Imagen de perfil de Angilmuyor
Análisis de The Legend of Zelda Skyward Sword
Angilmuyor

La reiteración de lo perfecto

Me acuerdo de ese día. Estaba de vacaciones en "el pueblo", y a mi hermano se lo regalaron: The Legend Of Zelda Minish Cap. Mi primer Zelda, y por suerte no el último. Tendría yo unos cinco o seis años, y todavía 10 años depués me acuerdo de cada mazmorra, cada jefe, cada enemigo, cada personaje... Es simplemente mágico. Mi primer reto en el mundo de los videojuegos. Hasta ese momento estaba acostumbrado a jugar a títulos como Atlantis, Tarzán, Mickey Mouse... Pero Minish Cap fue mi primer juego difícil. La historia; básica, pero eficaz: salvar a la bella Princesa Zelda del malvado mago Vaati con ayuda de unas criaturas diminutas y de un gorro verde parlante con pico. Y no bastaba con matar a Vaati: el juego se completaba consiguiendo todas las figuritas, todas las piedras de la suerte, todas las piezas de corazones... Simplemente un reto. Inolvidable.

 

Y todo esto se vuelve a repetir en Skyward Sword. El comienzo de todo. Pero vayamos por partes:

 

Historia:

Épica. Salvar a Zelda del secuestro del malvado Grahim. Pero no es solo eso. Es el principio, el comienzo de toda la saga. Lleno de cameos de otros juegos (atentos al director Gaepora). Si has jugado a otros títulos de la saga, el juego se vuelve aún más emotivo.

 

Escenarios:

No existe otro adjetivo que no sea precioso. Esos valles, esos árboles, desiertos, volcanes, lagos, mares, bosques... Únicos, repletos de detalles bellísimos. Y los enemigos. Difíciles desde el principio, y también con todo lujo de detalles.

 

Música:

Interpretada por una orquesta y de la mano del grandioso Koji Kondo. Que más se puede pedir. Épicas, dramáticas, rápidas, lentas, tristes, alegres... De esas que no se olvidan.

 

Control:

Gracias a Motion Plus, la Master Sword en tu mano. Hay personas que se quejan de la lentitud del principio del juego. Es normal, es difícil acostumbrarse a un control con el que ya no vale pulsar botones a lo loco. Hay que pensar en que dirección golpear: de arriba a abjo, de izquierda a derecha,en diagonal, clavarla, apuntar hacia arriba... Hay que pensar antes de golpear. Por la parte del Joystick para el movimiento, control clásico y eficaz, al igual que el de fijar enemigo. Y, por cierto, el mejor sistema de selección de objetos e ítems de la saga.

 

Otro juego único. El otro día, en una de mis habituales discursiones videojueguiles, uno de mis compañeros dijo que "la saga The Legend Of Zelda es una saga, como todas las de Nintendo, para niños chicos". Si alguien alguna vez os dice algo así, tened la completa certeza de que no ha jugado a Skyward Sword ni a ningún juego de Zelda. Zelda es una saga única, que con 26 años sigue más viva que nunca. Y ahora, a rememorar mi infancia con "Minish Cap".

100

Obra maestra

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios

The Legend of Zelda Skyward Sword