Ir al contenido principal
Sea of Solitude Director's Cut review Nintendo Switch
Análisis

Sea of Solitude The Director's Cut, análisis para Nintendo Switch (edición física incluida)

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de Sea of Solitude Director's Cut para Nintendo Switch, la nueva versión del juego creado por Jo-Mei Games y editado en esta ocasión por Quantic Dreams y lanzado en nuestro país en formato físico por Meridiem Games. Te contamos qué tal rinde el juego en Nintendo Switch y si merece o no la pena esta nueva versión de este emotivo juego.

Sea of Solitude se lanzó en PS4, Xbox One y PC en julio de 2019, como parte del programa EA Originals, de la que surgieron títulos como Fe o A Way Out. Esta obra del estudio berlinés Jo-Mei Games, planteó una historia muy real que, desde un punto de vista abstracto, trata temas como el bulling o la soledad, con una muchacha protagonista que se descubre convertida en monstruo.

Tal y como contamos en el lanzamiento, el Sea of Solitude nos gustó principalmente el mensaje. Y ese mismo mensaje, revisado tanto en el guión como en el doblaje, escenas de vídeo y otros aspectos, es uno de los aspectos que vamos a tratar en el análisis de Sea of Solitude Director's Cut para Nintendo Switch, la nueva versión que hoy se pone a la venta en formato físico (edición de la que también os vamos a hablar). ¿Listos pues para un chapuzón en un mar de soledad?

Aunque muchos de los aspectos de Sea of Solitude los podéis leer en el análisis original para PS4, Xbox One y PC que hemos puesto más arriba, no está de más recordar los aspectos clave del juego. Nosotros nos ponemos en la piel de Kay, la protagonista, con la que recorremos una ciudad inundada a pie, nadando o en barca, según los obstáculos que se interpongan en nuestro camino.

Lo primero que llama la atención de Sea of Solitude es que el mundo en el que nos movemos está en la más absoluta de las oscuridades, aunque en zonas puntuales podemos devolver la luz... siempre y cuando tengamos cuidado con una criatura enorme que nos acecha desde el agua y que, paradójicamente, guarda cierto parecido con nosotros.

Es una de las señas del Sea of Solitude: la simbología, lo que quiere que entendamos sin decirlo abiertamente. Y es algo que está a lo largo de muchos pasajes del juego, en los que se abordan temas sensibles muy reales, que rara vez suelen ser los protagonistas de un videojuego, como el acoso escolar y la soledad que provoca por la inacción de los demás.

Al poco de comenzar, conseguimos una bengala, con la que podemos comprobar a dónde tenemos que ir en todo momento. Es un juego lineal, pero lo camufla bastante bien con entornos a menudo amplios, por los que podemos movernos más o menos con libertad, y recoger sus dos tipos de coleccionable (39 botellas y 32 gaviotas).

análisis Sea of Solitude The Director's Cut

Aunque su fortaleza reside en lo que quiere contar y la forma de narrarlo, a diferencia de otros juegos "con mensaje", la jugabilidad en Sea of Solitude no se ha descuidado, y es una aventura en "toda regla", con acciones como saltar, trepar, dejarse caer rápidamente por barandillas, porciones de sigilo o usar la bengala con cabeza para librarnos de algunos enemigos, sin olvidar toques de exploración, puzles... No vamos a contar mucho más por no destripar las sorpresas que encierra para quien no lo haya jugado aún.

Esta nueva versión, Sea of Solitude Direct's Cut es prácticamente el mismo juego, con el mismo mensaje, y la misma duración (completar la historia puede dar de sí unas 6 horas, completarlo al 100% algunas más...). De hecho, hasta tiene un menú con "logros o trofeos" como otros juegos de Nintendo Switch (como Turok), pero refinado con añadidos como un guión revisado, un nuevo doblaje, escenas de vídeo revisadas, nuevas animaciones... Cuenta también con un nuevo modo Foto y controles con el giroscopio.

Videojuegos que profundizan en trastornos de salud mental

Lo único que le podemos reprochar en lo jugable es que Sea of Solitude se mantiene bastante sencillito durante toda su duración, dejando la sensación de que determinadas partes son casi como un paseo, y que no hace nada especialmente interesante en materia jugable. Pero no es menos cierto que una vez empezamos a jugar, es prácticamente imposible soltar el mando hasta ver el el final.

Quizá sea porque, en parte, la dureza de muchos momentos que presenta el juego han sido vividos por la Cornelia Geppert (la autora del juego), y por eso resulta más fácil empatizar y querer ver qué sucede. Por eso, aunque a la hora de jugar sea una aventura asequible, el mensaje no es tan fácil, y algunas situaciones puede incomodar por lo reales que son, dentro del mundo abstracto que propone el juego.

Desde el punto de vista técnico, el port para Nintendo Switch es muy, muy notable. Como suele suceder hay sacrificios, cosas que cambian... pero por regla general el port de Sea of Solitude Director's Cut para Nintendo Switch es meritorio, y lo es por múltiples razones. Primero, porque los tiempos de carga están optimizados al máximo. Muere, y no tendrás que espera ni un segundo... sirva como ejemplo este pequeño fragmento...

Por un lado, el magnífico estilo artístico a saltado a Nintendo Switch sin perder ni un ápice de su belleza. Su puesta en escena sigue resultando maravillosa, cautivadora, capaz de transportarnos de un radiante mundo a un lugar inquietante sumido en la oscuridad, pasando por escenarios que van más allá del mar del título. Lo mismo es aplicable a la banda sonora, que sólo se asoma para realzar los momentos dramáticos, de tensión... 

Sobre el doblaje de Sea of Solitude Director's Cut podemos decir que la localización al castellano es simplemente sobresaliente, y deja momentos inquietantes, desasogantes... Sobre todas las cosas destaca el siempre sobresale el magnífico trabajo de Blanca Hualde, la voz de Kay, a la que probablemente conoceréis por sus papeles como Sansa en Juego de Tronos, Pepinillos en Bojack Horseman... Es una voz muy reconocible, y que tiene los matices para moverse como pez en el agua entre el drama y la comedia (y que aquí se sale).

Y ahora, vamos a lo que muchos os estaréis preguntando, ¿cómo rinde Sea of Solitude The Director's Cut en Nintendo Switch? Pues como en otros recientes juegos encontramos diferencias entre modo portátil (a 30 fps) y modo dock (entre 40-60 no constantes). No está de más recordar que en PS4 Pro ofrecía un modo rendimiento a 60 fps.

En ambos casos, Sea of Solitude en Nintendo Switch se ve en pantalla espectacular, si bien es cierto que en modo dock es posible apreciar más claramente algunos tironcillos en las zonas más abiertas y grandes, pero nada que arruine la experiencia o que lo haga injugable. Como decimos, el juego luce de fábula, y salvo algo menos de definición en algunos elementos y un dibujado en el horizonte algo más evidente, el juego se ve prácticamente igual que en las demás versiones.

Sea of Solitude Director's Cut edición física

En cuanto a la edición física, Quantic Dream no la ha colmado de extras, a diferencia de la edición de Fahrenheit 15 aniversario, o de otras ediciones lanzadas recientemente por Meridiem, como Pang Adventures Buster Edition.

En la edición física de Sea of Solitude The Director's Cut no hay manual, ni libreto de arte ni nada parecido. Sólo encontraréis en el interior de la caja un vinilo de Kay, la protagonista, y la carátula impresa por la parte interior. En la parte positiva, el cartucho tiene el juego completo (sin descarga adicional) y a día de hoy tampoco requiere un parche que corrija errores, lo cual siempre es de agradecer. Su PVP es de 29,99 euros.

análisis Sea of Solitude The Director's Cut

Dicho esto, Sea of Solitude The Director's Cut es un excelente título para aquellos que busquen una historia que toque temas sensibles y poco habituales en el mundo del videojuego. Además, es la primera vez que tiene edición física, una oportunidad única de conservar un título indie, cuando menos, muy interesante y único.

Valoración

Sea of Solitude llega a Nintendo Switch con un soberbio port, con pequeños cambios en el guión, doblaje y nuevas opciones, que lo convierten en la versión definitiva de una mirada única a algunos problemas del mundo real que los videojuegos no abordan a menudo. Si te gustan los juegos con mensaje, no dejes de jugarlo.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Mantiene las cualidades del juego original (estilo artístico, mensaje...) con un gran port para Nintendo Switch. Y sin tiempos de carga.

Lo peor

A pesar de la aparente libertad de algunas zonas es muy lineal. Mecánicas sencillas. A nivel jugable no hace nada que no hayamos visto antes.

Y además