Ir al contenido principal
Bravely Default II review
Análisis

Análisis Bravely Default II para Nintendo Switch, una pequeña gran continuación con nuevos héroes de la luz

Versión comentada: Nintendo Switch

En el análisis de Bravely Default II para Nintendo Switch os contamos si merece la pena sumergirse en el pequeño gran mundo que ha creado Claytechworks. Historia, mecánicas de combate y exploración, banda sonora... ¿Está a la altura el nuevo JRPG?

"Soy quien susurra... Quien transporta... Quien conecta...", bienvenidos al análisis de Bravely Default II, con el que pretendemos despejar todas las dudas de quienes estén pensando en hacerse con el nuevo juego de esta saga JRPG. Si sois de los que disfrutaron mucho con Bravely Default y su secuela Bravely Second, lo más probable es que estéis esperando con ganas esta nueva entrega.

Y si no conocéis esta saga nacida en Nintendo 3DS e inspirada en los JRPG clásicos, es probable que os estéis preguntando si merece la pena darle una oportunidad... o si se puede disfrutar sin haber jugado a los anteriores. Vamos a despejar tanto esas, como muchas otras preguntas, con nuestro análisis de Bravely Default II para Nintendo Switch.

La llamada del océano interior

Iniciamos nuestra aventura en Bravely Default II de la misma manera que hemos empezado este análisis: con una misteriosa voz que pertenece a uno de los cristales que ya jugaron un papel importante en los anteriores juegos; sí, los cristales que representan agua, fuego, tierra y viento vuelven a acaparar parte del protagonismo y tendremos que recuperarlos como sea para evitar el Nexus Nocte, o lo que es lo mismo: calamidades, desastres y muerte.

Bravely Default II

Con este punto de partida y poco después de empezar a jugar, los principales personajes protagonistas, los héroes de la luz, se conocen y empieza su aventura. Por un lado está Seth (podemos cambiarle el nombre), que naufraga y acaba varado en la costa; allí conoce a Gloria, quien le cuenta todo sobre los cristales; más tarde se unen al grupo Elvis y Adelle, que viajan juntos y tienen intereses comunes. 

Todos tienen sus propias motivaciones para embarcarse en la aventura, siguiendo los tópicos habituales del JRPG: desde el típico “elegido” por el destino, a los que se embarcan en el viaje por ser una carga para los de su linaje. Pese a que nos cuenten todo con una capa artística distinta al original, su aventura no es que destaque por encima de todo, pero se lleva de una manera amena y no cansa.

La historia de Bravely Default II adopta un planteamiento narrativo que imita el estilo de un libro, dividido en cinco capítulos. En cada uno de ellos hay diversas tramas que debemos resolver para que la historia avance al siguiente episodio. Y como suele ser habitual en el género, también tenemos un imponente villano: Adam, un misterio personaje cuyas motivaciones nunca están del todo claras.

Todos los cambios y mejoras en Bravely Default II que se hicieron gracias a los fans. ¡El feedback importa!

Hay que tener en cuenta que Bravely Default II es un juego lento que no se disfruta de inmediato, algo que se aprecia tanto al explorar como en los diálogos entre los personajes. Como en Octopath Traveler, contamos con la posibilidad de activar conversaciones de grupo pulsando +, lo que nos permite empatizar más con los protagonistas a través de charlas sobre distintos temas: desde sucesos importantes de la historia hasta cuestiones más ligeras. Un detalle que nos ha recordado a las copiosas cenas del reciente Sakuna: of Rice and Ruin.

Bravely Default II

Y si alguna vez se nos pasa alguna conversación, la omitimos por error o no recordamos ciertos momentos de la historia, desde el Diario de Viaje podemos rememorar prácticamente todos los diálogos del juego, desde las mentadas conversaciones de grupo hasta las escenas que hayamos vivido hasta el momento. Muy útil.

Persiguiendo espejismos

A la hora de movernos por su mundo, Bravely Default II tiene una buena variedad de zonas, algunas más amplias que otras. De entrada su diseño visual puede chocar, pues el overworld de Bravely Default II es como un gran mundo en miniatura que no respeta las escalas. 

Bravely Default II

En este mapa, los personajes son más grandes que las ciudades, pero al entrar en ellas todo adquiere sus proporciones "correctas". Quizá este detalle sorprenda a los jugadores menos familiarizados con el género, pero se trata de un homenaje a los JRPG clásicos, como los Final Fantasy de PlayStation, Golden Sun, Ni No Kuni 1 y 2, Tales of Symphonia... y muchos otros.

Aunque el tamaño interior de las ciudades crece a medida que avanzamos en el juego, las opciones que ofrecen no varían tanto y suelen repartir sus posibilidades entre un mercado, un lugar de especial interés -palacio/catedral- y misiones secundarias. Nuestra ciudad favorita de Bravely Default II, la más grande de todas, fue presentada a principios de este año; la combinación de elementos visuales y BSO que se da en esta localización es embriagadora.

Algo muy interesante sobre las ciudades es que merece la pena regresar cada cierto tiempo a todas ellas por varios motivos. El primero es el barco: se trata de una función que nos permite obtener materiales, orbes de experiencia, objetos para aumentar estadísticas, etc. con la consola inactiva. Pasadas 12 horas, podemos regresar a la ciudad desde la que enviamos el navío para obtener nuestro premio. Se trata de una gran idea que alivia el "grindeo" tan habitual en esta clase de juegos.

Otro de los motivos son las misiones secundarias: Bravely Default II no deja de generar oportunidades a través de los NPCs, y una muestra de ello es que al volver horas después a la primera ciudad (o a cualquiera de ellas) hay nuevas secundarias disponibles. Para facilitar el regreso a anteriores localizaciones, podemos utilizar un carruaje con el que movernos rápidamente entre capitales.

Bravely Default II

Además, explorar es muy recomendable: podemos descubrir lugares secretos, cofres, etc., así como blandir la espada para cortar hierba y encontrar dinero u objetos, al más puro estilo Zelda.

Famitsu puntúa las novedades de la semana: Bravely Default II, Ghost ’n Globins Resurrection…

Al margen de las ciudades, y también muy en línea con el estilo de JRPG clásico que persigue Bravely Default II, en ocasiones también tendremos que visitar mazmorras: laberintos donde además de explorar, nos esperan un buen número de combates. Visualmente son muy llamativas, pero su diseño es mejorable.

Las mazmorras pueden llegar a ser algo tediosas, especialmente si no vamos con el nivel suficiente para hacer frente al jefe que suele esperar al final y nos toca "farmear" experiencia.

Usando Brave y Default

El sistema de combate, como os adelantamos en nuestro avance, sigue apostando por un desarrollo por turnos y el uso del sistema Brave y Default. También hay que tener muy en cuenta ciertas estadísticas, como el peso, que afectan a nuestra velocidad y determinan en qué momento podemos actuar.

Bravely Default II

Un cambio importante de Bravely Default II respecto a las entregas de 3DS, es que los combates ya no son aleatorios: ahora, los enemigos deambulan por el mapa y el enfrentamiento se activa cuando entramos en contacto con ellos. Podemos golpearlos con la espada para empezar con ventaja, obteniendo un Punto de Brave (PB) adicional, pero eso no nos garantiza atacar primero. 

De esta manera se crean situaciones de combate muy variadas, como que se dé el caso de que todos los enemigos nos ataquen (varias veces si deciden gastar PB) antes de que llegue nuestro turno. La IA nos ha sorprendido en ese aspecto; hay que tener cuidado porque nos lo pueden poner difícil.

Como en las anteriores entregas, los Trabajos vuelven a ser una de las claves de Bravely Default II: son parecidos a las habituales clases de este tipo de juegos (Mago Negro, Mago Blanco, etc.), con la diferencia de que podemos alternar entre ellos siempre que queramos y suben de nivel a medida que los desempeñamos.

Bravely Default II

Podemos tener un Trabajo Principal y un Trabajo Secundario, y si alcanzan el nivel máximo (o casi), es posible usar ambos a la vez. Pero es recomendable escoger dos que sean afines, pues hay combinaciones que no son demasiado útiles, como, por ejemplo, Mago Blanco (bastones y/o arcos) y Guardia (hacha y escudo).

Hemos notado que hay algunos Trabajos que se parecen en exceso -no demasiado- a la hora de jugar, mientras que otros han sido rescatados del primer juego de la saga. Pero también hay novedades muy interesantes, como Adiestrador, Pictomante o Maestro Espiritual. Por lo general no es posible explotar las combinaciones, pero puede darse el caso si los dominamos bien.

Descubren una función oculta en Nintendo DS Lite que permite jugar en modo TV

Como veis los Trabajos dan mucho juego y ofrecen múltiples posibilidades, pero la cosa no acaba ahí: cada Trabajo dispone de una serie de habilidades secundarias que suelen ser pasivas durante la exploración o en los combates.

Por ejemplo, en las imágenes y vídeos en este análisis habréis visto el icono de un cofre en la esquina inferior derecha junto a un número; es una de las habilidades secundarias del Aprendiz: muestra el número de cofres que hay en la zona en la que estamos. Por su parte, el Guardia dispone de "Sufrir para vivir", una habilidad que le confiere un 30% de probabilidades de aumentar su ataque entre 1-3% cuando recibe daño sin estar en Default.

Bravely Default II

Y si os preocupa la dificultad tras sufrir en la demo de Bravely Default II, podéis estar tranquilos: no es ni remotamente cercana a la final, salvo que vayamos directamente a la más difícil. Hay ciertos enemigos que requieren algo más de estrategia, pero la dificultad es más que acertada y equilibrada en todos los niveles, algo que es un acierto y nos ha quitado las impresiones negativas iniciales.

El jardín de la magia y la locura

Lo que no ha cambiado mucho son las sensaciones que nos ha dejado el apartado técnico de Bravely Default II, que en líneas generales es muy bueno, sobre todo el acabado visual. En las ciudades especialmente, ya que todo parece un cuadro pintado a mano, como si fuera una ilustración con acuarelas. Muestra su peor cara al explorar el mundo (más apreciable en modo dock que en portátil) ya que los personajes tienen muy baja calidad.

Bravely Default II

También hemos notado algunas ralentizaciones al realizar hechizos o ataques que tengan multitud de efectos de partículas. Por suerte, no ocurre muy a menudo y el resultado no es grave; es sólo una ligera incomodidad visual que no afecta a la jugabilidad, gracias al carácter pausado de los combates por turnos. Al jugar en en modo portátil las ralentizaciones son menos evidentes, pero siguen estando ahí.

Como en los anteriores juegos, el diseño de los personajes de Bravely Default II apuesta por el estilo "chibi", que se caracteriza por unas cabezas de gran tamaño (en relación al cuerpo) y facciones suavizadas. A nosotros este tipo de estética nos ha gustado, pero entendemos que es un estilo que puede no ser del agrado de todo el mundo.

Japón elige a sus Pokémon favoritos y la lista es un absoluto caos - Pikachu sigue perdiendo popularidad

También hay que destacar la gran variedad visual que se puede apreciar en las ciudades, dotándolas de una enorme personalidad. Por ejemplo, Halcionia tiene una jerarquía más seria y estilo occidental, mientras que Sávalon es una ciudad de corte oriental bajo la comandancia de un príncipe. Como curiosidad, hay ciclos de día y noche al explorar, aunque cada uno dura sólo unos 45 segundos, con un atardecer de 3 segundos.

Bravely Default II

En cuanto a la banda sonora, el compositor Revo vuelve para deleitarnos con melodías a la altura de los juegos de 3DS. En algunas zonas se vuelven algo repetitivas, como en las mazmorras, ya que se reutilizan canciones en las más comunes. Nuestro tema favorito es sin duda el de las batallas contras los Asteriscos.

Vientos desfavorables

Bravely Default II es un muy buen JRPG que puede ser disfrutado tanto por jugadores nuevos como por veteranos. Incluso si el primero os dejó cierto sabor de boca agridulce, merece la pena probarlo. Tuvimos nuestros más y nuestros menos con la demo, pero al final ha sido una experiencia muy entretenida, que además ofrece muchas horas de juego: entre 45-50 para terminar la historia (y todavía os quedará mucho por hacer).

Así pues, si teníais ganas de disfrutar del mejor rol en Nintendo Switch, tras grandes títulos como Xenoblade Chronicles IIPaper Mario The Origami King, Octopath Traveler o Dragon Quest XI, que no os quepa la menor duda: Bravely Default II es una gran propuesta que cualquier amante del JRPG disfrutará a lo grande.

Valoración

Bravely Default II es una continuación perfecta para veteranos de la saga y un gran punto de entrada para quienes no la conozcan. Flaquea en algunos aspectos, pero es un JRPG sólido y divertido, con unos personajes entrañables y un precioso estilo artístico.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

El sistema de combate y Trabajos. Los personajes. La BSO de Revo. La localización al castellano.

Lo peor

Calidad gráfica en mundo abierto. Algo lento al principio. Poca innovación en la historia. Algunos Trabajos son muy similares. Petardeos puntuales.

Y además