Análisis de Live a Live Nintendo Switch, una preciosa y atípica joya del rol a reivindicar

Análisis Live a Live Nintendo Switch

Live a Live, una rareza del rol de los 90 que no llegó a salir entonces de Japón, está a punto de desembarcar en las tiendas de todo el mundo, con gráficos actualizados, traducción al castellano (voces en inglés) y otras mejoras. Pero, ¿merece la pena? ¿Ha envejecido bien? Vamos a verlo.

Tras 28 años "a la sombra", Square Enix ha decido que ya era hora de desempolvar una de sus muchas rarezas de la era de los 16 bits que no salieron de Japón, y permitir que Live a Live viva una segunda vida, valga el chiste "lost in translation".

Lógicamente, la puesta al día ha contado con mejoras tales como una actualización de los gráficos al estilo HD-2D, como el preciosísimo Triangle Strategy o la traducción de todos los textos al castellano.

Todo eso y mucho más os lo contamos hace un par de semanas en nuestros avance de Live a Live. Desde entonces hemos seguido jugando para completar el resto de historias que componen el juego y poder daros nuestro veredicto en este análisis de Live a Live para Nintendo Switch

Por eso, si te preguntas si es Live a Live un J-RPG para ti, si se le notan los años, si es divertido o si, simplemente, merece o no la pena, no te preocupes, que es algo que vamos a contestar en esta review de la versión de Nintendo Switch.

VIDEO

Análisis de Live a Live, roleando a través del tiempo en Nintendo Switch

Vaya por delante que el simple hecho de que Live a Live haya acabado saliendo de Japón es motivo de alegría, poniendo así fin a una pequeña injusticia que nos privó de este original y atípico RPG (que ya entonces estuvo a punto de traducirse). Al menos, así lo siento, y probablemente muchos de los que ya peinamos algunas canas (y calvas).

Para quien aun no lo sepa a estas alturas, Live a Live es una colección de pequeñas historias (o capítulos) ambientadas en distintos períodos de tiempo, que comparten ciertos rasgos en común, aunque en el fondo cada una es de su padre y de su madre. Piensa en él como una antología al estilo de la serie Black Mirror.

Así, cada uno de los 8 capítulos que componen el juego (más uno final) se ambienta en una época distinta, que abarcan desde la Prehistoria a la época Edo de Japón, pasando el lejano Oeste, la Edad Media,  la China Imperial, el presente o incluso el futuro (cercano y muy lejano).

Análisis Live a Live Nintendo Switch

En cada historia manejamos a un personaje distinto, que no guardan ninguna relación entre ellos, aunque se suelen enfrentar a personajes que, incluso en el nombre, a menudo vienen a representar alguna faceta del "odio".

Lógicamente, cada época es un mundo, y esto se refleja en el propio juego. Así, en la prehistoria no hay textos ni diálogos como tal, sólo iconos que expresan las emociones (enfado, amor...) e incluso las habilidades de los personajes son "rudimentarias".

Así, podemos olfatear para seguir rastros de animales, podemos entregar materias primas como huesos o piedras al "listo" del poblado para que nos cree armas y protecciones... todo para salvar a una chica que va a ser sacrificada en un ritual.

Es sólo un ejemplo, pero cada época tiene sus mecánicas únicas: es algo que ya comentamos en nuestras impresiones, y que sigue presente en el resto de capítulos que componen el juego. 

Análisis Live a Live Nintendo Switch

Por ejemplo, el futuro cercano, nos permite manejar a un joven con poderes, como ser capaz de leer la mente de los NPC, y que se mueve por un mapa en el que ve a los enemigos pulular por las calles,  puedes optar por esquivarlos o pelear con ellos.

La historia de fondo de este periódo gira sobre un orfanato, desapariciones, una extraña banda y un enorme robot, al que podemos acceder de una simpática manera que parodia algunas series clásicas de anime como Mazinger Z.

Por su parte, en el Oeste debemos acabar con una banda de cuatreros que tiene atemorizado a un pueblo. Nosotros somos un forajido de la ley que busca redimirse, y que se ve abocado a ayudarles y, además, a hacerlo con su peor enemigo, quien quiere acabar con él para conseguir la recompensa.  

Mejores accesorios para Nintendo Switch que puedes comprar

Mejores accesorios para Nintendo Switch que puedes comprar

Estos son los accesorios clave para exprimir al máximo tu Nintendo Switch: mandos, fundas, tarjetas de memoria y muchos más.

Ver listado

Aquí debemos localizar objetos que nos permitan crear trampas y asignárselos a los NPC para que las coloquen, todo en un capítulo contrarreloj en el que sólo tenemos una noche para organizarnos (cuantas más trampas de tiempo a poner, más enemigos caerán antes del combate). Cada personaje va a su ritmo, y puede ser más hábil con unos u otros objetos...

O en la China Imperial, nosotros decidimos a qué discípulos dedicamos más entrenamiento, mientras que en la era Edo de Japón, en la piel de un ninja, nosotros decidimos si matamos a todo bicho viviente o si optamos por usar el sigilo y pasar más inadvertidos, además de aprendernos el santo y seña para atravesar distintas puertas, que va variando cada poco tiempo.

Valoración Live a Live Nintendo Switch

En la actualidad adoptamos el papel de un luchador que bien podría ser de la UFC (que acababa de nacer cuando se lanzó el juego) y que combate contra otros luchadores del mundo para volverse más fuerte aprendiendo sus técnicas, con un interfaz entre combates que parece casi el de un juego de lucha de los 90.

De la Edad Media prefiero no decir mucho, dado que es el único capítulo que no está disponible de primeras (hay que completar los anteriores antes) y guarda bastantes secretos. 

En él es posible elegir a diversos personajes, con una mazmorra por cada uno de ellos, con distinto final según nuestras elecciones... por eso, mejor no enseñar nada y que lo descubráis todo por vosotros mismos.

Del mismo modo, algunos capítulos también tienen minijuegos propios. En el futuro distante, por ejemplo, podemos disfrutar de una suerte de videojuego, mientras que en la prehistoria nos espera un juego de agudeza visual (adivinar en qué fardo de paja se ha escondido Gori, nuestro simiesco amigo, o cuantos cavernícolas hay).

De hecho, cada capítulo tiene una estética distinta, que se nota incluso en las escenas de vídeo, con letreros que parecen propios de una película de ciencia ficción de los 80 a secuencias de vídeo con el motor del juego que recrean la intro de una serie de mechas de la época, cancioncilla pegadiza incluida. Y por supuesto, el sonido o la música.

Es más son distintas incluso en el tono: algunas de estas historias también abrazan el humor, con momentos bastante cómicos (tanto por texto como por las animaciones). Otros, por el contrario, se inclinan por un tono más serio y con momentos dramáticos, muertes incluidas.

Pero bajo esas diferencias, subyacen unas reglas que son más o menos comunes para todos los capítulos, con pequeñas variaciones, como un sistema de combate por turnos que nos permite movernos por una rejilla con cierta libertad.

Merece la pena Live a Live en Nintendo Switch

En algunos capítulos puede que no haya niveles o experiencia (el personaje no evoluciona); puede que no haya objetos o equipo para mejorar nuestras estadísticas (ataque, defensa, ataques especiales, etc..), puede o no haber creación o mejora de objetos... 

Pero todos comparten un control muy parecido (las habilidades únicas de los personajes suelen estar asociadas al botón Y, como olfatear), una estructura de los combates que es idéntica -aunque las habilidades, armas, ataques o enemigos varían según el capítulo-, o un menú para ver el estado de de nuestro equipo o los objetos que tenemos.

Como decía, cada juego es un pequeño mundo en sí mismo, que puede durar unas 2-3 horas de media, dependiendo de lo que nos entretengamos, si algún combate se nos atraganta...

Los 30 mejores juegos de Nintendo Switch

Metroid Dread

Completar las 8 historias más el capítulo final de Live a Live pueden dar de sí para unas 18-20 horas aproximadamente, dependiendo de lo rápido que seas o si te atascas en algún punto. O menos, si vas saltando también las escenas de vídeo y conversaciones, que se puede.

Sobra decir que, como buen RPG noventero, también hay un buen puñado de secretos en algunos capítulos, desde cosas que suceden o no dependiendo de lo que hagamos, jefes secretos a los que podemos acceder realizando algunas acciones...

Vamos, que aunque las historias en general no son especialmente largas, sí suelen tener algún aspecto que puede invitar a rejugarlas o a perder algo más de tiempo en ellas, lo que puede disparar la duración desde las 20 a las 30 o más horas. 

Análisis Live a Live Nintendo Switch

Un buen detalle, en este sentido, es que nuestra partida guardada registra por dónde vamos en cada capítulo, si lo hemos completado o no (un icono nos indica cada historia completada, los espacios en blanco los que nos restan), y podemos cargar el capítulo que queramos en cualquier momento, aunque sea para volver a empezarlo.

Pero aun con estas 20 horas o más que le podamos echar, Live a Live no es un RPG especialmente largo ni profundo, de hecho todo parece diseñado para que los menos expertos en el género puedan disfrutarlo sin problemas desde el minuto 1.

Los únicos picos de dificultad pueden encontrarse en los combates con los jefes finales de cada historia, que suelen obligar a pertrecharnos bien antes (equipar los mejores accesorios o defensas que tengamos) y a pensar bien la estrategia.

 

Lo bueno es que se puede salvar todas las veces que queramos y casi en cualquier momento, salvo que estemos en un combate. Incluso en la capítulo dela China Imperial, donde cerca del final debemos superar una larga serie de combates contra varios jefes seguidos en combates desiguales.

Pero lo cierto es que, aun con estos picos de dificultad, Live a Live se mantiene muy asequible durante la mayoría del tiempo. Es un juego sencillo, que quiere contar su historia, y sólo importuna al jugador, exigiéndole un poquito más, en momentos muy contados.

Y ojo a las historias, que muchas tienen moralina y mensaje que siguen siendo plenamente válidos hoy día, 28 años después del lanzamiento original de Live a Live en Super Famicom. Podrás seguir las historias sin ningún problema, porque la traducción al castellano es soberbia.

Análisis Live a Live Nintendo Switch traducción

No es la única novedad para este "relanzamiento" en Nintendo Switch. Como comentamos al principio, Square Enix le ha dado un importante lavado de cara a los gráficos, y hay que aplaudir la notable revisión que han culminado.

No es un remake completo, porque la jugabilidad es en su mayoría idéntica a la del juego de Super Famicom, pero sí un remaster, en el que los gráficos han sido puestos al día de manera generosa.

La técnica elegida ha sido el HD-2D, dejando un píxel art espectacular, con muchísima cantidad de detalle, y no sólo en los personajes. Los entornos son los que se llevan la mejor parte, de hecho.

En ellos es posible encontrar impresionantes efectos de luz (sin contar los efectos visuales de algunas habilidades de los protagonistas, como leer la mente), o elementos ornamentales que se mueven y crean una inusitada ilusión de estar vivos, como arbustos que se agitan por el viento, nubes de polvo que dificultan la visión del escenario...

Incluso hay efectos de cámara, como el llamado efecto bokéh para difuminar una parte de la imagen (lo que suele haber al fondo, como podéis ver en la imagen de abajo), secuencias donde la cámara avanza hacia el fondo de la pantalla para crear la ilusión de profundidad en entornos pixelados...

Como hemos dicho, cada capítulo es de su padre y de su madre, y se nota incluso en el diseño visual. Personajes o enemigos de cada capítulo fueron diseñados por distintos mangakas (el más conocido por aquí, Gosho Aoyama, es el creador de Detective Conan).

Live a Live Nintendo Switch

Quizá donde mejor se aprecian es en los mencionados jefes finales, los diseños más grandes de todo el juego, y que son espectaculares. Eso sí, para manterse fiel a la obra original, Live a Live no ha mejorado las animaciones en combate (a la vieja usanza, son animaciones muy sencillas con pocos frames), aunque los efectos de los ataques, como explosiones, sí han mejorado.

Es un juego bonito de ver, sobre todo en Nintendo Switch OLED, donde hemos jugado en modo portátil la mayor parte del tiempo para este análisis de Live a Live.

También te recomendamos que prepares unos buenos cascos, porque la banda sonora no se queda atrás. Algunas piezas de la BSO son verdaderas joyas, y muy pegadizas, de leyendas como Yoko Shimomura (Street Fighter II o Kingdom Hearts entre otros). Además, se ha añadido una opción "gramola" para escucharlas en cualquier momento, fuera del capítulo.

En cuanto a la parcela sonora, también se ha añadido doblaje en inglés y japonés para la mayoría de  diálogos principales de cada capítulo. En japonés es posible encontrar también alguna actor de doblaje muy conocido, como Akio Ōtsuka, más conocido por ser el Solid Snake japonés.

Y llegamos a lo que muchos os estaréis preguntando, ¿merece la pena Live a Live, 28 años después de su lanzamiento original? Pues como otras preguntas similares con otros juegos, depende de lo que vengas buscando. 

Es un juego que, aunque mantiene su jugabilidad de los tiempos de SNES intacta (con muchas ideas y mecánicas adelantadas a su tiempo), audiovisualmente si se ha adaptado a los tiempos actuales.

Live a Live Nintendo Switch valoración

No es un juego que se sienta "arcaico" precisamente por eso, porque estaba adelantado a su tiempo y como muchas joyas, es atemporal. Es una pequeña y preciosa gema con una propuesta interesante, distinta y a reivindicar por los que amamos los JRPG de aquella época y nos quedamos sin jugarlo. 

Es divertido, distinto y con una gran variedad de narrativas y propuestas... aunque no está de más volver a incidir: quienes esperen un JRPG profundo, como muchos de sus coetáneos (como Breath of Fire II o Final Fantasy IV), aquí no lo van a encontrar. 

Pero la relativa brevedad de la historias, sumado a la escasa profundidad y desafío como RPG puro y duro, pueden no terminar de llenar a los fans más acérrimos del género que esperaran reencontrarse con la Squaresoft más pura de los 90. 

Sí está, y muy presente, en la calidad de las historias, las originales puestas en escena, en las mecánicas únicas, minijuegos, brillantes diálogos... pero como JRPG, quizá se pueda quedar corto para los paladares más exigentes.

Además, como handicap adicional, Live a Live se lanza una semana antes que Xenoblade Chronicles 3, que apunta a ser uno de los grandes juegos del género rolero en 2022. 

No obstante, Live a Live es un juego que cualquiera puede disfrutar, seas ultrafan del rol o no, sabiendo a lo que se viene: a disfrutar de un original juego con casi 30 años a sus espaldas, pero que sigue siendo plenamente válido hoy día.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Live a Live no encaja dentro de ningún canon. Aunque es un RPG, no es como otros que has probado. Sus historias cortas, en distintas eras, hacen que cada uno de sus 9 capítulos sean como un juego aparte. Lástima que sean cortos y no profundicen mucho. Pero si esperas algo con el clásico sabor noventero, aquí lo vas a encontrar. Y muy bello.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Los gráficos HD-2D. La banda sonora. Historias y mecánicas únicas en cada capítulo, como su mensaje y moralina.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Las historias se hacen muy breves. La dificultad y complejidad es baja. Animaciones muy simples, sin mejorar.

Plataformas:

Nintendo Switch

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

80

Muy bueno

Y además

Live a Live

Live a Live cartel

Plataformas:

Nintendo Switch

Lanzamiento: