5 motivos por lo que James Cameron sigue siendo uno de los directores más importantes

James Cameron

James Cameron vuelve al ruedo con Avatar El Sentido del Agua, la secuela de la película más taquillera de la historia. Repasamos 5 razones por las que el director canadiense sigue siendo el Rey del Mundo.

James Cameron gritó "¡soy el rey del mundo!" al recoger su Oscar a Mejor Director en 1998 por Titanic, una de las once estatuillas que ganó su película más famosa. Pocos cineastas ha habido en la historia más reconocidos, influyentes y poderosos que James Francis Cameron.

A sus 68 años, Cameron vuelve a estar ocupando titulares por todo el mundo con el estreno de Avatar: El Sentido del Agua, su primera película como director en 13 años, y la primera de las cuatro secuelas planeadas para Avatar que, si todo va bien, van a llegar a las pantallas durante toda la década de los 2020.

James Cameron celebrando su oscar a Mejor director por 'Titanic'.

Muchos fueron los que dudaron que este día llegaría, los que desconfiaban que las secuelas de Avatar pudieran llegar a realizarse... o que, aún peor, no tendrían público porque Avatar de 2009 fue "olvidable" y "no dejó huella cultural".

Pero no es buena idea subestimar a uno de los directores más taquilleros del mundo, cuyas películas no se pueden medir solo por la cantidad de cientos de miles de millones de dólares que recaudan o los Oscars que se llevan, porque son mucho más que eso: son iconos culturales que han definido ya a generaciones de cuatro décadas.

A continuación, repasamos cinco razones por las que James Cameron sigue siendo el Rey del Mundo.

1. No tiene película mala

Las 8 películas dirigidas por James Cameron ordenadas de peor a mejor

La carrera de James Cameron es larga, pero selectiva. Aunque como productor ha trabajado en muchas más (y generalmente no con buenos resultados), los proyectos que elige como director (y que finalmente salen adelante, porque muchos otros, como su Spider-Man, se quedaron en el tintero) siempre han sido pelotazos.

Su primera película como director fue... Piraña 2, en 1982. Sin embargo, no la considera suya: fue un encargo de la productora y muchas de sus escenas no fueron hechas por él.

Por lo tanto, su auténtico debut fue Terminator en 1984, a la que le siguieron Aliens (1986), The Abyss (1989), Terminator 2 (1991), Mentiras Arriesgadas (1994), Titanic (1997), Avatar (2009), y ahora Avatar: El Sentido del Agua.

James Cameron se basó en su experiencia como padre de 5 hijos para Avatar: El sentido del agua

Avatar El sentido del agua

Todas las películas de James Cameron han sido éxitos de taquilla y han recibido críticas muy positivas, tanto en su época como en retrospectiva. 

Y Avatar: The Way of Water sigue esa senda: tiene un 80% de aprobación en Rotten Tomatoes (la primera tiene un 82%), y está recibiendo nominaciones en todos los premios importantes, como los Globo de Oro, a Mejor Película y Dirección.

2. Es mucho más que un director de cine

James Cameron

La palabra "visionario" se ha asociado a no pocos directores de cine: Lucas, Kubrick, Soielberg, Nolan, pero en ningún caso es más certero que en el caso de Cameron.

Cameron comenzó su carrera como diseñador de producción en películas como Galaxy of Terror y creador de efectos especiales. Todas sus películas siempre han partido de los efectos especiales: si no resultaban innovadores, no merecía la pena rodar una película. De hecho, siguiendo los pasos de Lucas e ILM, fundó una empresa de efectos especiales en 1993, Digital Domain.

Quizás esto explica por qué era tan prolífico en los 80 y 90 (Aliens, Terminator 2, Abyss, True Lies, Titanic) y por qué ha dejado pasar 12 y 13 años respectivamente entre sus penúltimas películas: no merecía la pena hacerlas si la tecnología no estaba a la altura del espectáculo que él tenía en la cabeza.

El director de 'Avatar', James Cameron, ha mejorado el 3D para la secuela de la película con este simple truco

Avatar

Es curioso que, pese a esa pasión por la tecnología, sus películas suelen tratar sobre el miedo hacia la tecnología: Skynet en Terminator o el claro mensaje ecologista de Avatar.

Pero no es una paradoja: la esencia que radica en casi todas las películas de Cameron es no tener miedo a lo desconocido: explorar y contactar con especies alienígenas en Abyss o Avatar, o demostrar que la propia tecnología puede vencer los límites con los que fue programada (un Terminator que puede amar en T2 y la de 2019, que él escribió).

Titanic

Pero no fue de los que se quedó esperando: él mismo trabajó en todos esos avances tecnológicos. Y si nadie más quiere usar el 3D en cines, ya lo hará él.

Entre medias, eso sí, también desarrolló una interesantísima carrera como explorador marino, que ha documentado en muchos documentales. Posee el récord de ser sumergirse en la poza más profunda del mundo, a casi 11 kilómetros de profundidad en las Marianas, en el Deepsea Challenger, sin acompañante, en 2012.

3. Es exigente con su equipo... pero también consigo mismo

James Cameron en el rodaje de Avatar 2

Es bien conocido que James Cameron es uno de los directores más exigentes. Trabajar en una película de Cameron significa trabajar en un proyecto masivo de miles de millones de dólares, una pesadilla logística en la que los actores... muchas veces caen a un segundo plano.

Las duras condiciones de los rodajes de las películas de Cameron y su temperamento han sido comentadas por muchos de los actores que han trabajado con él. 

Algunos de los actores más críticos han sido Ed Harris y Mary Elizabeth Mastroniano, protagonistas de Abyss, que tuvo uno de los rodajes más duros, al sumergir a los actores en claustrofóbicos tanques de agua en jornadas de 12 horas.

Abyss

La experiencia de Titanic no fue mucho mejor, y Kate Winslet en particular fue muy dura en sus declaraciones posteriores, relatando que "a veces estaba aterrorizada de él", por su estilo autoritario.

Sin embargo, son más las veces en las que los actores que han trabajado con él hablan a posteriori de Cameron con admiración y respeto, e incluso han aceptado volver a trabajar con él. Entre ellos están James Horner, el compositor de Aliens, que durante diez años se negó a trabajar con él, pero se reconciliaron y finalmente escribió las premiadas bandas sonoras de Titanic o Avatar...

... o la propia Kate Winslet, que volvió a trabajar con él para Avatar El Sentido del Agua. Winslet y Cameron siguieron en contacto con intención de volver a trabajar juntos, pese a que Winslet dijo en repetidas ocasiones que no volvería a trabajar con él. 

El rol de Winslet en Avatar 2 es pequeño (y azul), pero no poco exigente: Winslet entrenó y aguantó la respiración durante 7 minutos, un récord en el mundo del cine, superando a Tom Cruise.

Kate Winslet - Titanic

James Cameron "quiere sacar su Ron Howard interior"

James Cameron es consciente de su reputación... y no se siente orgulloso. Aunque considera que nunca fue "cruel", sino "exigente", en una Masterclass realizada en 2019 (vía Slashfilm) admitió que si pudiera cambiar una única cosa de su carrera, sería mejorar su actitud con los miembros de su equipo.

"Pude haber escuchado más. Pude haber sido menos autócrata. Pude haber hecho que la película no fuese más importante que las interacciones humanas con el equipo".

Cameron contó una anécdota de cuando visitó un set de Ron Howard, y se sorprendió de la cantidad de tiempo que el director de Willow dedicaba a cumplimentar a su equipo. "Aún hoy aspiro a sacar mi Ron Howard interior".

4. No tiene miedo de decir lo que quiere

James Cameron

Ya hemos tratado la faceta más "dictatorial" de Cameron y reconocido sus esfuerzos por mejorar. Pero hay otra faceta de Cameron que molesta a algunos, pero a nosotros nos encanta: no tiene pelos en la lengua.

James Cameron es tan poderoso que puede permitirse el lujo de opinar sin tapujos, incluso si eso implica echar pestes de tus propios jefes. Recientemente se están viralizando muchas declaraciones de Cameron en entrevistas, como cuando dijo en The New York Times que las películas de superhéroes están arruinando el cine.

Se refirió a los personajes de esas películas, "sin importar de Marvel o DC", como personajes "que en realidad no tienen relaciones, todos actúan como si estuvieran en la universidad".

James Cameron Avengers

Cameron mete en ese saco a las películas de Marvel, propiedad de Disney, sus nuevos jefes desde que compraran Fox en medio de la producción de sus películas. 

Y aunque Cameron felicitó deportivamente a Kevin Feige cuando Avengers Infinity War superó la taquilla de Titanic, y cuando Endgame superó (durante un tiempo) la de Avatar, no duda en decir que los efectos especiales de Avatar 2 superan a los de Thanos.

James Cameron Avengers

"Creo que esta película va a ganar todo el puto dinero"

Recientemente, en su promoción de Avatar 2, ha soltado algunas "perlas" que le hacen sonar un poco arrogante, pero con las que defiende a capa y espada su postura frente a los productores de Fox y Disney que le quieren atar en corto.

En Empire, por ejemplo, dijo que no quería ver a nadie quejarse de que sus películas duren más de tres horas. "Dadme un puto respiro. He visto a mis hijos hacer maratones de cinco capítulos de una hora seguidos. Este es un paradigma social que hay que cambiar: no está mal levantarse a mear".

Y en GQ, contó cuando un ejecutivo de Fox, que no ha querido nombrar, le dijo en 2009 que no tenía que acortar su película, de 162 minutos. "Le dije algo que no le he dicho nunca antes a nadie. Le dije 'creo que esta película va a ganar todo el puto dinero. No un poco, todo el puto dinero'".

"'Y cuando lo haga, va a ser demasiado tarde para que apoyes la película. El momento de adorar esta película es ahora. No te pido que digas algo que no sientas, pero recuerda que siempre lo sabré, sin importar los cumplidos que me hagas en el futuro cuando gane todo el dinero'".

Y tenía razón. Ganó todo el dinero.

5. No es infalible

Dark Angel

Llevamos todo este reportaje admirando y alabando los éxitos de Cameron... ¿pero qué hay de sus fracasos? James Cameron también es un humano, y no es un Rey Midas: algunos de sus proyectos también han fracasado.

Uno de los más significativos fue la serie de televisión Dark Angel, estrenada en Fox en 2000 con Jessica Alba como una supersoldado en un futuro distópico (2019) y ciberpunk. 

Cameron creó y produjo la serie (aunque no la dirigió), que tuvo buenas críticas y audiencias al principio... pero luego se desinfló, fue cancelada en la segunda temporada y hoy ha quedado completamente olvidada, sin huella cultural ni fandom que mantenga vivo su recuerdo como ocurre por ejemplo con Firefly.

Alita, angel de combate

Cameron también ha tenido muchos proyectos frustrados, incluyendo esbozos para películas de Lobezno, Jurassic Park (Spielberg compró los derechos unas horas antes que Cameron) o Spider-Man.

Alita: Ángel de Combate, adaptación del manga de Yukito Kishiro, pudo haber sido una de esas películas, porque estuvo en desarrollo desde 2004, aunque Cameron lo abandonó para hacer Avatar. Finalmente, Robert Rodríguez dirigió la película que se estrenó en febrero de 2019, con guion de Cameron.

Tuvo críticas "más o menos buenas" (61% en Rotten Tomatoes) y taquilla "más o menos buena" (405 millones de dólares), pero quedó lejos de lo que se esperaba de Cameron.

Terminator Destino Oscuro - Sarah Connor

Mucho peor le fue a Terminator Destino Oscuro ese mismo 2019, el regreso de Cameron a su saga más famosa, que produjo y escribió. Las críticas fueron de nuevo "más o menos buenas", pero fue un fracaso estrepitoso en taquilla.

Cameron estaba involucrado por primera vez en una secuela de Terminator, junto a Arnold Schwazrenegger y su ex mujer Linda Hamilton

De hecho, Cameron tuvo la idea de matar a John Connor en el primer minuto de la película para sorprender al espectador, algo que fue criticado por los fans y que compararon con la muerte de Newt al principio de Alien 3, que el propio Cameron criticó por entonces.

Estos son solo tres ejemplos que demuestran que James Cameron "no hace trampa", y que por muy buenas intenciones que tenga, a veces el público no responderá como él quiere.

Saber que Cameron es humano y puede fallar (y de hecho ha fallado en muchas ocasiones) pone en perspectiva sus aciertos. No podemos darlos por sentado, lo que hace que valoremos todo lo que ha logrado aún más... y todo lo que vendrá con las secuelas de Avatar, ¿su legado y su último proyecto?

Y además

Avatar: El sentido del agua (2022)

Avatar: El sentido del agua

Lanzamiento:

Argumento:

Avatar: El sentido del agua (Avatar: The Way of Water) es la secuela de Avatar que James Cameron (Titanic, Terminator 2: El Juicio Final, Aliens: El regreso) lleva preparando prácticamente desde que estrenó su anterior entrega allá por el año 2009. En esta ocasión, el cineasta ha co-escrito el guion de la película junto aRick Jaffa, Amanda Silver, ...