analisis razer wolverine V2 Pro

Tras unas semanas analizando el Razer Wolverine en PC y PS5, te cuento mi opinión de este carísimo, pero increíblemente bien diseñado mando que te va a hacer más preciso en shooters y, sobre todo, rápido en juegos de lucha.

Cuando sale una consola hay que “conformarse” con el mando que viene con ella. Hay veces que son mandos buenísimos, otras vienen con un controlador con un diseño extraño, otras veces tienen problemas de drifting -los Joy-Con de Nintendo Switch-, otras veces son más conservadores -el de Series X- y, en ocasiones, tienen un montón de funciones -el DualSense-.

Sin embargo, poco a poco fabricantes de terceros van complementando el catálogo de mandos disponibles con controladores tanto licenciados como más “libres”. Muchas veces aportan algo que le faltaba al original, bajan el precio o presentan diseños distintos, y Razer de esto sabe un rato.

Llevan años lanzando mandos para Xbox y, más recientemente, se han metido en el universo de PlayStation. Ahora tenemos entre manos el análisis del Razer Wolverine V2 Pro, un mando que añade ese “Pro” al apellido que indica que tiene gatillos en la trasera, un par de botones programables entre los gatillos y los bumpers y sticks intercambiables.

Va a tener que competir de tú a tú con el Dualsense Edge que ya hemos probado y del que te contamos nuestras impresiones. Dicho esto, vamos con el análisis para ver qué aporta este mando pro de PS5.

La review del Razer Wolverine V2 Pro: análisis, test y opinión de HobbyConsolas:

Ficha técnica del Razer Wolverine V2 Pro

Razer Wolverine V2 Pro
Dimensiones105,8 x 167,5 x 65,2 mm
Peso27 gramos
ConectividadUSB 'Hyperspeed'
USB-C
Entrada y salida de audioJack de 3,5 mm
BotonesBotones clásicos de PlayStastion
6 botones personalizables
SticksDisposición asimétrica
Cuatro cabezales imantados
ExtraIluminación RGB
Batería y alimentaciónIntegrada
Hasta 10 horas con RGB
Hasta 28 horas sin iluminación
Precio299,99 euros

Encaja genial entre las manos y los sticks intercambiables aportan mucho

Creo que, en el mundo del diseño, uno de los productos más complicados es, sin duda alguna, un mando. Un buen mando, quiero decir. Y es que, debe ser intuitivo, no debe ser demasiado diferente de lo que el usuario espera y, además, debe sentar a la mano como un guante.

Ha habido mandos geniales a lo largo de la historia, otros bastante malos a nivel ergonómico, pero creo que el Wolverine V2 Pro está entre los primeros puestos del primer grupo. En cuanto lo sacas de la caja y lo agarras con intención de empezar a jugar, cae genial entre las palmas y dedos.

En serio, es increíble lo natural que se siente que cada dedo vaya a su lugar de forma automática y que cada espacio de la palma de tu mano esté cubierto por las curvas del mando. Es muy natural el modo en el que los índices caen en los gatillos y el tacto es genial.

El mando está fabricado en plástico con cierta textura y tiene la zona de los “cuernos” o agarres acabada en goma, algo genial para tener una mejor sensación. No sé en verano cómo sudarán o dejarán de sudar las manos, pero con la temperatura ambiente dentro de casa de unos 20 grados, la sensación es fantástica.

En el frontal tenemos los clásicos botones de PlayStation y del mando DualSense, así que no falta el botón de opciones, el de capturas, el panel táctil que también sirve como ‘Select’, el botón de PlayStation (enciende el mando presionando 5 segundos, pero no enciende la consola), el control de micro y los sticks.

Aquí viene el primer punto importante, ya que los sticks son intercambiables, como los del primer mando Elite de Xbox (y del segundo, claro). En la caja vienen cuatro sticks diferentes para elegir, teniendo el diseño clásico de PlayStation, pero también con el de Xbox, contando uno de ellos con una mayor longitud.

analisis razer wolverine V2 Pro

A mi me gusta más el diseño de los de Xbox, así que tengo el largo en el stick izquierdo para moverme de forma más precisa y el corto en el derecho para apuntar más fácilmente. La cruceta es, de nuevo, como la del mando Elite de Xbox y me encanta.

Tiene un tacto ‘clicky’ que sienta genial a la hora de hacer combinaciones de movimientos en juegos de pelea y es realmente satisfactorio pulsar las direcciones, pudiendo hacer diagonales muy fácilmente.

Y algo que, de primeras, me chocó, pero que me ha terminado encantando, son los botones cuadrado, círculo, equis y triángulo. Para empezar, la pulsación es algo más dura que la del DualSense, necesitando algo más de peso para accionar el mecanismo. Y, además, este mecanismo también es clicky.

analisis razer wolverine V2 Pro

Así que, de primeras, te vas a tener que acostumbrar a esa fuerza de más que debes hacer para pulsar los botones. Sin embargo, y esto es importante, el mecanismo de Razer permite que las pulsaciones repetidas (la típica secuencia de un QTE absurda que te pide presionar cuadrado 200 veces por segundo) sea mucho más sencilla.

Por fortuna, esas cosas se están eliminando de los juegos debido a la accesibilidad, pero algo útil es para juegos de peleas con inputs que sean muy rápidos y seguidos. Así que, aunque te confieso que al principio era muy extraño porque el resto del mando me encantaba, pero no me hacía a los botones clicky, ahora me siento supercómodo. 

Pero bueno, vamos a otras partes del mando. A los laterales tenemos dos barras Chroma que vamos a poder personalizar y no, no muestran una luz distinta en función de nuestra salud, por ejemplo, en los juegos. Esto es algo que perdemos respecto al DualSense.

analisis razer wolverine V2 Pro

En la parte inferior tenemos el jack de 3,5 mm, no tenemos micrófono integrado y en los gatillos tenemos los clásicos R1/R2 y L1/L2 con un botón de función entre medias de ambos conjuntos. Estos dos botones son configurables, así como las cuatro palanquitas que vemos si damos la vuelta al mando.

Me parece que el acceso es sencillo y… me gusta. En esa trasera también tenemos un bloqueador de los gatillos para que pasen de tener recorrido analógico a ser simplemente un botón (en shooters viene bien) y dos palancas que nos permiten seleccionar si queremos conectar el mando al PC o PS5 con cable o vía el adaptador de 2,4 GHz.

Para poner a punto el Wolverine V2 Pro vas a necesitar el móvil

Y ese último punto me lleva directamente a este apartado. El Wolverine tiene Bluetooth, pero creo que está limitado, únicamente, a la conexión con el móvil (Android o iOS, yo lo he configurado en un iPhone 14 Pro Max) para la aplicación Razer Controller.

Si intento emparejarlo con la propia PS5 o con un móvil Android, aparece en la lista de dispositivos, pero a la hora de conectarlo da error. Y en el iPhone ni aparece en la lista, así que el Bluetooth parece estar solo para conectar con la app de Razer.

analisis razer wolverine V2 Pro

Por tanto, a la hora de conectarte a la plataforma de juego, podrá ser mediante el cable o con el USB con la transmisión de 2,4 GHz. Me habría gustado que se pudiera conectar por Bluetooth, pero bueno, la verdad es que la transmisión es fantástica y no he tenido problema alguno con la conexión inalámbrica.

Dicho esto, vamos con la aplicación. Es bastante simple y nos permite personalizar cuatro perfiles para distintos tipos de juegos (que vienen predefinidos, pero podemos cambiar a nuestro gusto). 

analisis razer wolverine V2 Pro

Vas a poder personalizar los botones traseros y los dos entre los gatillos, así como el punto de actuación de los sticks para cambiar la sensibilidad. Por ejemplo, yo para shooters tengo el cuadrado en una de las palancas traseras de la derecha y la equis en una de las palancas de la izquierda.

Eso me permite saltar sin dejar de usar el pulgar derecho para controlar la mira del arma o hacer lo propio, pero para recoger munición, por ejemplo. Es cuestión de acostumbrarse, pero creo que, realmente, mejoras.

¡Ah! Importante, que al final es de Razer: en la app también vas a poder configurar el color de las líneas LED RGB.

Precisión y un par de carencias importantes

Y esa es la razón de ser de estos mandos, el ser, realmente, mejor jugador. Creo que al principio te costará adaptarte (a mi me ha costado a este Wolverine debido a sus proporciones y a que estoy muy acostumbrado al Elite de Xbox), pero en un par de días le coges el tranquillo.

Vas a ser más rápido en shooters, más hábil en juegos de aventura y más preciso, en general, al no tener que hacer que tus pulgares sean multitarea. 

Algo que siempre digo cuando me preguntan por este tipo de mandos es que es como escribir en un teclado usando solo los índices o hacerlo sabiendo, realmente, usar los cinco dedos de cada mano.

analisis razer wolverine V2 Pro

Vas a ser más rápido y más eficiente y sí, puede que a veces eches un borrón, pero la velocidad del resto del tiempo compensa con creces que te equivoques en un momento dado. 

Ahora bien, pese a que la ergonomía, los botones y la sensibilidad me encantan, hay cosas en los que la experiencia, digamos, no es positiva. La primera es la comentada del Bluetooth, que bueno, se solventa con el 2,4 GHz, pero la vibración no existe y es un problema.

No te descubro nada si te digo que la vibración háptica es una maravilla, así como la resistencia de los gatillos del DualSense. Pues bien, aquí no tenemos ni una cosa ni la otra. En juegos como Ghost of Tsushima o Returnal se nota un montón que no tenemos ese sistema, ya que son juegos que lo aprovechan muy bien y no sentimos la misma inmersión en este mando.

analisis razer wolverine V2 Pro

Así que, te diría que compres este Wolverine si tienes claro que lo vas a fundir en juegos multijugador online, por ejemplo, para sacar partido tanto a los sticks como a la posibilidad del fuego rápido con los gatillos, pero que para títulos de aventura o que aprovechen mucho la vibración avanzada, uses el DualSense que viene con tu consola.

Y sobre la autonomía, en mis pruebas con RGB he tenido para casi 10 horas de juego real, apagando el mando cada vez que dejaba el PC o la consola. Según Razer, podemos doblar la cifra si desactivamos el RGB, pero en mi caso lo he dejado activado.

Versiones, ofertas y precio del Razer Wolverine V2 Pro

Y antes de pasar a la conclusión, vamos con el peliagudo tema del precio. El Razer Wolverine V2 Pro cuesta 299,99 euros y estará disponible en color negro y blanco. Aquí va en gustos, pero el color blanco me parece precioso.

analisis razer wolverine V2 Pro

Ahora bien, hay competencia dentro de la propia Sony, ya que el DualSense Edge cuesta unos 230 euros. Es más barato, cuenta con Bluetooth, características similares a las de este Wolverine V2 Pro con, además, la vibración avanzada del DualSense.

Y si lo quieres para PC, la apuesta segura es el Elite Controller V2 de Xbox. Actualmente está por unos 162 euros.

Razer Wolverine V2 Pro, la opinión de HobbyConsolas: ¿merece la pena?

Llegamos al final del análisis del Razer Wolverine V2 Pro para PS5 y PC y nos hemos encontrado un mando sorprendente por diseño, precisión y los botones clásicos de PlayStation. 

Aunque ya digo que al principio no me gustaban mucho, con el paso de los días los he ido apreciando más y más y, cuando es necesario hacer una sucesión de pulsaciones rápidas, la respuesta es genial.

analisis razer wolverine V2 Pro

La app de configuración y personalización puede ser algo simple, pero la verdad es que me gusta que la configuración sea con el móvil y no con una aplicación en el PC o la consola, ya que es algo que aporta agilidad al proceso.

Siendo un muy buen mando, puede que el precio pase factura debido a la falta de vibración, ya que no deja de ser un elemento muy importante de cara a la inmersión, pero si quieres un mando pro con las características que se asocian a este tipo de controladores y, ojo, tienes el presupuesto, me parece un mando espectacular.

Lo mejor

  • Ergonomía y comodidad
  • Materiales
  • Los botones personalizables
  • Switches de Razer

Y lo peor

  • Sin vibración háptica ni gatillos con niveles de intensidad
  • Bluetooth limitado a la app de configuración
  • El precio es alto

Y además