Ir al contenido principal
Así jugábamos 200-2001
Reportaje

Así jugábamos en 2000-2001: diseñando el futuro

Seguimos repasando la historia de Hobby Consolas a través de las máquinas con las jugábamos a principios del siglo XXI, consolas como Dreamcast o PS2 que eran la confirmación definitiva de que las consolas habían dejado de se cosas de críos. 

La evolución del videojuego se aceleró a pasos agigantados, probablemente apoyada en los experimentos fallidos de generaciones anteriores. Lejos de tratar de conformarse con parecer cada vez más a las recreativas o demostrar el potencial de los polígonos, las nuevas consolas se adelantaban al futuro utilizando tecnologías tan innovadoras como el juego online de Dreamcast o el DVD de PS2 que consiguió que la consola ocupara un lugar en el salón de casa. 

Mientras, seguíamos disfrutando de nuestras consolas de la forma "tradicional", el sector empezaba a mostrar las primeras pinceladas de lo que sería el futuro de unas máquinas repletas de posibilidades. Y no sólo eso. 

Los videojuegos ganaban peso

La cada vez mayor importancia económica y social de los videojuegos hizo que los productos relacionados con ellos crecieran de forma desmedida. Por nuestro "escaparate" pasaron cientos de piezas de "merchandising" como figuras, cómics, bandas sonoras, ropa de todo tipo... ya no solo nos contentábamos con disfrutar del juego en sí, sino que buscábamos identificarnos con él.

También proliferaron nuevos tipos de periféricos, desde mandos a distancia para aprovechar las opciones multimedia de las nuevas consolas, a tarjetas de memoria de variado tipos. Y, por supuesto, se buscaban nuevas propuestas, como las maracas de Samba de Amigo, nuevas alfombras de baile, pistolas de luz cada vez más precisas y hasta la mesa de mezclas de Beatmania para PlayStation. 

Y qué decir de los teléfonos móviles. Si tan solo un par de años antes ya nos parecía casi de otro mundo tener la oportunidad de efectuar llamadas desde cualquier parte, pronto los fabricantes de móviles empezaron a ver en estos dispositivos una plataforma ideal de ocio, por lo que comenzaron a llegar las conexiones a internet móviles y los primeros videojuegos para algunos terminales, de los que os hablamos en la revista. No tenían nada que ver con los juegos que hay en móviles hoy día, pero ya era el principio de un futuro prometedor. Las conexiones wap empezaban a pegar con fuerza y ofrecían un nuevo mundo de posibilidades.

La batalla de los tres titanes

Durante la mayor parte de estos dos años, y hasta la llegada de PS2 a finales de 2001, PlayStation, Nintendo 64 y Dreamcast fueron las grandes representantes del panorama consolero en España. 

Y su lucha fue épica. En primer lugar, y pese a que técnicamente empezaba a acusar sus más de seis años en el mercado y a que la llegada de su sucesora era inminente, PlayStation siguió sorprendiéndonos con una cantidad apabullante de juegazos que, continuamente, nos hacía preguntarnos donde estaban sus límites y si realmente era necesario cambiar de consolas. Una pregunta que, por otra parte, no hemos dejado de plantearnos desde entonces en cada relevo de generación. 

Para mantenerla viva el mayor tiempo posible, Sony lanzó PSone, más pequeña, ligera y barata. Por 19.900 pesetas podíamos seguir disfrutando de excelente y variado catálogo de PlayStation. PSone se puso a la venta en 2000, casi a la vez que su sucesora.   

PSOne
Más pequeñas y barata, PSone alargó la vida útil de PlayStation

Por su parte, Nintendo 64, que también miraba de reojo a su relevo, redujo un tanto su ritmo de lanzamientos (que nunca había alto), aunque la calidad seguía siendo la misma, lo que le permitió aguantar muy bien el tipo estos dos años, pese a que en septiembre de 2001 se lanzó en Japón GameCube, que no llegaría a España hasta mayo de 2002. 

Juegazos de la talla de Perfect Dark (del que se está haciendo un reboot para Series X)o Donkey Kong 64 sirvieron para demostrar que los 64 bits de Nintendo aún tenían mucho que decir. Gracias al buen hacer de los programadores y a accesorios como el Expansion Pak, que ampliaba la memoria RAM de la consola, recibió algunos de los juegos más espectaculares de su catálogo. 

Nintendo 64

Por último, Dreamcast hizo por fin honor a su nombre y nos hizo soñar con joyas de la talla de Shenmue, Resident Evil: Code Veronica o Sonic Adventure 2, con los que demostró que técnicamente estaba muy por delante de sus competidoras. Por fin parecía que las cosas empezaban a irle bien a Sega... ¿o no? 

Dreamcast

El final de un sueño

Tras una larga temporada de rumores, Sega confirmó, en 2001, la peor noticia posible: el cese de la producción de Dreamcast y, aún peor, su punto y final como compañía desarrolladora de hardware, pasando desde ese momento a centrarse en la creación de juegos para el resto de plataformas del mercado, incluidas las del "eterno rival", Nintendo. 

La mala situación financiera de la compañía, provocada, entre otros factores, por el fracaso de anteriores sistemas, como Mega CD o 32X, propició esta triste decisión. Aun así, la máquina nos dejó grandes juegazos en esta época, como Shenmue, Virtua Tennis o Resident Evil: Code Veronica.

Esta noticia supuso la puntilla definitiva para una ya maltrecha Dreamcast que, poco a poco, vio cómo su ritmo de lanzamientos decaía hasta desaparecer casi por completo en España a finales de 2001, dando así por finalizada la breve e injusta vida de una de las mejores consolas que ha "parido" la industria. Aquí, nuestra celebración por el 20 aniversario de Dreamcast.

Una consola a la que Axel Springer apoyó desde el principio, con el lanzamiento de la Revista Oficial Dreamcast que incluía un disco de demos y que, desgraciadamente, solo aguantó 19 números... Los dos primeros se regalaron con Hobby Consolas y cuando la revistó cerró, Hobby Consolas absorbió la información con otro suplemento de 20 páginas dedicadas a Dremcast.   

Entre otras muchas cosas, a Dreamcast se la recordará siempre como la pionera en consola de un nuevo universo que, hoy en día, es tan habitual como indispensable: el juego online. Nuestras conexiones de 56 Kbps echaron humo con títulos como ChuChu Rocket o Phantasy Star Online, con los que muchos pudimos experimentar por primera vez lo que era jugar con otras personas a través de internet. Más adelante, sistemas como PS2 incorporaron un módem externo que posibilitaba disputar partidas online. ¡Había nacido una nueva forma de jugar!

PlayStation 2 se estrena en España

Un año y medio después de conocer sus primeros detalles, Sony puso a la venta PlayStation 2 en España el 24 de noviembre de 2000. A pesar de su elevadísimo precio de lanzamiento (74.900 pesetas), al que había que añadir, como mínimo, un juego y una tarjeta de memoria (lo que se acercaba peligrosamente a las 100.000 pesetas, unos 600 euros), su recepción en nuestro país fue todo un éxito que hizo que conseguir una PS2 el día de salida no fuera nada fácil. 

Nosotros pudimos probarla antes, directita desde Japón y aquí os cuenta David Martínez como fue el día que PS2 llegó a la redacción de Hobby Consolas. 

Potada a PlayStation 2 en Hobby Consolas

Con su procesador Emotion Engine y su unidad de DVD, con capacidad para reproducir películas en este formato como principales abanderados, la nueva consola de Sony tuvo un catálogo de lanzamiento bastante discreto, y del que destacaron títulos como Tekken Tag Tournament o International Superstar Soccer. Pese a ello, se vendieron más de 65.000 consolas en España durante los meses de noviembre y diciembre. El ansia por hacerse con una PS2 fue tal que Sony se vio obligada a crear un riguroso sistema de reservas antes de su salida.

PlayStation 2
El DVD fue un gran argumento de venta: era más barata que los reproductores de DVD de la época

El desconocimiento de la máquina por parte de los desarrolladores, unido a la complejidad de su arquitectura, que hacía que programar para ella fuese una tarea realmente ardua, desembocó en una primera etapa de la consola descafeinada a nivel de software, pero no exenta de demostraciones de su potencial, como Devil May Cry. Casi coincidiendo con el genial Gran Turismo 3 A-Spec, Sony bajó el precio de la consola, lo que aupó aún más las ventas.

Como veis, la escasez de stock y de juegos que demuestren el potencial del nuevo hardware tampoco es algo nuevo… 

 Renovando el parque portátil 

Con una presencia en el mercado casi anecdótica de Neo Geo Pocket y Neo Geo Pocket Color, Nintendo dominaba en solitario el mercado portátil durante esta época gracias a Game Boy Pocket y Game Boy Color, que gozaba de una excelente salud. 

Esta situación no hizo dormirse en los laureles a la compañía nipona, que, en junio 2001 y tan solo tres meses después de su estreno en Japón, puso a la venta en España Game Boy Advance, una nueva portátil de 32 bits que estaba destinada a suceder de forma definitiva a su mítica Game Boy, que aquel año celebraba su duodécimo aniversario. 

La nueva portátil de Nintendo llegó a España el 22 de junio de 2001. Con una CPU de 32 bits, pantalla TFT de 2,9 pulgadas y retrocompatibilidad con los juegos de Game Boy y Game Boy Color, esta nueva plataforma amplió las posibilidades de juego portátil con el sello de calidad de Nintendo gracias a juegos como F-Zero Maximum Velocity o Mario Kart Super Circuit.

​Con un diseño totalmente nuevo, y que incorporaba por primera vez en una portátil de la marca los botones "L" y "R", la consola fue muy bien recibida por el público, aunque en estos primeros meses no nos dio tiempo a ver de lo que era realmente capaz. Aquí, los 20 mejores juegos de Game Boy Advance.

Game Boy Advance

Mientras, al otro lado del mundo...

Muchas de las páginas de la recta final de 2001 en Hobby Consolas estuvieron agitadas por lo que se cocía en Japón y Estados Unidos. 

En Japón, ya disfrutaban desde septiembre de 2001 de GameCube, mientras que en Estados Unidos tenían la suerte de, en noviembre, poder acompañar a la nueva consola de Nintendo con una novedosa máquina de una compañía que, tan solo unos años antes, casi nadie hubiera ni siquiera imaginado en este baile: Microsoft, la gigante del mundo del PC, se lanzaba de lleno al mundo de las consolas con Xbox, un auténtico prodigio tecnológico con el que pretendían hacer sombra a la mismísima Nintendo y a la, por aquella época, casi intratable Sony. 

Los primeros compases de 2002, cuando por fin aterrizasen estos nuevos sistemas en nuestro país, prometían ser emocionantes para todos los amantes de los videojuegos. Y vaya si lo fueron. Lo vemos en el siguiente episodio... 

Podéis repasar aquí los años anteriores

Tal y como éramos

Tal y cómo éramos 1991-1993

Tal y como éramos 1994-1995

Tal y cómo éramos 1996-1997

Tal y como éramos 1998-1999

Así éramos 2000-2001

Así jugábamos

Así jugábamos 1991-1993

Así jugábamos 1994-1995

Así jugábamos 1996-1997

Así jugábamos 1998-1999

Juegos para el recuerdo

Juegos para el recuerdo 1991-1993

Juegos para el recuerdo 1994-1995

Juegos para el recuerdo 1996-1997

Juegos para el recuerdo 1998-1999

Y además