Ir al contenido principal
Memorias de Idhun
Análisis

Memorias de Idhún - Crítica de la segunda temporada del anime español

Nuestra crítica de la segunda temporada de Memorias de Idhún, el anime basado en la exitosa saga de fantasía de Laura Gallego ya disponible en Netflix.

Enero ha comenzado con varios estrenos en Netflix, como la tercera y muy esperada temporada de Cobra Kai, la francesa Lupin que explora los mitos del famoso ladrón, o La historia de las palabrotas con Nicolas Cage. En el campo de la animación, la plataforma de streaming tampoco se queda atrás, ya que hoy ha estrenado de manera casi inesperada la segunda temporada de Memorias de Idhún, el anime basado en los libros de Laura Gallego García. 

Al igual que la primera temporada de la serie, esta segunda entrega cuenta con 5 capítulos de unos 25 minutos de duración dirigidos por Maite Ruiz de Austri y animados desde Zeppelin TV, el mismo estudio encargado de la producción de Virtual Hero.

La segunda temporada de este anime español retoma la historia dos años después del último capítulo, con la Resistencia de Idhún desbandada. Jack, Victoria y Alsan se vuelven a reunir para continuar la lucha contra Kirtash y la búsqueda del último dragón y el último unicornio. Sin embargo, los dos adolescentes comienzan a descubrir el secreto de sus verdaderas identidades y sus enemigos siguen cerrando el círculo a su alrededor, con el futuro de Idhún pendiente de un hilo. 

Esta segunda tanda de capítulos adapta la segunda mitad del primer libro de Memorias de Idhún, y desde luego mejora a nivel argumentativo. A la primera temporada le echamos en cara que pecaba de sobre-exposición y sin embargo querían mantener demasiado bien ocultos los secretos principales de la trama, con lo que muchas veces no terminaban de engancharnos del todo. 

Memorias de Idhun

Sin embargo, estos pequeños defectos de ritmo se van corrigiendo, ya que al igual que en el libro, los nuevos capítulos resuelven varias de las incógnitas principales de la historia y por fin pone a los personajes donde deben estar. Gracias a mover la trama, las relaciones entre los personajes se vuelven más significativas y consiguen atraernos más a su historia, aunque sigue pecando de un ritmo lento y de guardarse lo mejor para el final. Es posible que la serie se hubiera beneficiado de haber estrenado los 10 capítulos del tirón, con lo que toda esta primera parte habría dejado un mejor sabor de boca al verla del tirón.

Eso sí, si no os gusta el pasteleo adolescente, no os va a gustar esta segunda temporada de Memorias de Idhún, ya que gran parte de la historia se centra en el triángulo amoroso principal y en las bases de este. Así que para aquellos que no vengan de conocer los libros, un buen trecho de los capítulos se les pueden hacer demasiado moñas por la trama romántica. 

Tal y como anticipamos en nuestra critica de la primera temporada, el departamento visual también ha mejorado en esta segunda temporada de Memorias de Idhún, con una mayor variedad de planos y un mayor despliegue en las escenas de acción y en los puntos claves de la historia. Incluso cuando estamos en escenas más relajadas, se han conseguido algunos planos más interesantes, y de nuevo el trabajo de los fondos en esta serie de animación sigue siendo precioso. 

El nivel de la animación sigue siendo el que podemos esperar en una serie de anime corriente, pero sí que hay ciertos momentos en los que se nota un mejor trabajo, y el diseño de personajes también resulta más atractivo con el cambio de modelos, ya que los personajes ahora son más mayores y también la serie ha ido virando un poco hacia un tono más juvenil y un tanto oscuro. 

Memorias de Idhun

Después de la polémica que se montó respecto al doblaje de la primera temporada, toca hablar del "elefante en la habitación". Michelle Jenner (Los hombres de Paco) repite como Victoria, así como Itzan Escamilla (Élite) como Jack y Sergio Muir (Las chicas del cable) como Kirtash.

El trabajo de Jenner continúa siendo uno de los puntos fuertes de la serie, y aunque hay que admitir que se ha realizado una mejor dirección de doblaje, Escamilla y Muir siguen sin estar a su altura ni a la del resto del reparto de voces secundarias. Desde luego, ambos actores han mejorado su trabajo de doblaje desde los anteriores capítulos, pero siguen chirriando demasiado en comparación con los actores de doblaje profesionales y en más de un momento se quedan cortos, sobre todo en escenas que deberían ser claves o emotivas.

El último capítulo de la temporada nos deja con un cliffhanger jugoso, justo cuando la historia comienza a tomar fuelle y despegar del todo en un punto interesante. Habrá que ver si Netflix se anima a renovar para una tercera parte, porque desde luego esta segunda temporada de Memorias de Idhún mejora bastante frente a la primera entrega y nos deja en uno de los puntos narrativos más atractivos para los fans de la saga y para posibles nuevos espectadores de este anime de fantasía.

Valoración

Una segunda temporada que mejora notablemente el sabor que dejó la primera. El departamento visual ha mejorado, con diseños de personajes más atractivos y una mejor animación y acabado. Aunque el ritmo de la trama está mejor llevado, el pasteleo adolescente puede hacerse demasiado pesado para los espectadores que no conozcan los libros.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

El departamento gráfico ha mejorado desde la primera temporada, con mejor animación y más variedad de planos. Michelle Jenner como Victoria.

Lo peor

La historia es lo que es y el tono de romance adolescente puede ser difícil de tragar si no vienes de los libros. El doblaje mejora pero no convence.

Y además