Avance de Gran Turismo 7, el simulador de conducción real para PS5 y PS4

Sony ha decidido no lanzar Gran Turismo 7 en Rusia, sumándose a otras compañías que retiran sus juegos en el mercado ruso como protesta por la guerra en Ucrania y medida para movilizar a la opinión pública. Sony todavía no ha realizado ningún comunicado.

La guerra en Ucrania se recrudece tras más de una semana de combates y bombardeos, y la industria del videojuego responde de muchas formas, siempre como protesta contra la invasión rusa y en solidaridad con el pueblo ucraniano.

La medida más drástica que adoptaron algunas empresas, especialmente aquellas en la zona de Europa del Este, es la retirada de la venta de sus juegos y servicios en Rusia y Bielorrusia

Lo han hecho CD Projekt (The Witcher, Cyberpunk) y Bloober Team (The Medium, Layers of Fear), ambos estudios polacos fronterizos con Ucrania, país que ha recibido la mayoría de refugiados, que ya supera el medio millón de personas.

Pero no han sido los únicos. Sony ha lanzado hoy Gran Turismo 7 para PS4 y PS5, pero no en Rusia. En la PlayStation Store rusa, el juego aparece como "fecha de lanzamiento pendiente" y no se puede comprar. 

VIDEO

Análisis Gran Turismo 7

No está claro si ha llegado a salir en formato físico, pero oficialmente Sony no está vendiendo Gran Turismo 7 en Rusia a través de su tienda online.

Esta decisión, según Eurogamer, parece haberse tomado anoche, pues el medio lleva toda la semana preguntando a Sony qué harían con la situación del conflicto con respecto al lanzamiento de Gran Turismo 7 y otros de sus juegos.

Recordemos que hace dos días el viceprimer ministro ruso, Mykhailo Fedorov, pedía públicamente a PlayStation y Xbox (mencionándolos en Twitter) que cesaran toda su actividad en el mercado rusio, cancelando lanzamientos o eventos de deportes electrónicos.

Al momento de escribir estas líneas, Sony PlayStation no ha realizado ningún comunicado con respecto a la cancelación del lanzamiento de Gran Turismo 7 en Rusia.

La retirada de la venta de juegos (y cancelación de estrenos cinematográficos, incluyendo películas de Sony como Morbius) poco importa al Kremlin, y los afectados son ciudadanos rusos, muchos de los cuáles pueden estar en contra de la guerra.

Sin embargo, las compañías que han decidido ejecutar estas acciones explican que es una medida de protesta para presionar a la opinión pública en contra de la guerra. "No seremos neutrales cuando hay vidas humanas en juego", decían en Bloober.

Otras compañías de videojuegos han reaccionado de diferentes formas. The Pokémon Company se ha centrado en los niños y familias afectados, y ha donado 200.000 dólares a organizaciones que ayudan a las víctimas.

A nivel individual, personajes públicos como el streamer HasanAbi o John Romero, creador de Doom, han realizado sus propias iniciativas para recaudar fondos para ayuda humanitaria.

Y además