The Chant

El análisis de The Chant nos recuerda al cine de terror de los años 70. Es lo más parecido a clásicos como The Wicker Man o la inquietante (y más actual) Midsommar. 

Los videojuegos de terror están madurando, como ya hizo el cine hace unos años. Puede que las historias de fantasmas, los zombies y los monstruos alienígenas sigan funcionando estupendamente, pero los aficionados al género estamos listos para dar un paso más. 

Y The Chant se atreve a dar ese paso, de una forma tímida, pero muy interesante. Os estamos hablando del primer juego del estudio Brass Token (editado bajo el sello Prime Matter Games). Una obra que está inspirada en el cine de terror de los años 70 y que ha tenido una "revitalización" gracias a películas como Midsommar o Apostle

VIDEO

The Chant - Story Trailer [ES]

Como las mejores historias de terror, el desarrollo comienza con algo perfectamente normal: Jess se encuentra "perdida", sin saber qué hacer con su vida, cuando recibe una invitación para acudir a un retiro espiritual en una isla apartada de la civilización. 

Allí todos visten de blanco, caminan descalzos y se comportan de un modo inusualmente amistoso, pero como vamos a ver en nuestro análisis de The Chant, esconden terribles secretos. 

The Chant

Se trata de una pesadilla "new age" con elementos de terror psicológico, que mezcla la realidad con aquello que sólo ocurre en.nuestra mente. 

Y la verdad es que, sin ser un juego aterrador, tiene un montón de elementos inquietantes (y también unos cuantos sustos) que nos han puesto los pelos de punta. Si buscáis un "survival horror" diferente, quizá hayáis encontrado el lugar adecuado (nada que ver con la secta cuqui que montamos en Cult of the Lamb).

Más que miedo a la oscuridad

The Chant es una aventura en tercera persona bastante sencilla, en que el terror funciona a diferentes niveles. Por una parte, el argumento principal consigue que nos sintamos incómodos desde el principio. 

Una vez que ponemos un pie en la isla tenemos la sensación de que algo no encaja, que los rituales y las sustancias psicotrópicas no son una buena combinación. Y claro, la cosa empeora a medida que los miembros de esta comunidad van perdiendo la cabeza. Es una atmósfera inusual en los videojuegos y está muy bien conseguida.

The Chant

El miedo que siente el jugador no siempre es el mismo que siente Jess. A veces atravesar una zona oscura o encontrarse con una criatura hará que nuestro personaje pierda la cordura. Es un sistema que hemos visto en otros juegos inspirados en la obra de HP Lovecraft, como The Sinking City o en el memorable Eternal Darkness de GameCube. 

Este sistema se refleja en un medidor de mente. Si se vacía por completo, nuestro personaje sufre ataques de pánico, la imagen se transforma (se distorsionan los objetos y se ve en blanco y negro) y somos incapaces de defendernos hasta que regresemos a una zona segura para recuperarnos. 

The Chant

En tercer lugar, está el terror más básico. Porque The Chant también tiene una buena colección de monstruos que nos acechan, tanto en el plano físico como espiritual. Al menos no estamos indefensos ante ellos. 

Jess es capaz de fabricar una serie de armas rudimentarias para defenderse o bien canalizar su energía espiritual a través de cristales para ralentizar o alejar a los enemigos. La verdad es que el combate contra estas criaturas es bastante básico, pero consigue transmitir la sensación de fragilidad, tan importante en un "survival horror". 

La exploración es la clave

Mientras jugamos a The Chant tenemos la sensación de haber vuelto a los desarrollos clásicos de mediados de los 90, como los primeros Resident Evil o Silent Hill

Hay muchos paralelismos en el diseño del juego; el sistema de avance a través de puertas que se desbloquean con llaves y fusibles, la historia narrada mediante documentos, la curación con plantas o el avance lineal. Y tampoco faltan algunos enemigos finales.

The Chant

También se incorporan elementos narrativos, típicos de los Dark Pictures Anthology de Supermassive (como elegir nuestra respuesta en algunas conversaciones) que determinarán el final entre tres posibles . Y los puzles son de una simplicidad exagerada.

En este sentido, puede parecer un juego anticuado. Pero hay que dejar muy claro que es un auténtico videojuego. No es demasiado difícil (una vez que le pillamos el truco a las esquivas los enemigos no nos tocan) pero desde luego no es una "aventura narrativa" que sólo se base en decisiones. 

Terror de serie B

The Chant es una producción modesta. El juego ha sido desarrollado por 19 personas, pero entre ellos se encuentran veteranos de la industria salidos de Rockstar, Electronic Arts o The Coalition, y otros que provienen del cine. Y esa experiencia se nota. 

Para ser un equipo tan pequeño, hay elementos muy logrados. La ambientación es muy buena, y la interpretación de los personajes principales (con Siobhan Williams a quien ya vimos en uno de los papeles principales de The Quarry) es convincente. 

The Chant

Por contra, el sistema de progreso está poco desarrollado, y muchas de las posibilidades que ofrece el combate -como tender trampas a los enemigos- no se utilizan. 

Los gráficos destacan en la recreación del grupo protagonista, sobre todo las expresiones faciales, pero los escenarios no son muy detallados y los elementos con que podemos interactuar están bastante limitados. 

DualSense Cosmic Red para PS5

DualSense Cosmic Red para PS5

Nuevo controlador DualSense para PlayStation 5 en color Rojo Cósmico.

Cómpralo al mejor precio

La verdad es que para tratarse de un juego que sólo se lanza en next gen (PS5, Series X y PC) esperábamos más. 

Y en cuanto a la banda sonora, nos encontramos con un trabajo interesante de Paul Ruskay (el compositor de los temas de Homeworld). Consigue recuperar el tono de los temas "new age" de los 70, pero la mayor parte del tiempo pasa desapercibida y no consigue aportar más terror. 

Valoración final de The Chant

El primer trabajo de Brass Token ha resultado ser un juego interesante. Bajo un argumento bastante innovador (en el terreno de los videojuegos) esconde mecánicas clásicas, que hemos jugado en innumerables "survival horror" desde los años 90.

Algunos elementos funcionan muy bien, como el peso de los personajes y su transformación a lo largo del juego, y sin embargo, tanto el apartado técnico como las mecánicas de combate y los puzles se quedan cortos.

The Chant

Pero desde luego, es un buen juego de debut. Y estoy seguro de que cualquier aficionado al género va a disfrutar con el modo en que reinventa la vertiente más psicológica del miedo. 

Como decía al principio del análisis de The Chant, después de enfrentarnos a muertos vivientes, vampiros y fantasmas, el juego se atreve a abordar el terror desde un punto de vista distinto, y consigue provocarnos unos cuantos escalofríos.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Un juego de terror independiente que rinde homenaje al horror psicodélico, que comenzamos a ver en el cine de los años 70, y aporta ideas originales, pero con mecánicas que se han quedado anticuadas.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Una ambientación inusual en un juego de terror. Historia y algunos sustos.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Mecánicas anticuadas y escenarios poco detallados.

Plataformas:

PC,

PS5,

Xbox Series X

Versión comentada: PS5

Hobby

70

Bueno

Y además

The Chant

The Chant cartel

Plataformas:

PC, PS5, Xbox Series X

Lanzamiento: