Imagen de perfil de LLERET98 2
Análisis de The Legend of Zelda Twilight Princess
LLERET98 2

Análisis a la luz del Crepúsculo

Al mirar atrás en el tiempo recuerdo a Zelda Twilight Princess como una de las experiencias que me hicieron abrir los ojos y conocer un poco más esta genial saga (que para mi es la mejor de todo el universo). Twilight Princess fue mi primer Zelda a la edad de unos catorce años y el primero fue Phantom Hourglass, el cuál me gustó mucho, pero al ser mi primer Zelda, su dificultad me llegó a desesperar. Una vez acabado el Phantom Hourglass me acerqué con veinte eurillos al GAME de turno para ver que podía adquirir y... Voilá! Veo lo que parece ser un Zelda que desconocía completamente, para Wii y encima por un precio realmente suculento. Evidentemente, no me lo pensé dos veces e inmediatamente lo compré y al llegar a casa encendí la consola a toda prisa para ponerme a jugar. Básicamente, lo que esperaba era algo parecido al anterior juego de la saga que había jugado, sin embargo me encontré con algo totalmente diferente. A medida que avanza el juego, te vas dando cuenta de lo oscura e interesante que se vuelve la trama. Nunca habría pensado que después de un prólogo tan normalillo pudiera haber algo tan bueno detrás... 

 

La historia básicamente va de que somos un campesino cualquiera (o eso creemos) que vive en una aldea normal y corriente y que el día de mañana nos presentaremos en el Castillo de Hyrule para conocer a la princesa Zelda, soberana del reino de Hyrule. El prólogo, como he dicho, no resulta muy emocionante, con tareas simples como acorralar a unas cabras a su establo utilizando a nuestro caballo Epona, aprender a pescar y usar el tirachinas, recatar una cuna que ha sido robada por un mono... Se podría decir que es casi como un tutorial sin apensa chicha ni motivaciones para avanzar. Aunque cuando llega el día de partir... ¡Vaya si cambia la cosa! Unos seres que parecen trolls montados en jabalíes con muy mala leche le tiran una flecha a nuestra amiga de la infancia y a nosotros nos dan con una maza en la cabeza hasta dejarnos inconscientes. Después vemos una cinemática en la que un ser muy extraño nos arrastra hasta un muro de oscuridad, ¡donde por arte de magia nos convertimos en un lobo! Por la mañana despertamos en un celda, donde nos habla un misterioso personaje llamado Midna, que nos ayuda a escapar a cambio de realizar una serie de tareas para ella. Salimos a la superfície y descubrimos que nos encontramos en el mismísimo Castillo de Hyrule. La personajilla a la que acabamos de conocer nos lleva hasta una mujer encapuchada que resulta ser ni más ni menos la princesa Zelda. Entonces, ella nos cuenta el mal que el reino de Hyrule va a padecer próximamente: el reino de las sombras, el Crespúsculo, capitaneado por un tirano llamado Zant, pretende dominar el reino de la luz... Y ya está. No voy a contar más aspectos de la historia para no spoilear, pero os puedo decir que a medida que avanzamos, se hace muchísimo más interesante y no decae en ningún momento. Incluso hay algún que otro giro argumental. Ah, y un aspecto inolvidable es el final... El final de este juego es bestial. No se puede definir con otra palabra. Sencillamente, el mejor final que podría haber tenido el juego.

 

Hablando ahora un poco de los aspector técnicos, cabe decir que el juego es intergeneracional, ya que salió originalmente para Game Cube y posteriormente lo portearon a Wii (con el mapeado invertido) para aprovechar el nuevo mando y utilizarlo como si de una espada se tratara (aunque no con la efectividad de Skyward Sword, claro está). El juego gráficamente es muy sólido, mostrando un diseño de personajes, mazmorras y entornos completamente brutales. Los colores suelen ser pálidos y la atmósfera del juego en general es muy siniestra, acorde a la historia. Evidentemente, hay algunas texturas que son peores que otras y hay dientes de sierra (que se reducen si se usa un cable por componentes), pero el resultado en general para ser un juego del 2006 es magistral. Mención especial a los enormes jefes finales, imponentes y con un diseño que escandila. La banda sonora del juego me deja sin palabras. Es indescriptible lo buena que es. Ambienta perfectamente los escenarios y sabe muy bien cómo transmitir sentimientos como el terror y la tristeza en el momento adecuado. Mención especial a la melodía de "Midna's Lament", que para mi es la mejor del juego y que apoya el sentimiento de tristeza que hay en cierta escena. En cuanto a los controles, tengo que decir que son muy buenos. Moviendo el mando de Wii pegamos espadazos y con el Nunchuck nos movemos y nos protegemos con el escudo entre otras opciones. Sin embargo, hubiera sido un detalle por parte de Nintendo incluir la opción de jugar con el mando de Game Cube, ya que hay algunos jugadores (entre los que me incluyo) que prefieren unos controles más clásicos. La duración del juego es muy buena, ya que pasarse el juego a lo rápido nos puede durar unas cuarenta horas y si queremos conseguirlo al 100% nos hará falta sudor y lágrimas. 

 

Ahora me gustaría hablar de un aspecto más personal. Al principio de mi análisis he dicho que este Zelda fue una de las experiencias que me hicieron abrir los ojos y conocer un poco más esta genial saga. Esto principalmente es debido a que el cambio de Phantom Hourglass a Twilight Princess es tan inmenso, que se podría decir que éste fue el primer Zelda de verdad que jugué. La historia es tan sumamente buena que te dolerá cada vez que vayas a soltar el mando. Las mazmorras son muy ingeniosas y los puzles de cada vez se hacen más difíciles. Pero sobretodo, lo que más me gustó de calle, es la relación entre Link y su compañera y fiel aliada Midna. La evolución de la relación es tan real que provoca escenas emotivas a lo largo de nuestro trayecto para liberar a Hyrule de la oscuridad. Midna es un personaje que al principio se quiere aprovechar de nosostros, pero que a medida que pasan una serie de sucesos, va cambiando de parecer. Y nosotros también. Para mi, el mejor acompañante de la saga Zelda. Mención especial al villano del juego, Zant, el cual se va completamente de la olla de unas maneras muy surrealistas. Ya lo veréis cuando lo juguéis... Porque si aún no lo habéis hecho lo vais a hacer, ¿verdad?

 

-Los puntos a destacar son: el diseño de escenarios y jefes, la banda sonora, la historia y sobretodo, la evolución de la relación entre ambos protagonistas. 

-Los puntos en contra son: no poder jugar con el mando de Game Cube y no poder repetir los jefes una vez derrotados.

-Valoración: Zelda TP es mi Zelda favorito. No sólo porque es un juegazo de tres pares de narices, sino también porque fue un gran paso para iniciarme de lleno en la saga Zelda. Después de Twilight Pincess las cosas son diferentes. Y tu, ¿vas a atreverte a empuñar la Espada Maestra y salvar el reino de Hyrule de la oscuridad que se le viene encima?

 

-Análisis original: http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/analisis-zelda-twili…

-Twitter: LLERET98

100

Obra maestra

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios

The Legend of Zelda Twilight Princess