los cabos sueltos. Existen aún algunas preguntas por responder cuando acaba la temporada 1. ¿Nos lo explicarán cuando regrese la serie? Ojalá sea así. 

En el plano actoral, debemos señalar que el elenco sabe aprovechar toda esta "paja" para hacer su trabajo y engordar a sus personajes de suficiente carga dramática, haciéndolos no solo entrañables, sino también creíbles. De todos ellos, por cierto, hay que destacar a Toby Stephens, en el papel de patriarca Robinson, y a Maxwell Jenkins, quien tras su paso por Sense8 encarna al pequeño Will. 

A nivel técnico, la serie aprovecha bien su presupuesto. Se nota bastante que hay equipo perteneciente a Black Sails en la producción, ya que esta serie espacial comparte la brillante fotografía de la ya finalizada serie de piratas. En alguna ocasión flaquea un poco, pero en general a nivel visual cumple. Sobre todo en las partes del robot, una de las mejores atracciones de esta Lost in Space. Y es que el icónico cacharro ha sido reciclado con una puntería que ya quisiera otros remakes. Nos encanta. 

Concluyendo. Este Perdidos en el espacio de Netflix encantará a los fans de las series de ciencia ficción. Si os gusta The Expanse, Battlestar Galactica o incluso Firefly, esta serie os enganchará. Y si sois ya adictos a Stark Trek Discovery, el otro puntal espacial de la plataforma, entonces ya damos por hecho que tendréis en esta una nueva serie preferida. 

Valoración

Inteligente remake de la serie de los 60 y de la película de los 90, actualizada para el público actual. Fascinará a los amantes de la ciencia ficción y contentará a los seguidores de la franquicia clásica.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

El Robot, Toby Stephens y Parker Posey. La actualización de temas y los roles de género. La adaptación de la historia original.

Lo peor

El abuso del tópico del drama familiar. Los recurrentes "accidentes" están sobreexplotados. Algunos cabos sueltos que esperamos aten en la temporada 2

Lecturas recomendadas