Logo Hobbyconsolas.com
Logo HobbyCine

Premios Óscar que siguen siendo indignantes por mucho que pasen los años

Bohemian Rhapsody Rami Malek
Foto del redactor Javier Escribano MuñozFoto del redactor Javier Escribano Muñoz

Estas películas ganadoras de Premios Oscar todavía indignan por mucho que pasen los años: algunas de las victorias más injustas de la historia de los Oscar... que los propios académicos han reconocido luego.

Los Premios Óscar rara vez se reparten al gusto de todos. Todos los años hay gente indignada por olvidos, actores, actrices o películas que deberían haber estado nominadas, pero de los que nadie parece haberse acordado.

Pero a veces ha ocurrido a la inversa: se han entregado premios... a películas que no lo merecían. Los premios siempre es algo subjetivo: depende de la opinión personal de los votantes, con el factor democrático de que la opinión mayoritaria es la que gana.

Aun así, algunos premios resulta incomprensibles: estos Premios Oscar sorprendieron (para mal) a los críticos y espectadores de entonces... y aún hoy resultan indignantes. En algunos casos, incluso ha salido gente reconociendo que se equivocaron...

Premios Óscar que siguen siendo indignantes:

Roman Polanski (Mejor Director 2002)

Roman Polanski

Charles Patiau | Reuters

Roman Polanski puede que sea uno de los mejores directores de cine de nuestros tiempos, pero su crimen cometido en 1977, una violación a una niña de 13 años presuntamente drogada, dificulta eso de "separar la obra del artista", especialmente cuando nunca cumplió condena porque huyó de Estados Unidos, donde sigue en busca y captura.

Polanski se instaló en Francia, donde siguió haciendo películas. Una de ellas es una auténtica obra maestra sobre el Holocausto, El Pianista, que le brindó su Oscar a Mejor Dirección (no ganó Mejor Película), pero naturalmente no fue a recogerlo porque hubiera sido detenido.

La standing ovation que recibió Polanski en 2003 contrasta con los tímidos aplausos y las invitadas que salieron de la sala cuando Polanski ganó el César en 2019 por El Oficial y el Espía, después de que el movimiento Me Too reevaluara la opinión pública sobre Polanski.

De hecho, la Academia de Cine votó y expulsó a Polanski en 2018, aunque no retiró sus Oscars (Harvey Weinstein también los tiene).

El Discurso del Rey (Mejor Película y Director de 2010)

El Discurso del Rey

David Fincher es uno de los directores que más sorprende conocer que no han ganado ningún Oscar, pese a haber estado nominado a Mejor Director en tres ocasiones.

Ninguna de sus nominaciones fue tan clara como en 2010, con La Red Social, considerada en retrospectiva una de sus mejores películas, sino la que más... que perdió contra El Discurso del Rey.

The King's Speech, de Tom Hooper, es una buena película, pero también un "Oscar bait" de manual, un drama histórico ambientado previo a la Segunda Guerra Mundial, pero centrado en un tema muy inofensivo: la relación entre el rey tartamudo Jorge IV y su logopeda.

Pese a la lluvia de Oscars, El Discurso del Rey ha quedado bastante olvidada... mientras que La Red Social sigue analizándose a día de hoy como una de las mejores películas del siglo XXI por su uso del lenguaje cinematográfico para subvertir todas las expectativas de lo que es un biopic.

 

Bohemiam Rhapsody (Mejor Montaje 2018)

Bohemian Rhapsody

Bohemiam Rhapsody finalmente no ganó el Óscar a Mejor Película de 2018, pese a haber triunfado en los Globo de Oro (fue para la aclamada Green Book, cuya victoria, sin embargo, también fue polémica, como veremos más abajo).

El biopic de Freddie Mercury fue un gran éxito entre el público y quizás por eso fue tan laureada entre los críticos pese a las malas críticas, y el crédito de director de Bryan Singer, que fue despedido a mitad de la producción por escándalos de abuso sexual.

Pero quizás lo que más discutieron fue el premio a Mejor Montaje, que demuestra que la mayoría de académicos no prestan demasiada atención al votar en categorías técnicas.

Este video essay "desmonta" el premio a Mejor Montaje de Bohemiam Rhapsody demostrando lo torpe que es en realidad, y el propio editor John Ottman reconoció que el montaje pudo ser mejor, pero fue un problema de mezclar el material de Singer con el de su sustituto Dexter Fletcher y de las notas del estudio.

Crash - Mejor Película 2005

Crash

Crash es una de las películas más polémicas en ganar el Premio Oscar a Mejor Película. Escrita y dirigida por Paul Haggis (productor también de Million Dollar Baby), es una película coral sobre las tensiones sociales raciales en Los Angeles.

La película dividió a la crítica y aunque algunos la encontraron convincente y provocadora, para otros resultaba manipuladora, simplista y condescendiente, algo que solo se recrudeció en los años posteriores: el crítico y autor de comics Ta-Nehisi Coates (y posible guionista de una película de Superman negro) la describió como "la peor película de la década".

Su victoria en la gala 78 de los Oscars sobre Brokeback Mountain, la favorita, sorprendió a todos, y muchos lamentaron que los votantes escogieran la película más conservadora de las nominadas (también estaban Buenas noches y buena suerte, Capote y Munich). 

Una encuesta hecha en 2015 por The Hollywood Reporter, en la que cientos de votantes de la academia volvieron a votar, dieron como vencedora a Brokeback Mountain.

Driving Miss Daisy (Mejor Película 1989)

Paseando a Miss Daisy

Paseando a Miss Daisy, una comedia dramática con Morgan Freeman y Jessica Tandy, sobre la relación entre una mujer blanca adinerada y su chófer negro, tuvo la "mala suerte" de ganar el Oscar a Mejor Película de 1989, imponiéndose a la ganadora del Globo de Oro Nacido el 4 de Julio y la ganadora del Bafta El Club de los Poetas Muertos.

Y es que Driving Miss Daisy ha pasado a la historia como una de las peores, o más injustas, ganadoras del gran Premio, por tratar el racismo de forma muy edulcorada en el mismo año donde Spike Lee estrenó la revolucionaria Do the Right Thing, completamente ignorada.

Green Book (Mejor Película 2018)

Green Book
eOne Films

Muchos críticos pensaron que la victoria de Driving Miss Daisy fue fruto de una mentalidad más conservadora de la época... pero casi 30 años después Green Book, con una premisa sorprendente familiar, ganó el premio a Mejor Película, pese a las críticas de ser una "fantasía de reconciliación racial" demasiado ingenua.

Curiosamente, ni Driving Miss Daisy ni Green Book tuvieron nominados a sus directores... y curiosamente, en aquellos Oscar Green Book también compitió contra Spike Lee y su Infiltrados en el KKKlan, quien se cabreó tanto que intentó salir de la gala cuando anunciaron el nombre del ganador.

Marisa Tomei (Mejor Actriz de reparto 1992)

Marisa Tomei My Cousin Vinny

El Óscar a Mejor Actriz de Reparto a Marisa Tomei por Mi Primo Vinny es uno de los casos más insólitos de los Óscar. Primero, por lo extraño de su victoria: ganó el premio cuando ni siquiera había sido nominada en el resto de premios importantes: Globos de Oro, Bafta, Crítics Choice, Sindicato de Actores... 

Pero lo verdaderamente indignante fue lo que le ocurrió a Marisa Tomei, que tras su victoria tuvo que aguantar una leyenda urbana que decía que ganó el premio por error, que Jack Palance se equivocó al leer el nombre de la verdadera ganadora (que era la única estadounidense de las cinco nominadas).

Tuvieron que pasar 25 años, hasta el infame Óscar a La La Land, para que se esclareciera lo que pasa en realidad cuando alguien lee mal el nombre de un ganador .

Shakespeare in Love (Mejor Película 1998)

Shakespeare In Love

Shakespeare in Love provocó desconcierto cuando ganó el Oscar a Mejor Película en la edición 71 de los Oscar, por delante de la película de guerra Salvar al Soldado Ryan, que le valió a Spielberg su segundo Oscar como director, pero incomprensiblemente no a la película.

A diferencia de otras películas como Crash, nadie tiene nada demasiado en contra de Shakespeare in Love (y además reivindicó a las comedias, que no ganaban un Oscar desde Annie Hall en 1977).

Sin embargo, la polémica se avivó por sospechas de que ganó debido a una campaña organizada por Harvey Weinstein, productor en Miramax, para desprestigiar a la película de guerra diciendo que "todo lo bueno de la película se reducía a los primeros 15 minutos".

Escuadrón Suicida (Mejor Maquillaje 2016)

Margot Robbie como Harley Quinn en Escuadrón Suicida (2016)

Escuadrón Suicida es un ejemplo habitual en las listas de peores películas que han ganado un Óscar. 

La película de David Ayer de 2016 está considerada una de las peores películas de superhéroes de la historia, pero el trabajo de maquillaje de personajes como Joker, Harley Quinn o Killer Croc (que usa prostáticos en lugar de CGI) es muy impresionante.

¿Suficiente para ganar un Óscar? Aquel año estaban nominadas las muy superiores Star Trek Beyond, donde hay varios personajes con maquillaje corporal completo, y Un Hombre Llamado Ove (la película sueca en la que se basa el remake El Peor vecino del mundo con Tom Hanks).

¡Qué verde era mi valle! (Mejor Película 1941)

Que verde era mi valle

Ciudadano Kanes es considerada hoy día una de las, sino la mejor película de la historia, con Orson Welles revolucionando el lenguaje cinematográfico para todos los cineastas venideros.

No puede decirse que la Academia ignorase a Welles, pues fue nominada a nueve premios y ganó el de Mejor Guion, el único Oscar que ganó Orson Welles junto Herman J. Mankiewicz. 

Sin embargo, perdió en Mejor Película y Director contra John Ford y su How Green Was My Valley, considerada una de las mejores películas de John Ford (un drama nostálgico de época victoriana en Gales sobre una familia minera humilde)... pero más recordada por "robarle" el premio Oscar a Citizen Kane.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Hobbyconsolas.