Ir al contenido principal

Traspasos en FIFA 21: trucos y consejos para gestionar mejor los ojeadores en el modo Carrera

FIFA 21
Te damos las mejores recomendaciones para triunfar con los traspasos en FIFA 21, tanto si quieres jugadores en propiedad o solo en préstamo, e igualmente te ayudamos a gestionar mejor a los ojeadores durante el modo carrera.

El modo carrera de FIFA 21 ha mejorado respecto a la anterior entrega, y ahora se nos permite no solo gestionar mejor el crecimiento de nuestros futbolistas sino también buscar nuevos talentos haciendo uso de los ojeadores y después sacando partido también del mercado de traspasos.

La gracia del modo carrera es llevar a nuestro equipo de ensueño, el del barrio, a lo más alto, y también recoger esos frutos que hemos plantado durante los últimos años desde la academia juvenil.

Todo lo anterior solo es posible si sabemos sacar partido de los ojeadores, lo que nos va a permitir conseguir fichajes de talento que debemos después hacer crecer gracias a los entrenamientos.

Ya puedes comprar las camisetas oficiales de tus equipos favoritos

Traspasos en FIFA 21: trucos y consejos para gestionar mejor los ojeadores en el modo Carrera

Cómo conseguir más juveniles de alta calidad

Pues bien, si quieres conseguir más jugadores juveniles debemos ir a Personal juvenil y contratar a un ojeador. Cada ojeador tiene una calificación en dos áreas como es la experiencia y el juicio. Date cuenta que la experiencia determina cuántos jugadores puede encontrar dicho ojeador cada mes y la probabilidad del jugador requerido, mientras que el juicio influye en la calidad de los jugadores que se van encontrando.

Una vez que hayamos contratado a un ojeador, debemos configurar su red de exploración eligiendo los mejores lugares en los que debe buscar talento, que a nuestro juicio son los siguientes:

  • Brasil y Argentina
  • Italia, España y Portugal
  • Europa central (incluida Alemania, Francia y Bélgica)
  • El resto del sur de Europa (incluida Croacia, Grecia y Turquía)
  • La región 'Resto de Europa' (como Polonia, República Checa y Serbia)

A partir de ahí podemos gestionar otros parámetros como la duración de la exploración que contra mayor sea más posibilidades tendremos de que se nos acaben encontrando grandes talentos.

FIFA 21

Evidentemente también tenemos que elegir qué tipo de jugador debe buscar el ojeador, entre los que se encuentran: técnicamente dotados, extremos, físicamente fuertes, gestión de juego, portero, atacante y de mentalidad defensiva.

Si lo has hecho bien, al mes recibirás un informe por puesto de los jugadores que ha encontrado nuestro ojeador y podrás elegir si los inscribes o no en tu academia juvenil.

La idea es que busques jugadores con altos parámetros de potencial, dado que si bien su valoración media actual sea baja, lo que importa es lo que pueda pasar en los próximos dos o tres años. De esta manera, si ves por ejemplo un juvenil con un potencial de 90 para arriba, añádelo a la academia sin ninguna duda.

Eso sí, no siempre se cumple la valoración potencial, dado que el juego usa un sistema de potencial dinámico que puede acabar variando para arriba o para abajo según las actuaciones del jugador durante los próximos meses.

Mercado de transferencias

Si quieres vender uno de los jóvenes talentos que ya haya despuntado o cualquier otro jugador, es importante que saques provecho del mercado de transferencias.

También podemos utilizar el mercado de transferencias para buscar jugadores teniendo la ayuda del ojeador. Así que puedes irte a la pestaña de transferencias, seleccionar el jugador en el que estés interesado y pedirle al ojeador que empiece a echar un vistazo.

FIFA 21

Pasado un tiempo, recibirás un informe con el consejo del ojeador para saber cuánto pujar por dicho futbolista.

Ahí comenzaría una negociación y tenemos las siguientes opciones:

  • Tarifa de transferencia de oferta, que básicamente es realizar una oferta aconsejada previamente por nuestro ojeador y esperar a ver si es bien recibida.
  • Cambios de jugador, es básicamente si queremos fichar a un futbolista deshaciéndonos de otro que tengamos en el equipo, un trueque por decirlo así. También podemos elegir si pagar parte del traspaso con dinero o incluso que nos paguen a nosotros si nuestro jugador es más valioso que el objetivo.
  • Agregar cláusula de venta, que es básicamente para intentar convencer al equipo rival del traspaso, ofreciéndole un porcentaje de un futurible traspaso.

Date cuenta que el negociador del otro equipo puede regresarnos con una contraoferta, y a partir de ahí pueden darse distintas modificaciones. 

Acordando el contrato con el futbolista

Una vez que hayamos conseguido que la negociación sea satisfactoria, ahora tenemos que llegar a un acuerdo con el propio futbolista que se va a unir a nuestras filas.

  • Podemos elegir el rol del jugador que va desde el rol más bajo hasta el más alto, y debes elegir un rol apropiado porque si le ofreces un rol muy bajo es probable que acabe rechazando la oferta.
  • En la duración del contrato esto varía de un año a cinco, y contra más años le ofrezcas al futbolista más posibilidades hay de que se una a tu equipo.
  • Cláusula de rescisión, si bien es bueno que lo elimines en las negociaciones, hay algunos fichajes que únicamente van a poderse hacer si le pones una cláusula, y contra más baja más fácil será que la acepte.
  • Salarios, como entenderás contra más le pagues al futbolista más opciones hay de que acabe definitivamente firmando por tu equipo.

Todo el proceso anteriormente explicado es para fichajes en propiedad, pero también podemos hacer ofertas para cesiones, y en ese caso puede ser únicamente cesiones o bien cesiones con opción de compra que sería lo más adecuado si nos estamos llevando a un futbolista importante.

Evidentemente todo lo explicado anteriormente es para llevar el proceso manualmente, pero si te aburres o no tienes tiempo, siempre puedes delegárselo al subdirector. Eso sí, puedes elegir una serie de características concretas para que el subdirector negocie y no se pase de presupuesto.

Por último es aconsejable que empieces a realizar ofertas de traspasos o de préstamos en cualquier momento de la temporada, y no solo durante la ventana de fichajes. Esto te dará mayores opciones para negociar de forma tranquila los distintos contratos sin que las semanas se nos echan encima.

Ahora ya sabes cómo gestionar mejor todos los traspasos en FIFA 21, incluso cómo configurar a nuestros ojeadores para que nos consigan el talento más joven para dotar de juventud y futuro a nuestro equipo en el modo carrera.

Recuerda que también puedes calentar motores con nuestra guía general de FIFA 20, aunque ya te hemos ido adelantado muchos datos útiles para jugar a FIFA 21:

Guía y trucos de FIFA 21