Ir al contenido principal
fan playstation video heroes ps4
Reportaje

¡Cómo hemos cambiado! Así han evolucionado los juegos exclusivos de PS4

Por David Rodríguez
Viajamos al pasado para ofrecer un vistazo general a la generación de consolas que dará el relevo a finales de año. A través de los juegos exclusivos de PS4 veremos cómo ha madurado y crecido la industria del videojuego.

Siete años ha durado la actual generación de consolas. Se dice pronto, pero en todo este periodo de tiempo, el sector ha cambiado mucho y el desarrollo de videojuegos ha experimentado un crecimiento sin precedentes.

No somos los mismo que hace siete años y los videojuegos tampoco. Han surgido nuevas maneras de hacer la cosas, tendencias, movimientos sociales, modas y visiones que han ido modelando los juegos que han sido lanzado. Los exclusivos de PS4 también han cambiado.

Por todo ello, hoy estamos aquí para mirar al pasado y ver cómo ha sido esa evolución dentro de PS4, especialmente centrada en sus juegos exclusivos, aquellos a los que Sony ha dedicado más tiempo y cuya calidad y variedad han ido mejorando año tras año.

Un viaje de progreso, cambio y mejora

El año 2013 sirvió como pistoletazo de salida para PS4. Los primeros exclusivos no tardaron en llegar y desde entonces, no hemos parado de recibir todo tipo de propuestas distintas. La fórmula de los juegos exclusivos de Sony se ha ido depurando y perfeccionando poco a poco desde aquel entonces, pero siempre ha tenido muy clara su identidad.

Killzone Shadow Fall

La compañía ha buscado lanzar juegos con un marcado carácter narrativo, de una duración considerable y con mundos abiertos llenos de personalidad y personajes carismáticos. La historia de los exclusivos de Sony es un pequeño vistazo a cómo ha ido madurando la generación a la que ha pertenecido PS4

Comenzamos con juegos más inocentes o que llegaban de sagas conocidas e incorporaban elementos y mecánicas de la anterior generación como Knack, Driveclub, Killzone Shadow Fall... Conforme pasaban los años nos íbamos dando cuenta de que, poco a poco, las desarrolladoras de PlayStation Studios iban dando con las teclas adecuadas e iban entendiendo más y más la consola, atreviéndose con proyectos nuevos y más arriesgados.

The Order 1886 fue uno de ellos. El título de Ready at Dawn Studios no dio con la tecla narrativa, pero si nos presentó unos gráficos apabullantes en 2015 o Until Dawn que convirtió los juegos de miedo en un auténtico fenómeno (aún mayor). Y hablando de terror, no podemos pasar por alto Bloodborne, que amplió el género, ahora propio, de la saga souls con una jugabilidad más rápida y ofensiva. Uno de los primeros juegos imprescindibles de PS4.

Más tarde llegaría juegos que supondrían una grata alegría para los fans, como fueron Ratchet & Clank o The Last Guardian, donde Fumito Ueda nos presentó su nueva y encantadora obra. Y entre medias, no podemos olvidar de los remasters de Bluepoint Games, que siempre nos permitieron echar un vistazo al pasado y a sus grandes sagas. God of War, Nathan Darke Collection, Shadow of the Colossus... Sony no quería olvidarse de todos ellos.

The Last of Guardian

Luego llegaron Detroit Become Human, donde Quantic Dream nos volvió a dejar gratamente sorprendidos y una despedida que nos hizo soltar una lagrimita, puesto que la última aventura de Nathan Drake nos hizo entender, las increíbles capacidades de PlayStation 4.

Uncharted 4 -que hace poco ha sido noticia por su easter egg relacionado con TLOU- solo fue el pistoletazo de salida para un aluvión de nombres que ahora no podemos olvidar. Horizon Zero Dawn se ha convertido en una de las IP de mundo abierto más queridas, Marvel's Spider-Man hizo justicia al trepamuros y nos presentó una historia de acción hecha con gran mimo y destreza, Days Gone pudo llegar un poco tarde, pero nos hizo ver a los zombies con los ojos de un motero muy sentimental en un mundo abierto bien logrado y God of War demostró todo lo que podía seguir aportando Kratos.

Quizás, el título del Fantasma de Esparta en tierras nórdicas sea uno de los que mejor ejemplifiquen esa madurez en el desarrollo de exclusivos a lo largo de los años. God of War, que podría volver para PS5 en 2022, significó un antes y un después en la saga y en las grandes producciones de la industria. Vimos a Kratos con otros ojos, captamos sus motivaciones bajo un prisma distinto y con una historia que le ha sentado de maravilla.

God of War

Todo esto nos conduce al gran final, protagonizado por dos juegos que han estado cargados de polémica, algo que, según la humilde opinión de un servidor, ha remarcado aún más el esfuerzo de Sony por destacar y por hacer que sus exclusivos no sean tratados como un juego más, si no como algo tremendamente especial. 

Death Stranding, que ya no es exclusivo, generó mucha polémica debido a la naturaleza de su autor, Hideo Kojima y se enfrentó a todo tipo de opiniones. Se trata de uno de los títulos más divisorios de los últimos años y que ha sido calificado desde "obra maestra incomprendida" hasta "pura basura sin significado".

Death Stranding

Para gustos los colores, pero desde luego, lo que no se puede negar, es que hay algo diferente en el título del creador de Metal Gear, algo que le ha convertido en un juego distinto, que ha apostado por no seguir los estándares más instaurados dentro del desarrollo de videojuegos, algo que demuestra valentía y mucho atrevimiento, un deseo de cambiar las cosas y mirar más allá de lo que conocemos. Como todo en esta vida, no llega a ser ni tan malo, ni tan bueno y puede que se haya quedado a medias o que haya pecado de pretencioso, pero el progreso se consigue a partir de ensayo y error.

Y si hablamos de crecimiento y desarrollo, nos tenemos que despedir con Ellie y The Last of Us Parte 2. Naughty Dog ha conseguido poner un punto y final abrumador en PS4. La secuela del laureado título de PS3, tampoco ha dejado a nadie indiferente.

No nos centraremos en los intolerantes que han criticado al juego por razones que no deberían de generar polémica, ni se les debería dar bombo, pero si que hay que decir que, TLOU 2 ha ejemplificado ese proceso de madurez en la industria a lo largo de los años, algo que podrían aplicarse también algunos jugadores.

The Last of Us Parte 2

Volviendo a lo que nos atañe, esta secuela ha sido el juego que ha hecho sacar lo mejor de si misma a PS4. Se ha llevado al límite las capacidades de la consola y los grandes resultados han sido evidentes: Animaciones de increíble detalle, diálogos y personajes definidos, mecánicas perfeccionadas que arrojan más profundidad al juego y una historia que no se ha querido conformar con ir a lo fácil. Una vez más, aquí depende de los gustos, pero siempre hay que aplaudir la valentía y el querer ofrecer algo que puede que no guste a todos, pero que no es lo mismo de siempre.

2020: un año de despedida por todo lo alto

El año 2020 supone un antes y un después dentro de PlayStation y de la industria del videojuego en general. Decimos adiós a una generación que nos ha llevado a experimentar con todo tipo de juegos, propuestas, historias y mecánicas y damos la bienvenida al futuro con PS5 y Series X.

Ya sabemos algunos de los proyectos que están por llegar, pero como hemos podido ver en este mismo reportaje, lo mejor llegará algunos años después, cuando los desarrolladores sepan sacar todo el partido a las consolas. 

No obstante, antes de que todo eso llegue, hemos tenido un final de generación fantástico con los exclusivos de PS4. Pensad en todo lo que se ha lanzado en este curso... juegos que han conseguido estar en la cima de sus respectivos géneros, títulos que eran esperados por todos y que han supuesto un broche perfecto a la generación y a la consola de Sony.

Hablamos de Final Fantasy VII Remake, que llegará más tarde a otras plataformas, pero que en PS4 ya se ha podido disfrutar. Midgar se ha lucido en todo su esplendor y nos ha devuelto a esas partidas interminables en la PlayStation original. Cloud y compañía nos han contado una historia diferente, pero muy nostálgica y que ha supuesto un gran trabajo para Square Enix. El encuentro entre el ex-soldado y Tifa en la barriada, Mercado muro, el edifico Shinra... muchos de los grandes momentos han podido verse como nunca antes.

Final Fantasy VII Remake

No queremos dejar atrás los JRPG, porque el lanzamiento de Persona 5 Royale tampoco ha estado nada mal y ya ha sido catalogado como el mejor JRPG de la generación.

Por otra parte, en febrero llegó Dreams, una propuesta muy distinta hasta ahora y que ha permitido crear todo tipo de obras. Homenajes, juegos, todo tipo de recreaciones y hasta un videoclip se han hecho con el título de Media Molecule y lo único que ha hecho falta ha sido una PS4 y un DualShock.

Y por último, el verano ha llegado con dos juegos que han supuesto un broche de calidad y distinción. Ghost of Tsushima de Sucker Punch ha sabido hacer las cosas muy bien y ha presentado un mundo abierto precioso, en el que ha resultado muy fácil perderse entre las muchas cosas que contiene. Los samuráis nos han permitido gozar de un sistema de combate divertido con numerosas posibilidades y de una historia interesante y bien formada.

Los mejores exclusivos de la actual generación

Por supuesto, dejamos para el final The Last of Us Parte 2 que, como ya hemos mencionado, creemos que es la máxima representación de la madurez en esta generación en lo que a exclusivos de PS4 se refiere. Ellie y Abby han narrado una aventura desgarradora demostrando todo lo que tiene que ofrecer esta gran generación. No olvidamos otros muchos juegos como inFamous, Gran Turismo o Gravity Rush 2.

Desde luego, este bonito viaje de siete años nos ha permitido descubrir todo tipo de experiencias, historias y personajes. PS4 puede sentirse orgullosa de los juegos first party que ha recibido. Ahora toca mirar al futuro, con PS5 y todo lo nuevo que está por llegar. ¿Qué esperáis con más ganas?

Y además