Ofrenda a la tormenta
Análisis

Crítica de Ofrenda a la tormenta: el cierre de la Trilogía del Baztán que ya puedes ver en Netflix

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Ofrenda a la tormenta: el cierre de la serie policiaca Trilogía del Baztán basada en las novelas de Dolores Redondo que ya puedes ver en Netflix.

Si vamos a poder ver el cierre de la Trilogía del Baztán es porque Ofrenda a la tormenta se rodó de una manera especial, normalmente ajena al nuestro cine: siguiendo el modelo de las grandes producciones internacionales dos últimas películas se filmaron en un único rodaje, liderado por Fernando González Molina

De forma adicional, una película que pedía a gritos un lanzamiento en pantalla grande, ha terminado estrenándose en Netflix, algo que detestará el sector más cinéfilo y que por el contrario agradará a quienes sigan sintiéndose aprensivos a la hora de encerrarse en un espacio pequeño como una sala de cine... aunque en ella haya normas de seguridad más estrictas que en muchos otros locales de ocio.

Sea como fuere, la adaptación de las novelas policiacas de Dolores Redondo finaliza su recorrido con Ofrenda a la tormenta: una película que por continuidad se sitúa al mismo nivel que su predecesora Legado en los huesos y que nos lleva a concluir un viaje apasionante por el folklore navarro. Si en El guardián invisible conocimos la figura del basajaun y en la siguiente entrega al tarttalo ahora le llega el turno a una entidad demoniaca conocida como labartu, vinculada a la muerte súbita del lactante.

Tras la desaparición de la madre de Amaia, tanto sus hermanas como la Guardia Civil y el juez Markina dan por cerrado el caso y organizan una misa por su muerte. Ella sin embargo siente que no está libre de peligro y que la bata que encontraron en el río no era más que un señuelo para engañarlos.

La muerte un bebé en Elizondo despierta las sospechas de la inspectora y los análisis forenses del doctor San Martín llevan a Amaia a investigar un reguero de desgracias de origen similar que conducirán a su equipo a la resolución final de los sucesos que han asolado el valle de Baztán debido a una serie de cultos a seres sobrenaturales en los que se mezcla el fanatismo, la ambición y una falta de escrúpulos aterradora.

¿Te ha gustado la película? No te pierdas el libro en el que se inspira

Menos centrada en el elemento sobrenatural y más en el drama personal y profesional que vive Amaia, la tercera película de la trilogía es, probablemente la más compleja y llena de giros de guión, aunque por desgracia para cuando se desvela la gran sorpresa final, al espectador le ha dado tiempo de más y de sobra a adelantarse y "olerse la tostada".

Tremendamente entretenida, Ofrenda a la tormenta sigue añadiendo elementos misteriosos a un guión bien sazonado de muertes macabras y cultos paganos escalofriantes aunque, por desgracia, también deja cabos sueltos que no llevan a resolverse. A pesar de tener un clímax final, clásico en los códigos del cine policiaco para mostrar la resolución, la película se cierra de una forma un tanto abrupta dejándonos algunas dudas como el paradero del colega de la protagonista  o qué hará Amaia respecto a los secretos que esconde.

Por los demás, los valores de producción se sitúan al mismo nivel que en el episodio anterior: buena fotografía, magnífica banda sonora a cargo de Fernando Velázquez y algún que otro problema de casting y montaje, como ha venido repitiéndose desde el comienzo de la trilogía. Son aspectos que no empañan el conjunto, pero sí le restan empaque a algunas de las secuencias más importantes de la película que habrían ganado con mejores interpretaciones y un story más exhaustivo.

Otra de las constantes que se mantiene es el liderazgo de una magnífica Marta Etura en un papel de lo más interesante dado que, a pesar de su implicación familiar con los casos desde un primer momento, la vemos vulnerable de verdad, dudando de sí misma y prácticamente sin apoyos.

Respecto a los secundarios, a pesar de que están presentes muchos pesos pesados entre los secundarios: Elvira Mínguez (Desaparecidos), Ana Wagener (Contratiempo), Pedro Casablanc (White Lines), Leonardo Sbaraglia (Félix), Paco Tous (Vis a vis), Álvaro Cervantes (Criminal), Imanol Arias (Anacleto: agente secreto) o Nene (Gigantes), entre otros, da la sensación de que se les saca mucho menos partido.

En resumen, la película ofrece lo que prometía: podría haber cerrado en alto o haber caído en desgracia, pero no sobresale por su brillantez ni despunta en un sentido negativo tampoco, funciona de forma acorde a las expectativas. Son dos horas y veinte de investigación policial siguiendo un rastro de miguitas que llevan a algo mucho más grande que tiene coherencia y morbo de sobra como para mantener el interés en todo momento y conducir a una conclusión de la trama principal satisfactoria. ¿Predecible? También, pero no por ello menos disfrutable.

Valoración

La trilogía del Baztán finaliza con un intenso tercer episodio menos centrado en las figuras sobrenaturales y mucho más dramático. Le cuesta demasiado esconder sus cartas, pero con todo es fácilmente disfrutable al contar con una buena tensión narrativa y elementos muy cuidados como la puesta en escena o la banda sonora.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Marta Etura, como siempre, es el gran bastión del elenco. Por lo demás, la película te va llevando de intriga en intriga sin dar tregua.

Lo peor

Es una película demasiado larga: te da tiempo de sobra a adelantarte al gran giro final si es que no lo viste venir en la película anterior. 

Y además