The Last of Us, BioShock, God of War, Fallout... ¿por qué están anunciando tantas adaptaciones de videojuegos?

Series de videojuegos adaptaciones

The Last of Us es solo el principio: últimamente las cadenas de streaming están anunciando adaptaciones al cine o televisión de videojuegos como si fueran churros: Gears of War, God of War, BioShock, It Takes Two, Horizon Zero Dawn... Explicamos el por qué de este frenesí por anunciar tantas adaptaciones a la vez.

Las adaptaciones de videojuegos al cine siempre han interesado a las productoras, que lo ven como un tirón muy valioso. Sin embargo, en la mayoría de los casos han sido incapaces de acertar: o fracasan en taquilla, o son odiadas por los fans del juego por no ser lo suficientemente fieles (generalmente ambas cosas).

Es de dominio público decir que las películas basadas en videojuegos son un fracaso, pobres o incluso tan malas que son divertidas. Pero esa tendencia está empezando a cambiar.

En los últimos años han pasado por la cartelera películas basadas en videojuegos como Pokémon Detective Pikachu o Tomb Raider de Alicia Vikander que, sin ser gran cosa, al menos eran decentes y rentables para sus productoras (sin tirar cohetes). 

Sonic - Detective Pikachu

No se puede decir que rompieran la maldición de las adaptaciones al cine de videojuegos, porque también han resultado bastante olvidables (y se cancelaron sus secuelas), pero por lo menos la resquebrajaron y mejoraron su percepción a los ojos del público.

El verdadero punto de inflexión fue Sonic: La Película en febrero 2020 (estrenada justo antes de que cerraran los cines durante meses por la pandemia, ¡menuda suerte!), una película familiar sin pretensiones, bastante más barata que la de Pikachu, pero que conectó mucho mejor con el público.

Sin embargo, ¿por qué parece que las cosas no han cambiado tanto? Desde entonces hemos recibido  películas de notable bajo como Mortal Kombat o Uncharted, o directamente películas malas como Monster Hunter o Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City.

VIDEO

Super Mario Bros. La Película - Tráiler 2 (inglés)

Quizás Super Mario Bros. La Película en 2023 sea la que dé el pelotazo definitivo, con críticas unánimemente positivas y consiga en torno a 700-1000 millones de dólares de taquilla, ascendiendo a las grandes ligas (Marvel, DC, Star Wars...).

Pero en realidad el futuro de las adaptaciones de videojuegos no depende tanto de la película de Super Mario, ni de las otras que salgan en el cine. Como en tantas otras cosas, el futuro depende... de las plataformas de streaming, sobre todo Netflix, Amazon Prime Video y HBO Max.

El terreno de juego cambia, las reglas no

Es una obviedad ponernos a explicar ahora la forma en la que las plataformas de vídeo por streaming, como Netflix, Amazon Prime Video, Hulu (y luego Disney+) y las más recientes como HBO Max, Peacock o Paramount+ han tenido en el mundo del entretenimiento.

Su impacto no se quedó solo en cambiar por completo y para siempre cómo entendemos la televisión, sino que también ha influido en el mundo del cine. Incluso directores tan defensores de la experiencia cinematográfica como Martin Scorsese, Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro o Juan Antonio Bayona han producido alguna de sus películas con Netflix.

Cuphead - Temporada 2 (Netflix)

El cambio de costumbres de los espectadores y que muchos prefieran consumir todas sus dosis de audiovisual en casa con estas plataformas ha hecho que estas compañías tengan que actuar no solo como "canales" de televisión 2.0, sino también como "majors", o grandes productoras de cine... y para ello necesitan franquicias que puedan explotar con un equivalente a los "blockbusters" de cine.

Disney+ es un ejemplo claro: durante décadas fue una de las productoras más exitosas comercialmente hablando, viviendo de los beneficios de taquillas de sus películas animadas, de la marca Pixar o de franquicias como Piratas del Caribe, Marvel y Star Wars.

¿Qué hicieron cuando se pasaron al mundo de la televisión/streaming? Hacer series y películas de estas mismas franquicias, pero en su propia plataforma.

El terreno ha cambiado, pero las reglas del juego siguen siendo las mismas. Las majors americanas del cine americano son Disney (que engullió a Fox), Warner Bros. Discovery, Sony, Universal y Paramount, y todas tienen sus franquicias taquilleras que traen la mayoría de los beneficios necesarios para financiar todas sus películas (incluyendo las menos comerciales, claro).

Por hacer un repaso a las Propiedades Intelectuales (IP) que actualmente explotan en cines, Disney tiene Marvel, Lucasfilm (con Star Wars e Indiana Jones), más todo lo de Fox como Avatar o Alien. Warner tiene Harry Potter, DC Comics, el MonsterVerse (de momento), Sony tiene una parte de Spider-Man, Universal tiene Jurassic World o 007, y Paramount tiene al taquillero Tom Cruise (Top Gun, Misión Imposible) y otras como Transformers o Star Trek.

Netflix y Amazon buscan gallinas de los huevos de oro en el mundo de los videojuegos

Todas esas franquicias mencionadas antes siguen teniendo mucho éxito en la taquilla de los cines... pero está claro que el viento sopla a favor del streaming, de quedarse en casa viendo películas o series equivalentes.

Si esas son las majors del cine, las majors del streaming son Netflix, Amazon Prime Video, HBO Max y Disney+. En los últimos años han crecido una barbaridad, pero la competencia es feroz, y si quieren no solo ganar suscriptores, sino retenerlos, necesitan contenido atractivo y en cantidades industriales.

Y aquí parten con desventaja. Las susodichas productoras de cine tienen el lujo de tener sagas con renombre que puedan explotar, y aunque algunas salgan mejores y otras peores, siempre habrá gente que pague la entrada solo por ver la última de Marvel, la última de Jurassic, la última de Misión Imposible.

Ubisoft Netflix

Las plataformas de streaming (y sobre todo Netflix y Amazon) buscan desesperadamente esas gallinas de los huevos de oro que hagan que los suscriptores digan "bueno, me quedo un mes más para ver la última serie de Tal o el último capítulo de Tal".

En muchos casos, han tenido que empezar de cero con producciones originales que resultan frescas y se convierten en éxitos instantáneos y franquicias explotables en merchandising y transmedia (dos casos clarísimos son Stranger Things y El Juego del Calamar). 

Pero estos casos son raros: siempre da más seguridad afianzarse una IP conocida entre el público, que genere interés y engagement no solo cuando sale, sino en los meses (o años) previos a su anuncio.

Las 10 mejores series de 2022, según la redacción de Hobby Consolas

Mejores series 2022

Estas pueden venir del mundo del cómic (The Boys o Invincible ya son estandarte de Amazon Prime) o de la literatura (las pelis y series de Tom Clancy en Amazon, como Jack Ryan o Without Remorse... y por supuesto El Señor de los Anillos).

Pero hace falta gastarse casi medio billón americano en la obra de Tolkien: hay muchos más peces en el mar. Concretamente, un mar descubierto hace décadas, pero que las productoras de cine habían ignorado o maltratado.

The Last of Us, BioShock, God of War, Horizon, Sonic... ¡nos los quitan de las manos!

The Last of US (Serie TV)

La industria de los videojuegos es ahora un buffet libre para las plataformas de streaming que necesiten comprar IPs populares para llenar sus catálogos.

Netflix y Amazon, que parten de cero, se están peleando por hacerse con los derechos de conocidas franquicias de videojuegos con las que atraer a los fans del videojuego a su suscripción.

A continuación vamos a hacer un pequeño recordatorio de las series o películas que las tres grandes cadenas de streaming están produciendo, o ya han estrenado:

Netflix

  • Castlevania (ya estrenada)
  • Arcane League of Legends
  • Resident Evil (ya estrenada)
  • Cyberpunk Edgrunners (ya estrenada)
  • Cuphead (ya estrenada)
  • Sonic Prime (diciembre 2022)
  • Assassin's Creed
  • Horizon 2047
  • Gears of War
  • BioShock
  • The Division
  • Tomb Raider (anime)
  • Splinter Cell (anime)
  • Far Cry (anime)

Amazon Prime Video

  • Fallout (en rodaje)
  • God of War
  • It Takes Two
  • Life is Strange
  • Disco Elysium
  • My Freidn Pedro
  • Sleeping Dogs (posiblemente)
  • Little Nightmares (posiblemente)
  • Mass Effect (posiblemente)

Como veis, Netflix ha sido la primera en darse cuenta de todo lo que se puede minar del mundo de los videojuegos, pero Amazon ha cogido carrerilla, al firmar un acuerdo expreso con dj2 Entertainment, una productora especializada únicamente en adaptaciones de videojuegos al cine o TV.

No son las únicas: HBO, al ser de Warner, no tiene tanta urgencia en hacerse con IPs populares, pero fueron rápidos en retener a Craig Mazin, creador de la premiada Chernobyl, para hacer una adaptación de gran presupuesto de The Last of Us que pretende marcar un nuevo hito.

Halo: la serie

Paramount+ (no opera en España) es otra "mini major del streaming" que se encuentra con la misma urgencia que Netflix o Amazon, o incluso más, si quieren crecer y ser competitivas contra las cadenas de streaming más afianzadas.

Suya es una adaptación notable de Halo, estrenada en 2022, una IP tan potente que Paramount decidió renovar la serie de Halo antes siquiera de estrenarse la primera temporada. También han anunciado una serie spin-off del Sonic de la película, pero con Knuckles.

Y Peacock (tampoco opera en España), el servicio de NBCUniversal, se hizo con la adaptación de otra de las sagas de PlayStation, Twisted Metal, que ya ha completado su rodaje, por lo que no tardaremos en verla.

twisted metal

No, no todas las adaptaciones de videojuegos se irán a las plataformas de streaming. Super Mario, Mortal Kombat y Uncharted, que probablemente tengan secuela, seguirán siendo franquicias taquilleras, al igual que Sonic, cuya tercera peli se estrenará en diciembre de 2024.

En el horizonte ondean otras películas pensadas para salas de cine, como Gran Turismo (agosto de 2023) Ghost of Tsushima, Pac-Man (que buscan imitar el éxito de Sonic), la de Metal Gear Solid con Oscar Isaac, que sigue planeada...

De hecho, el fenómeno que estamos viendo con Netflix y Amazon no es exclusivo del streaming: Lionsgate, una "mini major" del cine, la productora de Los Juegos del Hambre o John Wick (dos franquicias que están exprimiendo con precuelas y spin-offs) tiene pendiente de estrenar la ya rodada Borderlands, y se está haciendo con todas las que puede, como Streets of Rage o los Rabbids.

 

¿Una edad dorada de adaptaciones de videojuegos, o una burbuja que estallará tarde o temprano?

Resulta irónico que, en las tres décadas después de la primera película basada en una saga de videojuegos, la terrible Super Mario Bros. de 1993, la industria del cine haya ignorado o maltratado a tantas sagas de videojuegos, que han tenido adaptaciones pochas como Resident Evil, DOOM, Street Fighter o Silent Hill...

... y ahora sea la industria del streaming, que está poniendo en jaque a las productoras de cine tradicionales, la que acuda masivamente al mundo de los videojuegos para reforzar sus catálogos. 

La gran pregunta es, ¿estamos ante una edad dorada de adaptaciones de videojuegos al medio audiovisual, o es una burbuja que estallará tarde o temprano? Pasarán bastante años antes de poder sacar conclusiones, ¡pero mientras tanto lo vamos a pasar muy bien!


Y además

The Last of Us (Serie de TV)

Argumento:

The Last of Us es una futura serie de televisión que se estrenará en HBO y HBO Max que se centrará en adaptar la franquicia de videojuegos homónima producida por Naughty Dog. La serie fue anunciada a finales de 2019 y contará con la colaboración del creador de la franquicia, Neil Druckmann. La serie de The Last of Us contará con el creador de la...