Reseña de Thanos: Poderes Cósmicos - Tras el auge, viene la caída

Thanos: Poderes Cósmicos
Thanos: Poderes Cósmicos es un tomo que viene después de La Cruzada del Infinito, recopilando una serie de historias firmadas por Ron Marz en la la serie Defensores Secretos y Poderes Cósmicos, que continúan las andanzas de Thanos en los 90.

Propiamente, el tomo de Thanos: Poderes Cósmicos, que nos disponemos a reseñar, no debería contarse, de manera formal, dentro de lo que denominamos La Saga del Infinito. Esta última contiene los trabajos de Jim Starlin durante los años 90 y principios de los 2000 para Marvel Comics y que tuvieron a Thanos como principal personaje. Mientras que el tomo de marras está firmado por Ron Marz.

VIDEO

Vengadores_ Endgame de Marvel Studios _ Nuevo Tráiler Oficial en español _ HD

Sin embargo, vamos a saltarnos esta distinción y aceptar el presente tomo, ya que supone un recopilatorio de material que sitúa la última aparición de Thanos dentro del orden cósmico antes de la publicación de Thanos: El Abismo del Infinito, casi diez años después, con Jim Starlin regresando como guionista del personaje. 

Este Thanos: Poderes Cósmicos es un tomo que recopila una serie de historias protagonizadas por el Titán Loco durante eventos narrados en Los Defensores Secretos de Ron Marz y la mini-serie de Poderes Cósmicos, que enlazaba con la serie regular de Estela Plateada (Silver Surfer) en aquellos tiempos. O, lo que viene siendo lo mismo, tras La Cruzada del Infinito.

¿Queréis una recomendación? No dejéis de leer Thanos: El Abismo del Infinito

La trama planteada en el volumen que reseñamos nos cuenta cómo Thanos organiza sus propios "Defensores", a imagen retorcida de los del Doctor Extraño, para llevar a cabo un golpe en un planeta remoto. ¿Su objetivo? Hacerse con una computadora que alberga respuestas a una serie de misterios sobre el origen de los tiempos. Este conocimiento llevará a Thanos a crear extrañas alianzas, formando parte de una coalición de personajes cósmicos que se enfrentarán al Tirano, una entidad con un poder casi igual de grande que el de Galactus.

Ahora bien, ¿es un tomo a tener en cuenta o solo debería ser una lectura reducida a completistas? Diremos que lo segundo, más bien. 

Para ti, joven nihilista

Vamos a ser tan francos, como breves y directos. Este material no está hecho para el público generalista. Tiene un sesgo especialmente insider, y, sobre todo, dedicado al forofo de Thanos, que se compra cualquier cosa con su cara impresa. 

El tomo de Thanos: Poderes Cósmicos es una muestra de las prácticas más nefandas y nefastas de la industria del cómic. Si algo se puede estirar, se estira más todavía. Y, aunque se rompa, se le sigue sacándole jugo hasta conseguir que el relato y los personajes sean una parodia de sí mismos, hasta lo irreconocible. 

Algo de esto le pasa a Thanos y a los seres cósmicos del momento, cuyo valor como personajes se había explotado hasta la saciedad tras El Guantelete del Infinito. Jim Starlin había contado hasta dónde se podía contar, pero Marvel y, en especial, los lectores querían más de la misma fórmula que había aupado las ventas en un momento tan malo para la editorial como fueron los años 90. 

En este sentido, Marvel sí que tuvo ojo, designando a Marz como artífice de la explotación de Thanos para los restos. El escritor había colaborado con Starlin en las páginas de Estela Plateada (El Guantelete del Infinito: Estela Plateada, para más señas) y le tenía cogido el pulso, brindando cierta continuidad de estilo, más o menos coherente. 

¿Sabes por qué Thanos es como es? Te lo contamos el origen del villano

Sin embargo, ¡ay, amigos! Marvel no pasaba su mejor momento y esto se traduciría en un estilo visual que evidenciaba el declive del sector a mediados de los años 90. Tintas gruesas y acabados mediocres. Composiciones de planos pobres, anatomía demencial, splash pages verticales, un uso de color saturado....  Si, además, la intercalación de ilustradores se practicaba con demasiada alegría, entonces entenderéis por qué tampoco había cohesión visual. Todo esto, aunado a que Marz no era Starlin, y que las comparaciones son odiosas, indicaban que iba siendo hora de pasar página y que Thanos ya estaba pasando de moda.

La editorial volvería a reutilizar al Titán Loco un par de veces más. Una vez, para enfrentarlo a Ka-Zar, el Tarzán marvelita de la Tierra Salvaje, y otra para hacerlo lucha contra Thor en una trama algo delirante. Tiempo después, claro, descubriríamos que ambos no eran si no clones del original. Clones defectuosos, por cierto, que Thanos había mandado contra los héroes para realizar un experimento.

Pero eso, eso ya es otra historia. 

Thanos: Poderes Cósmicos

Thanos: Poderes Cósmicos puede encontrarse en tiendas especializadas, comercios on-line y grandes superficies. Su precio recomendado es de 30,00 euros. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Ron Marz trata en vano de adoptar el papel de Starlin como guionista de Thanos. Una antología excesivamente noventera, sobre todo en sus defectos.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El despliegue de poderes cósmicos. El intento de darle continuidad a Thanos.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La dependendencia argumental de material descatalogado. El pobre estilo visual. La falta de interés real para la continuidad.
Hobby

55

Regular

Y además

La saga del Infinito

Argumento:

La saga del Infinito es el título oficioso de una serie de títulos escritos por Jim Starlin y protagonizados por su criatura, el villano conocido como Thanos. A lo largo de La búsqueda de Thanos, El Guantelete del Infinito, La Guardia del Infinito, La Cruzada del Infinito y La Guerra del Infinito, Starlin desarrollaría al personaje, haciéndolo evol...