Oculus Ques
Reportaje

Oculus Quest cumple un año: repasamos qué ha cambiado, por qué triunfa y qué le espera en el futuro

Por Alberto Lloret
Oculus Quest, el visor autónomo de Facebook, cumple un año de vida en el mercado... y lo hace arrojando unos inmejorables datos. Con el visor agotado, repasamos sus primeros 12 meses de vida, qué ha cambiado desde el lanzamiento y porqué deberías tenerlo en cuenta si pretendes sumergirte en la realidad virtual...

Hace 12 meses, cuando terminé el análisis de Oculus Quest, ya lo tenía bastante claro: "Oculus Quest es, hoy por hoy, una de las mejores y más cómodas experiencias en realidad virtual que puedas encontrar". 12 meses después, no sólo no ha cambiado esta faceta, sino que ha mejorado en todos los aspectos posibles. El visor autónomo sigue siendo, hoy día, un año después, una de las mejores formas de introducirse en la realidad virtual.

No vamos a volver a cantar las virtudes y bondades de Oculus Quest porque las podéis leer en el análisis que realizamos hace justo un año. Es un visor autónomo, con opción para ajustar las lentes, sin cables ni cámara externa, con unos mandos independientes que funcionan de lujo y un sistema de altavoces integrado que ayuda a la inmersión. Todo muy bien equilibrado y distribuido para que, además, no provoque el llamado "motion sickness".

Y decimos que sigue siendo una de las mejores maneras de introducirse en la RV porque muchos de los problemas iniciales que tenía Oculus Quest se han ido subsanando a lo largo de estos 12 meses. De primeras, el que quizá resultaba "más sangrante", el de la escasez de títulos, ha ido mejorando paulatinamente con el tiempo, incorporando algunos grandes nombres de la realidad virtual que se han adaptado al visor autónomo.

Hablamos ya de que hay más de 100 títulos disponibles (frente a los 40 que había de inicio), con precios que oscilan entre los 15-40 euros de media. A los ya que ya debutaron en el lanzamiento de Oculus Quest y son ya unos clásicos de la Realidad Virtual, como puedan ser Beat Saber, Moss, Superhot VR o Thumper, sin olvidar los que para nosotros fueron los 10 juegos imprescindibles de lanzamiento, poco a poco se han ido sumando títulos no menos impresionantes, y con propuestas interesantes en casi todos los frentes.

Desde los "mejorables" capítulos de Vader Immortal (que aún con sus carencias, tienen detalles interesantes), pasando por la adaptación de Arizona Sunshine, Pistol Whip, Oh the horror, The Wizard, o los más recientes The Room VR, Pixel Ripped 1995 o Tetris Effect, que llegó hace apenas unos días, el catálogo se ha reforzado con nombres importantes, exclusivas temporales (que han acabado llegando después a otros visores después) y títulos originales que siguen siendo exclusivos.  

En este sentido, el catálogo, que al final es lo más importante de cualquier plataforma, cuenta ya con una importante variedad de géneros, que van desde los deportivos (simuladores de ping pong, mezclas raras de deportes...) a los musicales y de ritmo, pasando por títulos de conducción, survival horror, juegos de acción y disparos, aventuras en toda regla (seguimos reivindicando el soberbio Journey of the Gods), puzles, escape rooms, con experiencias distintas como la escalada o el salto base como protagonistas...

Arizona Sunshine Oculus Quest
Arizona Sunshine para Oculus Quest.

Y no sólo eso: desde el lanzamiento, cada vez más títulos han ido incorporando voces y textos en castellano, lo que siempre es un plus para muchos usuarios a la hora de decantarse por unos juegos u otros. En algunos casos, como Robo Recall es español neutro, pero en otros casos la localización es al español de España.

La buena noticia es que al menos 20 de estos juegos han conseguido acumular ya más de 1 millón de dólares en ventas solo en Quest, sin contar otras plataformas, y que un total de 10 ya superan los 2 millones contando otras plataformas de RV. En total, los usuarios de Quest han realizado compras en la plataforma por valor de 100 millones de dólares. Y todo esto, con el visor agotado casi en todo momento durante las últimas semanas a raíz de la pandemia (aunque antes ya escaseaba y las ventas se han mantenido siempre por encima de lo previsto)...

Gafas de realidad virtual

Oculus Quest

Las primeras gafas autónomas de Oculus, sin cables, no necesitan PC para funcionar. Aún así son compatibles con juegos de PC como Half-Life: Alyx vía streaming. 

Es cierto que las limitaciones técnicas del dispositivo tampoco van a permitir ver juegos y experiencias mucho más impactantes de lo que ya se ha visto. Lo dijimos en su día, y lo seguimos diciendo: todo funciona bien, pero no esperes experiencias más propias de un visor de PC, como Oculus Rift, porque las limitaciones técnicas lo hacen prácticamente inviable. Un juego como The Walking Dead: Saints & Sinners o algo como Half Life Alyx no es posible sin grandes sacrificios... 

Por suerte, en noviembre de 2019, se anunciaron grandes novedades para Oculus Quest que dieron un giro a este último punto, el de la limitación técnica. En el Oculus Connect de noviembre se anunciaron nuevas funciones, quizá la más interesante Oculus Link, gracias a la cual, podemos usar un visor Quest con un PC, y disfrutar así de los juegos de realidad virtual de PC sin tener que volver a pasar por caja comprando otro visor. Lo cierto es que funciona bien, y aunque la resolución sea inferior a la de los modelos específicos de PC, funciona muy, muy bien... 

No fue la última novedad del Oculus Connect 6: el "tracking" o seguimiento de las manos también llegó a Oculus Quest, lo que nos permite manejar ciertas funciones y juegos sin necesidad de los mandos. Una funcionalidad que ha estado en fase beta y que ahora, en la próxima actualización, a partir del 28 de mayo estará disponible para todo el mundo y se podrá integrar en los juegos. 

The Line Oculus Quest
La experiencia The Line para Oculus Quest, con seguimiento de manos.

De momento ya hay 5 lanzamientos previstos que aprovecharán esta funcionalidad que abandona la fase beta. Algunos son nuevos títulos (como las experiencias Gloomy Eyes y The Line) y otras serán juegos ya disponibles que recibirán actualización para incorporar esta funcionalidad (como Elixir y The Curious Tale of the Stolen Pets). Aquí abajo podéis ver un breve vídeo de cómo es la respuesta a la detección del movimiento de las manos en Oculus Quest.

No han sido las únicas mejoras: se ha renovado el interfaz de la tienda Oculus para hacerlo más amigable y sencillo de navegar (siempre puedes usar la app para el móvil), los temas con los que podemos ambientar nuestra Home o espacio central e incluso ahora la aplicación para móvil nos alerta de los eventos en vivo a los que podemos unirnos, desde conciertos en 3D a visitas virtuales a museos. Casi todas las semanas hay, al menos, uno de estos eventos.

Es sólo un ejemplo de otros usos que está explorando Oculus Quest, más allá de los juegos. A la tienda también han llegado apps orientadas a la productividad, como el uso de un escritorio remoto de PC, o visores de vídeo de todo tipo, que nos permiten reproducir el contenido del visor, o en el ordenador conectado a nuestro PC, incluidas películas en 3D y en los formatos más populares.

Inmersed Oculus Quest
Inmersed VR, la herramienta de trabajo colaborativo que llegará a Oculus Quest en 2020.

Y dada la situación actual en la que estamos viviendo, las aplicaciones orientadas al trabajo es otro de los campos por donde va a crecer Oculus Quest, con herramientas colaborativas como InmersedVR o Spatial, con la que será posible crear espacios de trabajo virtuales, compartir documentos e información o charlar sobre un proyecto. Llegarán en los próximos meses a la tienda.

Las novedades no terminan aquí, y otro de los hitos del visor, el sistema guardian de Oculus Quest que nos permite delimitar la zona segura en la que jugamos sin miedo a chocarnos, también va a actualizarse con nuevas funciones. La más básica es que podremos cambiar el color de la rejilla que nos alerta cuando salimos de la zona segura (por defecto de color rojo, aunque en breve podrá ser amarilla, azul, violeta...), sin olvidar otra nueva función que nos permitirá detectar, y apartar, de manera más sencilla los objetos que haya alrededor de la mencionada zona segura.

Sistema Guardián Oculus Quest 2020
Sistema Guardián en Oculus Quest, actualizado a 2020.

Todos estos avances de los últimos 12 meses han contribuido a que Oculus Quest sea, como PlayStation VR, otro de los casos de éxito de la realidad virtual, que cada vez está llegando a más gente. En el caso de Oculus Quest, su sencillez de manejo, el hecho de ser autónomo y no necesitar PC, que no tenga cables y el creciente catálogo han sido las claves de su éxito, sin olvidar su comedido precio (que en el caso del modelo de 64 GB, es de 449 euros). Y el goteo de juegos sigue siendo constante, con novedades casi todas las semanas.

Los rumores de una nueva versión, un Oculus Quest 2 más ligero y con tecnología revisada (sobre todo en lo relativo a capacidad de proceso), suenan cada vez más fuerte... pero sería un error por parte de Facebook lanzar algo en breve y segmentar a los usuarios del visor tan pronto.

Oculus Quest mejores juegos

De hecho, no se le espera hasta 2021, aunque de momento todo parece apuntar a que podría montar la nueva generación de los chips XR2 de Qualcomm, diseñados para trabajar con conexiones 5G y la nube, lo que haría aún más autónomo este nuevo visor (podríamos usarlo en la calle) y con características como renderizado de vídeo, en 360º, con resoluciones hasta 8K. 

Quizá el primer cumpleaños de Oculus Quest no sea el mejor momento para hablar del futuro, sino del presente. Un presente que no puede pintar mejor para el visor autónomo, que sin duda está siendo clave para llegar a un segmento del público que quiere disfrutar de la realidad virtual... pero sin cables, sin un puntero ordenador, ni unos costes elevados. Y en eso, Oculus Quest sigue por ahora sin competencia. ¡Feliz cumpleaños, Oculus Quest!

Y además