Blade (1998)

Blade

Sinopsis

En un mundo cohabitado en guerra por hombres y vampiros Blade es un vampiro que, al contrario que el resto, no se alimenta de humanos, y que pretende acabar con la raza de "seres superiores" que mordieron a su madre cuando estaba embarazada.

DATOS DE LA PELÍCULA

Datos

  • Título original

    Blade

  • Lenguaje original

    Inglés

  • Duración

    2h 0m

  • Presupuesto

    $45.000.000,00

  • Ingresos

    $131.183.530,00

  • Web oficial

    -

  • Estreno

    21/08/1998

Géneros

  • Terror
  • Acción

EQUIPO Y REPARTO

Equipo destacado

  • Kirk M. Petruccelli

    Diseño de Producción

  • Stephen Norrington

    Director

  • David S. Goyer

    Historia Original

  • Robert Engelman

    Productor

  • Peter Frankfurt

    Productor

  • Wesley Snipes

    Productor

  • Avi Arad

    Productor Ejecutivo

  • Joseph Calamari

    Productor Ejecutivo

  • Lynn Harris

    Productor Ejecutivo

  • Stan Lee

    Productor Ejecutivo

  • Michael De Luca

    Productor Ejecutivo

  • Mark Isham

    Compositor de BSO

  • Theo van de Sande

    Director de Fotografía

  • Paul Rubell

    Montaje

  • Rachel Abroms

    Casting

  • Jory Weitz

    Casting

  • Sanja Milkovic Hays

    Diseño de Vestuario

  • Cyndi Reece-Thorne

    Maquillaje

  • Harry Cohen

    Diseño de Sonido

Reparto

  • Wesley Snipes

    Wesley Snipes

    Blade

  • Stephen Dorff

    Stephen Dorff

    Deacon Frost

  • Kris Kristofferson

    Kris Kristofferson

    Whistler

  • N'Bushe Wright

    N'Bushe Wright

    Karen

  • Donal Logue

    Donal Logue

    Quinn

  • Udo Kier

    Udo Kier

    Dragonetti

Cargar todos

Críticas

Gustavo Acero

71

Hobby

Blade es una de esas películas que no importa revisionar por quincuagésima vez cuando la echan por televisión o la regalan con el periódico del domingo. Quizá sea ese regusto a film de terror ochentero de serie B sin más aspiración que empapar de sangre a los amantes del género lo que la convirtió en un clásico a finales del siglo pasado, pero la cinta de Stephen Norrington tiene algo especial que se perdió en la secuela de Guillermo del Toro, por no hablar de la atroz Blade Trinity. El caso es que esta primera entrega reúne los glóbulos que toda buena película de acción vampírica debe tener: un ritmo trepidante, altas dosis de ultraviolencia sangrienta y un protagonista sobrado ...

Lo mejor

Ritmo trepidante. Cuidada puesta en escena y genial estética. Las dosis de gore y humor.

Lo peor

El villano no está a la altura. El CGI canta la traviata. Demasiada sangre para algunos.

Multimedia

Actualidad

Comentarios

Conversación (0)